Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Patronal y sindicatos sellan la paz

Un acuerdo de última hora salva a Gipuzkoa de la huelga de la limpieza que amenazaba con sembrar el caos

Patronal y sindicatos sellan la paz tras una negociación que garantiza a los trabajadores recuperar el poder adquisitivo perdido en tiempos de crisis
El plazo expiraba ayer por la noche

Jorge Napal Iker Azurmendi - Miércoles, 20 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

votos |¡comenta!
Una representación de los trabajadores del sector de la limpieza, ayer, tras la reunión en el Consejo de Relaciones Laborales.

Una representación de los trabajadores del sector de la limpieza, ayer, tras la reunión en el Consejo de Relaciones Laborales.

Galería Noticia

  • Una representación de los trabajadores del sector de la limpieza, ayer, tras la reunión en el Consejo de Relaciones Laborales.

donostia- Era el último cartucho, apenas quedaban cinco horas para que expirara el plazo de negociación, con una huelga indefinida en el sector de la limpieza que amenazaba con sembrar el caos en Gipuzkoa durante estas Navidades. La dura pugna que han mantenido las organizaciones patronales con los trabajadores se libró ayer hasta el último segundo, finalmente, con un preacuerdo sobre el convenio colectivo satisfactorio para ambas partes.

Gipuzkoa respira así un poco más tranquila, teniendo en cuenta la envergadura del problema que se podía haber creado, con graves consecuencias sanitarias y de degradación del Medio Ambiente debido a la descomposición de residuos orgánicos.

La huelga afectaba al 60% del territorio, incluidos importantes municipios como Donostia, Irun, Hernani, Zumarraga y Tolosa. El cese de la actividad incluía, entre otros, al sector de servicios de limpieza pública viaria, de riegos, de recogida domiciliaria de basuras, vertederos de residuos sólidos urbanos, así como su tratamiento y eliminación.

La negociación para evitar semejante desastre se prolongó hasta el último día. Con ese preocupante telón de fondo discurrió otra intensa jornada de negociación en la que se jugaba el poder adquisitivo de 1.200 trabajadores.

La cuenta atrás proseguía. El reloj se iba a parar a las 21.00 horas y ya no cabían medias tintas. Había llegado el momento de la verdad. UGT, tal y como había anunciado el día anterior, confirmó que se desvinculaba de la convocatoria de huelga. CC OO finalmente también lo hizo, de modo que la mayoría sindical conformada por ELA -un 62,96% de representación en la mesa negociadora- y LAB (14,11%) fue la única dispuesta a seguir adelante hasta las últimas consecuencias.

El teléfono sonó a mediodía. Era la patronal, que convocaba a estos dos sindicatos a una reunión a las 16.00 horas, cinco antes de que finalizara el plazo de negociación. Algunas instituciones, convencidas de que ya no había nada que hacer, ya habían lanzado para ese momento advertencias a la ciudadanía para que durante los próximos días fueron especialmente cautelosos con la generación de residuos.

Pero el plazo de negociación no se había agotado. Sindicatos y patronal volvieron a verse las caras por la tarde en el Preco, el servicio de mediación de conflictos. Las organizaciones patronales del sector de la limpieza tomaban la iniciativa para desactivar la huelga.

Tras la reunión, tanto ELA como LAB y UGT valoraron un acuerdo “muy positivo” para el territorio que permite a los trabajadores recuperar “casi por completo” el poder adquisitivo que habían perdido en tiempos de crisis.

Había tres reivindicaciones principales a la hora de convocar la huelga: una regulación para poder ocupar vacantes, fijar en el convenio una ultraactividad indefinida y una tercera pata, la que se había convertido en el caballo de batalla durante los últimos días: el incremento de las tablas salariales por encima del IPC correspondiente a los años anteriores. Finalmente hubo entendimiento. Los contenidos logrados en el preacuerdo son los siguientes: los dos primeros puntos mencionados y, con respecto al salario, el acuerdo establece una subida del IPC para el 2016, del IPC más 0,1 % en 2017 y del IPC más el 0,2 % en 2018 y en 2019.

Representantes del sindicato ELA, satisfechos con el resultado de la negociación, recordaron que “las empresas intentaron que Donostia firmara un convenio a la baja y después amenazaron con dejar morir el provincial planteando negociaciones a nivel de contrata con contenidos superiores al provincial. El acuerdo demuestra que las empresas subcontratadas cuentan con margen para mejorar las condiciones de trabajo y salariales en toda Gipuzkoa”. Se desactiva así una huelga que había sido convocada con carácter indefinido coincidiendo con celebraciones tradicionales como la Fiesta de Santo Tomás, que se celebra mañana. Ante la falta de entendimiento entre patronal y sindicatos, el Gobierno Vasco había analizado las circunstancias del conflicto decretando unos servicios mínimos que finalmente no será necesario establecer.

“llueve sobre mojado”El enconamiento de posturas había suscitado preocupación en todo el territorio. La Mancomunidad de Debagoiena, que recientemente ha superado un conflicto laboral de características similares, tenía la sensación de ver llover sobre mojado. “Ya habíamos planteado la conveniencia de que el convenio provincial regulara el marco laboral, y una vez que habíamos superado el conflicto, nos vemos afectados de nuevo por un debate sobre la misma cuestión”, lamentaba ayer en declaraciones a este periódico Lander Arregi, responsable de Medio Ambiente en la Mancomunidad.

Debagoiena ya había remitido a los medios una nota, a la espera del resultado de la reunión de la tarde, en la que se dirigía a todos los ciudadanos, y especialmente a los comerciantes y hosteleros, para que mientras durara la huelga hicieran un esfuerzo en tratar de reducir el volumen y cantidad de residuos.

El establecimiento de los servicios mínimos también había generado malestar entre unos y otros. El primer edil donostiarra, que por la mañana mostró su “esperanza” de que el conflicto fuera resuelto, criticó que los servicios mínimos dictados por el Gobierno Vasco eran “muy mínimos”. Debagoiena mostraba su sorpresa en sentido contrario. “Nos parece injusto que los servicios se centren en Donostia”. Un debate, en cualquier caso, finalmente superado.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902