Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Porfi Fisac | entrenador del delteco gbc

“Es el año más importante de la historia del club;tenemos que salvarlo económicamente y mantenernos en ACB”

Porfi Fisac se muestra satisfecho por cómo está compitiendo su equipo, pero echa en falta alguna victoria más. “Nos podrían hacer falta más adelante”, cree

Néstor Rodríguez - Sábado, 25 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:12h

votos |¡comenta!
La entrevista con Porfi Fisac tiene lugar en el Casino Kursaal, uno de los colaboradores del Delteco GBC. En la sesión de fotos, a la hora de elegir número en la mesa de apuestas, escoge el 17. “No es el objetivo, es más la ilusión, el número de victorias

La entrevista con Porfi Fisac tiene lugar en el Casino Kursaal, uno de los colaboradores del Delteco GBC. En la sesión de fotos, a la hora de elegir número en la mesa de apuestas, escoge el 17. “No es el objetivo, es más la ilusión, el número de victorias que me gustaría alcanzar”, dice, ambicioso. ( Iker Azurmendi)

Galería Noticia

  • La entrevista con Porfi Fisac tiene lugar en el Casino Kursaal, uno de los colaboradores del Delteco GBC. En la sesión de fotos, a la hora de elegir número en la mesa de apuestas, escoge el 17. “No es el objetivo, es más la ilusión, el número de victorias

donostia- El técnico segoviano, que se siente “empatado” con el club (dos ascensos y dos descensos) se centra lógicamente en la parcela deportiva, donde es el “responsable” en la confección de una plantilla que a, en principio, no quiere cambiar, aunque tampoco lo descarta, poniendo el foco en el rendimiento de Kenny Chery. Pero Fisac habla también de economía, de la afición, de los clubes y jugadores guipuzcoanos, y hasta de la instalación de baloncesto que debería tener Gipuzkoa. Sabe que, tras las penurias deportivas y económicas pasadas durante muchos años, este curso es clave para que el proyecto vuelva a cuajar. Por ahora, el GBC tiene tres victorias y saca dos al descenso.

Estamos en el primer parón de la Liga ACB. ¿Qué balance hace de las nueve primeras jornadas?

-La sensación en cuanto a clasificación es que estamos más o menos estables, pero la sensación que tengo yo es un poco de tristeza, porque el grupo se ha merecido tener alguna victoria más, así que en el fondo no me siento a gusto con el número de triunfos que tenemos porque más adelante igual nos hace falta alguno. En esta liga puedes tener otra racha mala de cuatro o cinco partidos y es bueno tener un colchón.

Han jugado varios partidos de final apretado, y solo han ganado uno. ¿Es falta de experiencia o algo más?

-No he sabido decirles a mis jugadores dónde queríamos poner el balón en esas jugadas, cosa que hemos hecho muy bien durante 30 minutos casi todos los partidos, jugando con mucho criterio. El equipo me da tranquilidad porque es inteligente jugando, pero en los finales cometemos fallos tontos. Contra el Bilbao Basket de repente dejamos a Mumbrú solo y nos mete un triple, Norel falla dos tiros libres en Badalona, el día contra el Murcia en Illunbe Norel y Jordan no meten dos bandejas... Son cosas que no podemos fallar. El día de Unicaja, por ejemplo, lo tuvimos muy claro. Tengo que seguir ayudando a mis jugadores a jugar bien los finales.

¿Pensaba que el equipo iba a competir así de bien? A algunos nos ha sorprendido gratamente.

“No estoy a gusto porque creo que el grupo ha merecido alguna victoria más;sigo pensando que las vamos a pasar canutas”

-A mí también, por la falta de experiencia de varios jugadores en la ACB. Por eso me fastidia algún resultado. Tenemos talento para meter 80 puntos y el último día contra le Joventut nos quedamos en 67. Sigo pensando que las vamos a pasar canutas, que va a ser un año difícil. Nos falta sufrir un poco más como grupo. Tenemos que ser más conscientes de las limitaciones que tenemos para superarlas, porque no somos nadie en esta liga. No podemos pensar que está todo hecho.

Le está costando encontrar con sus quintetos el equilibrio entre defensa y ataque. Con Chery y Swing, por ejemplo, el equipo sufre atrás.

-Si meto a los dos, estoy jodido atrás. Por eso les digo: “Cuando jugáis, si no metéis 20 puntos lo tenemos mal porque el rival nos va a hacer 17”. Con los dos juntos nos está costando jugar. Chery es americano aún, tiene de plazo hasta mediados de diciembre que si no se saca el pasaporte de Haití (con lo cual sería Cotonou y no contaría como extracomunitario en la ACB) lo podemos cortar. Nos cuesta jugar con ellos intensos en los dos lados. Con Fede Van Lacke o Joan Pardina jugamos más sólidos atrás. Pero no tenemos tantos jugadores que generen juego. Tenemos que seguir trabajando para lograr ese equilibrio.

Me ha puesto en duda la continuidad de Kenny Chery...

-El 15 de diciembre tendremos que decidir si sigue hasta el final de temporada ocupando plaza de americano. Lo normal es que no hagamos cambios, pero es él quien lo va a marcar. Si lo tenemos como americano es porque nos interesa. Y si hay opción de corte, será porque no cuesta dinero al club. Nuestra idea es no cortar a nadie, pero tenemos esa opción ahí. Estoy a gusto con la plantilla y no esté en mi mente cambiar a nadie, pero esto es como todo, pierdes seis partidos y piensas otra cosa.

Entonces, ¿le gustaría reforzar el equipo?

-Siempre he pensado que el equipo puede tener alguna carencia en el puesto de alero. Hay dos jugadores, Salvó y Pardina, que sabíamos que les podía costar adaptarse a la liga, aunque creemos mucho en ellos. Si reforzamos ese puesto, sería ir en contra de lo que creíamos al principio, pero el club tiene que estar preparado. ¿Tenemos la opción de hacer algún cambio? Si hay que hacerlo se podría hacer. Los jugadores tienen talento, necesitan experiencia y para eso hace falta confianza y minutos. Y los americanos tienen que meter puntos.

“Si no logra el pasaporte antes del 15 de diciembre, tendremos que decidir si queremos a Chery hasta final de curso como americano”

Vamos con otros nombres propios. Le ha dado los galones de base titular a Dani Pérez.

-Quería un base director y me decido por Dani, porque creo mucho en sus cualidades. Con él en pista, los otros cuatro son mejores, genera tiros cómodos. Y como recambio, la idea era buscar un jugón que no ocupara puesto de americano. Fichamos a Kenny con opción de sacarse el pasaporte. En principio iba a tenerlo para septiembre, luego para octubre...

Jordan Swing. En cuanto el Betis lo cortó, fue a por él.

-Para esa posición teníamos una cantidad de dinero muy concreta. Sé que tiene carencias, pero también talento. Tiene que adaptarse a la liga porque le van a defender muy fuerte. Necesito que meta todos los días, no un día sí y otro no. Es un primer espada para nosotros. Se cayó la opción de Mike Carlson por su lesión, así que esa posición de americano que iba para el juego interior decidimos cubrirla con Jordan. Y de momento nos ha salido bien.

Henk Norel es el gran fichaje del verano.

-Lo bueno es que le hemos firmado dos años. Me extraña que los árbitros no lo están respetando. Recibe muchas faltas, igual que Jordan. Henk iba a salir de Zaragoza y yo tenía claro qué base y qué pívot quería. Tuvimos la fortuna de que quiso venir, hablé con él y le gustó el proyecto. Lleva diez temporadas en la liga pero solo tiene 30 años. Tiene mucho recorrido por delante. Le está perjudicando la fascitis plantar porque no puede entrenar a diario.

La plantilla la ha hecho usted.

“No he tenido ningún impedimento para hacer el equipo, salvo el dinero, que era poco;si esto sale mal, soy el responsable”

-Sí, soy el responsable. Bully Oyón también ha empezado con esas tareas este verano. Si esto sale mal, soy el responsable.

Si sale bien, también.

-No he tenido ningún impedimento a la hora de hacer el equipo. Lo único que me dijeron desde el club es: “Hay este dinero para hacer la plantilla”. Hostia, es muy poco. Pero lo hemos cogido a rajatabla. En ese aspecto, estamos haciendo bien las cosas desde el año pasado. Hemos hecho contrato de varios años a los jugadores, pero con cláusulas de corte en caso de descenso porque no queremos hipotecar el club.

Varios de los jugadores que ha fichado ya habían estado con usted en otros equipos.

-A Henk o Daniel Clark no los conocía. Había entrenado a Fakuade y a Dani Pérez y tenía claro que eran jugadores de nivel ACB. Con el que más he estado es con Fede Van Lacke. Quería un veterano que se sintiera joven, con ganas de jugar y de ayudar a los chavales. Hablé con varios veteranos, incluído alguno que ya había estado en el GBC. Fede es el que más me atraía. Es un diez en todo.

¿Habló con Andy Panko?

-Sí. Pero no podíamos acceder a su caché. Le gustaba la idea de venir y era una de las primeras opciones que barajamos. Ha bajado mucho su caché desde los años que estuvo aquí, pero lo que pedía seguía siendo inaccesible para nosotros.

“El mínimo de espectadores tiene que estar entre 3.000 o 4.000;si no lo conseguimos, igual hay que pensar qué hacemos con el proyecto”

Solo hay un guipuzcoano en plantilla, Oroz. Un año más, al GBC le cuesta tener más jugadores de casa.

-Tengo mucha confianza con el Easo. Hay más clubes en Gipuzkoa, como el Iraurgi, que están trabajando muy bien. Un jugador no puede estar solo por el carnet, tiene que foguearse. Mikel Motos, por ejemplo, mañana o pasado puede estar aquí, pero necesita jugar y demostrarlo. Gipuzkoa tiene un proyecto de cinco o seis chavales que pueden llegar a jugar en la ACB, pero por ahora son proyectos, incluyendo ahí a Oroz y Gaizka Maiza. Los dos que más opciones tenían de estar en ACB eran Julen Olaizola y Mikel, pero llevaban demasiados años sin jugar y era bueno que jugaran.

Por tanto, ¿la generación de Motos, Olaizola y Darío Brizuela no está descartada para volver al GBC?

-A Brizuela lo hemos tocado muchas veces, pero no nos han dejado. ¿Descartados? Ni mucho menos. A Julen le dije: “Siento que estés en la ACB con el mismo papel que tenías aquí”. Mikel ha sido listo y creo que lo puede llegar a conseguir, ojalá vuelva a la ACB en el equipo de su casa. La relación con todos desde el club es buena, no es fácil estar en un sitio donde no juegas y tener buen feeling con un entrenador que no te saca, pero cada año es una nueva historia. Espero que en dos o tres años podamos tener tres o cuatro guipuzcoanos, pero que sea para jugar. Si Oroz está este año, es porque creo que puede jugar.

¿A Maiza lo ve el año que viene en ACB?

-Puede ser, me gusta mucho, es un tío talentoso, Xabi Beraza y Mikel Sanz también pueden llegar. A ver cómo responde Oroz durante todo el año, si se hace con ese puesto habrá que pensar qué es lo mejor. En esa posición de base, entre los dos alguno llegará a buen nivel.

Siempre que le preguntamos por los jugadores o clubes guipuzcoanos habla del Easo. ¿No debería un club como el GBC tener una mira más amplia hacia todo el territorio?

“Hay que tener una vinculación con todos los clubes guipuzcoanos;se están poniendo las bases de esto con la Diputación”

-Hay que intentar tener una vinculación con todos, incluido el Askatuak. Se está trabajando con la Diputación y poniendo las bases para un proyecto con los clubes de Gipuzkoa. Hablo del Easo porque es el que más me está ayudando ahora, pero hay que tener acuerdos con más clubes. Me encantan el Zarautz, el Ordizia, el Mondragón, en Donostia están también el Atlético o el Askatuak... Y tiene que haber una grada de baloncesto en Illunbe, con chavales de estos clubes.

¿Es fluida la relación con Iraurgi?

-Ha habido años que no ha habido feeling, no voy a entrar a valorarlo, pero ahora lo tenemos claro con Xubi (director general del Iraurgi). Se llegó fácil a un acuerdo por Gaizka e hicimos también una oferta a su hijo, Aitor, que prefirió aceptar la de Bilbao, lo cual es muy respetable. Tenemos una buena relación con Iraurgi tanto yo como el club.

Sigue costando llevar a la afición a Illunbe.

-La gente está desencantada con los últimos años del club. El año pasado dije: “Vamos a empezar de cero”. Ahora mismo hay 3.000 o 4.000 personas que podríamos tener, pero hay condicionantes: por un lado, el pasado y el no conocer a los jugadores. Esto se soluciona ganando y creando una identificación. Por otro lado están la instalación, que no es cómoda, y que desde el club no hemos prestado la suficiente atención a aumentar el número de abonos. No sé si son caros o baratos. Vamos a ir creciendo poco a poco, ya somos 2.000 y pico, pues no podemos dejar que se vaya nadie ya. El club lo está intentando, viendo qué puede ser lo mejor, pero todavía no estamos en lo que debe ser un proyecto con un mínimo de espectadores, que es estar entre 3.000 y 4.000. Si no lo conseguimos, igual hay que pensarse qué hacemos.

Teniendo en cuenta la situación económica de la que viene el club, la salvación deportiva parece la única manera de que este proyecto siga con vida.

-Por eso en verano fui tan insistente con que una continuidad en LEB era casi cerrar el proyecto. ¿Qué vendes después de ascender? Lo único era cambiarlo y hacer un proyecto de guipuzcoanos, con técnicos y jugadores de casa, y jugar en LEB Oro. Eso sí se podía vender. Esta temporada es trascendental, nos puede hacer cambiar el futuro del club. Hay que salvar el año económicamente en los números que estamos, intentando no hacer sobregastos, y mantener al equipo en ACB como sea, porque pueden volver a llegar años buenos de patrocinadores y afición. Y para eso hay que lograr que la gente siga hablando bien de la parcela deportiva y que no haya malas noticias económicas, que no haya impagos. Ahora estamos al día. Y luego trabajar con los clubes y jugadores guipuzcoanos. Son las tres patas de un futuro interesante. Es el año más importante de la historia del club. Igual que la instalación, Gipuzkoa necesita una buena instalación. Que haya deporte y que vengan eventos, conciertos. No podemos permitirnos estar tan lejos en instalaciones de Bilbao y Vitoria.

La salvación es también un reto personal para usted.

-Cada año es distinto. El primer año cometí muchos errores de inexperiencia. Me siento empatado con el club y lo que quiero transmitir ahora es ilusión. Cuando deje el GBC, que sea un club con ilusión, con ganas de hacer cosas diferentes. Me siento a gusto con el club, le he devuelto lo que le he quitado, he sido partícipe de lo bueno y de lo malo. Hace dos años sabía a lo que venía. Fue muy difícil: impagos, cambio de jugadores... Pero ahora estamos al día. Antes salía por ahí y la gente me decía: “Oye, tu club me debe dinero”. Eso se está solucionando.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido


COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902