Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Verbomanía

Abrirse paso

Por Pablo Orlando - Jueves, 14 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 11:22h

votos |¡comenta!

La cámara graba la odisea de un cachorro de león de apenas dos meses. Ha nacido enclenque y, cada día que pasa, sus dos hermanos (una hembra y otro macho) le aventajan con mayor distancia en corpulencia y sociabilidad;tanto es así que se convierte en un inadaptado, y su madre le observa con ojos pacienzudos, desesperada, al intuir que, de seguir así, no sobrevivirá por mucho tiempo a la inexorable ley de la selva.

Siempre que ella sale a buscar sustento deja a los tres pequeñajos bien escondidos para que no sufran el mortal ataque de cualquier otro depredador. Pero llega un día en el que los dos hermanos más dotados, e inconscientes, deciden vivir una aventura y se escapan a jugar en la misteriosa y expuesta noche de los salvajes. Ruidos, gorjeos, aullidos y pisadas de ramaje, pero el infortunado cachorrillo que hasta ahora permanece en la quietud, en un arrebato de insolencia, decide pegarse una juerguecilla por su cuenta y riesgo.

Cauteloso, vaga desafiando a la luna hasta que, sorpresivamente, es encontrado por un grupo de jóvenes leones que, lejos de protegerle, comienzan a rugirle y a empaparle de saliva mientras le zarandean con sus zarpas como si fuese un cachivache, golpeándole hasta derrumbarle en varias ocasiones;pero el desconcertado leoncito consigue soportar la situación con valentía, hasta que en un momento estelar aparece su madre y le rescata de los macabros abusones.

Al día siguiente sus dos hermanos hacen cabriolas y se amamantan plácidamente mientras la leona descansa tras la ajetreada noche, pero ocurre que cuando el malherido se le acerca ésta se levanta rechazándole.

Pasan noches y amaneceres y todo sucede de igual forma: cuando va a mamar en compañía de sus hermanos su madre le repudia una y otra vez, hasta que comienza a padecer tal hambruna y deshidratación, que es incapaz de seguir al grupo.

Llega un momento en que el tenaz cachorro se queda solo, dando tumbos y desorientado en mitad de la sabana mientras su familia continúa el camino. Todavía no sabe que ellos le esperan en una charca muy cercana. Solo está viviendo su primera y necesaria gran lección.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902