Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
“incumplimiento” del acuerdo de coalición

El PNV de Irun se siente “expulsado” del Gobierno y da por roto el pacto

La formación jeltzale atribuye a Santano el “incumplimiento” del acuerdo de coalición
Dirigentes jeltzales y socialistas de la CAV reducen el impacto de la crisis de Gobierno al ámbito local

Jurdan Arretxe - Jueves, 25 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

votos |¡comenta!
Rueda de prensa del PNV de Irun por la ruptura del pacto con el PSEVER VÍDEOReproducir img

(Ruben Plaza)

Galería Noticia

  • Rueda de prensa del PNV de Irun por la ruptura del pacto con el PSEReproducir
  • Los concejales del PNV en Irun José Enrique Corchón, Lourdes Larraza y Xabier Iridoy, con el presidente de la junta local del PNV, Lander Ugartemendia, ayer.

Irun- Apenas 20 horas después de que el alcalde de Irun, José Antonio Santano (PSE), cesara de sus funciones al edil de Urbanismo, Xabier Iridoy (PNV), al perder la confianza en su gestión, la formación jeltzale de la ciudad compareció ayer para anunciar que “cesando a Iridoy, Santano expulsa a todo el PNV del Gobierno municipal”, con lo que el acuerdo entre socialistas y jeltzales queda roto a poco más de un año de las elecciones y el Ejecutivo pierde la mayoría absoluta. Esta decisión, sin embargo, no tendrá réplicas en otras instituciones a tenor de lo dicho por dirigentes de ambas formaciones.

“No entendemos que el alcalde lleve a Irun a esta situación de inestabilidad institucional, estado que perjudica gravemente el desarrollo de proyectos que la ciudadanía irundarra necesita”, aseguró el presidente de la junta local del PNV, Lander Ugartemendia, que denunció que el primer edil “ha antepuesto sus intereses personales por encima de Irun, perjudicando así a toda la ciudadanía irundarra y demostrando su poca capacidad de hacer política”.

“Cesando a Xabier Iridoy, Santano expulsa a todo el PNV del Gobierno municipal”, avanzó Ugartemendia, que fue quien anunció la decisión -en una comparecencia en la que respaldó al también portavoz del PNV en el Consistorio y a los otros cuatro ediles jeltzales de la Corporación.

Acto seguido, fue el propio Iridoy quien, tras recordar que las relaciones entre ambos socios de gobierno “nunca han sido fáciles” (lo que, a su juicio, se agravó después de que “el propio Santano o alguien bajo su indicación filtrara en julio de 2017 a un medio de comunicación” el traslado de las instalaciones deportivas de Plaiaundi), defendió su papel en la reordenación urbanística de Korrokoitz, el último “desencuentro”.

“Conozco perfectamente como delegado de Urbanismo los trámites necesarios para la aprobación de un plan especial y en ningún momento he hablado de un acuerdo para la aprobación del plan especial. Eso le corresponde al Pleno”, aseguró Iridoy. Según explicó, el acuerdo, “en estricto cumplimiento de los criterios y objetivos generales que marca el Plan General”, lo alcanzó el “equipo mixto de técnicos de la propiedad y del Ayuntamiento” y fue aprobado por “unanimidad” por el conjunto de propietarios en el que estaba representado el 78% de estos.

La disputa entre PSE y PNV ha residido, sin embargo, en que el acuerdo que presenta la propiedad y anuncia Iridoy no tenía el preceptivo informe técnico municipal, aunque el portavoz jeltzale insistió ayer en que el documento “incorpora los aspectos claves de la ordenación del ámbito y, sin duda, se plasmarán en los informes que los técnicos municipales han trabajado durante meses dando por válida esa ordenación”.

Lo sucedido con este ámbito de Korrokoitz, una reordenación que puede afectar a 16.000 metros cuadrados de la Parte VIeja, ha sido el “detonante final” de choques “siempre en relación con comunicar los avances de los proyectos que gestionaba el PNV en este Gobierno”.

“Desde el inicio del mandato no hemos tenido una información ni una relación preferente en este Gobierno”, aseguró Iridoy, que añadió que “en muchas ocasiones los temas nos llegaban al mismo tiempo que al resto de grupos políticos” de la oposición como consecuencia de “un modelo de relación y trabajo no colaborativo”.

El portavoz municipal del PNV denunció también “la falta de palabra e incumplimiento de compromisos adquiridos por parte de Santano”, para concluir, como hizo Ugartemendia, que el alcalde “ha sido el que ha incumplido el pacto de Gobierno y ha expulsado al PNV”.

Más allá de esta afirmación, Iridoy no concretó el futuro de las dos delegadas del PNV que siguen en sus cargos (responsables de Policía Local y Convivencia, y Recursos Humanos y Servicios Generales;y Euskara, Educación y Juventud): “Es una cuestión que tenemos que consultar con los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento”.

Dos son las opciones más factibles: que el alcalde también releve a las ediles en la reordenación de tareas que debe acometer tras cesar a Iridoy -que en la web municipal ayer constaba como segundo teniente de alcalde y delegado de Urbanismo y Vivienda- o que las dos delegadas renuncien “por coherencia”, según fuentes jeltzales. En principio, no asistirán a la Junta de Gobierno de esta mañana, la primera tras la crisis de Gobierno, y lo más probable es que las incógnitas queden resueltas en las próximas horas.


Crisis local y controlada El desenlace de ayer, previsible tras la crisis de Gobierno que abrió el primer edil el martes cuando relevó al que es también portavoz municipal del PNV de sus funciones al haber “perdido la confianza” en su gestión, supone la primera ruptura de una coalición entre socialistas y jeltzales, la fórmula que marca la política vasca desde la anterior legislatura autonómica y se consolidó en el escenario foral y municipal de 2015.

La ciudad del Bidasoa fue una de las últimas plazas en las que se alcanzó el acuerdo, como recordó ayer Iridoy: “El acuerdo no fue fácil. En Donostia o la Diputación se consiguió el pacto y aquí hasta la víspera del Pleno decisivo no se firmó el acuerdo. Fue in extremis, y no por nuestra parte”. En su comparecencia de urgencia del martes, José Antonio Santano también repasó algunos de estos episodios, como el del mes de diciembre a cuenta de los presupuestos, y que Iridoy ayer también abordó.

Con la retirada del apoyo de los cinco ediles del PNV, el Gobierno municipal vuelve a ser monocolor y pierde la mayoría absoluta de quince sobre 25 concejales que tenía. Iridoy evitó entrar ayer a valorar la nueva relación con la oposición: “En este momento no estamos en esa reflexión. El futuro dirá”.

Con las cuentas de 2018 aprobadas por PSE, PNV y las dos ediles del PP, y las municipales en mayo de 2019 -formaciones como el PNV prevén perfilar sus candidaturas esta primavera-, los grupos otean el final de un mandato al que, entre el puñado de decisiones clave, le queda la inminente sobre Plaiaundi, un factor más que ayuda a entender esta ruptura.

En cuanto al escenario general, el presidente de la junta local aseguró que el de Irun se sitúa en “un acuerdo marco con el PSE en las demás instituciones, pero es el PSE quien ha incumplido el acuerdo”, aunque cuestionado al respecto, Ugartemendia rechazó entrar en si esta ruptura puede tener otras afecciones: “No nos corresponde valorarlo”.

Quienes sí lo hicieron fueron dirigentes del PNV y el PSE para cerrar la puerta a una hipotética concatenación de escaramuzas. El portavoz foral, Imanol Lasa declaró que esta “crisis localizada” en un municipio, “en ningún caso va a salpicar a otras instituciones”, en las que consideró dentro de la normalidad que “divergencias y diferencias haya todos los días en muchos ayuntamientos y en la propia Diputación”. Mientras la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, ahondó en esta línea al señalar que “lo que sucedió en Irun queda en Irun. Es el propio alcalde quien mejor puede explicar lo sucedido. El PSE y el PNV no tenemos nada que decir ahí. Es un caso de Irun”.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902