Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Todos los hospitales vascos aplicarán la medida de no dar el número de habitación

Osakidetza asegura que se adopta para mejorar la intimidad de los pacientes que se encuentren ingresados

Concha Lago Esti Veintemillas - Miércoles, 9 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Un cartel en el Hospital Donostia informa de la imposibilidad de facilitar los datos de los pacientes ingresados en el centro.

Un cartel en el Hospital Donostia informa de la imposibilidad de facilitar los datos de los pacientes ingresados en el centro. (Foto: Esti Veintemillas)

Galería Noticia

Un cartel en el Hospital Donostia informa de la imposibilidad de facilitar los datos de los pacientes ingresados en el centro.

Donostia- La decisión adoptada en el Hospital Donostia, y adelantada ayer por este periódico de no facilitar el número de habitación de los pacientes en virtud de la Ley de Protección de Datos, será puesta en marcha de manera progresiva en los distintos hospitales vascos de la red pública. Esta medida obedece a la línea estratégica que ha implantado Osakidetza en aras de “preservar y mejorar la intimidad de los pacientes”. Desde el Servicio Vasco de Salud, se precisó ayer que “la medida será aplicada durante los próximos meses y de forma progresiva en las distintas organizaciones sanitarias, en función de la complejidad de las mismas”.

Así, los hospitales públicos no permitirán que sus Servicios de Información o Admisión faciliten datos sobre las personas ingresadas, ni siquiera a los propios familiares directos. Y solo se proporcionará esa información si el paciente lo autoriza expresamente. La Ley Orgánica de Protección de Datos es taxativa y obliga a implantar medidas de seguridad y confidencialidad no solo referidas a las historias clínicas de los pacientes, sino también en todo lo relativo a la información sanitaria.

La iniciativa sembrará, presumiblemente, el descontento entre los usuarios. “Seremos los paganos del enfado de las visitas cuya frustración recaerá exclusivamente en los trabajadores que están al pie del mostrador, los cuales, por otra parte, no tienen más opción que cumplir las instrucciones recibidas”, aseguró ayer una empleada consultada.

El director gerente de la OSI Barrualde-Galdakao, Jon Guajardo, admite que “hasta ahora no teníamos un criterio unificado sobre si se debía facilitar o no la identidad del paciente y se hacía necesario homogeneizar este asunto”. A su juicio, “es un problema porque los derechos de unos, los pacientes, colisionan con los intereses de otros, en este caso, las visitas”. “El enfermo tiene todo el derecho a mantener la confidencialidad de sus datos y por otra parte, está la consideración que el centro debe tener hacia las visitas”.

“Lo ideal -añade- sería preguntar a los pacientes si quieren o no que se de a conocer esa información”, indica. “Ya sé que muchos opinarán que es una solución muy burocrática y aunque el 95% crea que no tiene ningún sentido, nos vemos obligados a hacerlo para velar por los derechos de todos”.

Guajardo reconoce que hasta ahora en su hospital se ha sido flexible, aunque ya se habían adoptado algunas medidas como evitar decir el nombre en voz alta en la consulta. En este sentido, admite que son muy pocos los pacientes que han podido llegar a protestar por la difusión de esta información.

El debate no se circunscribe solo a los hospitales públicos. Los privados se enfrentan a la mista tesitura. De hecho, el Hospital Quirón ya avisa en su página web que, de conformidad con la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos, el hospital no facilita información, e insta a los ingresados a que faciliten a sus visitas el número de su habitación.

Consentimiento expresoLos hospitales están obligados a garantizar no solo la confidencialidad de los servicios sanitarios que prestan sino también la identidad de la persona ingresada. La exhibición de esa identidad, por ejemplo, en una tarjeta de visitas que le identificaría como enfermo, requeriría su consentimiento expreso, tal y como deja claro el gabinete jurídico de la Agencia Española de Protección de Datos.

Conforme a una sentencia de 2006, “este consentimiento debe ser expreso, no admitiéndose por tanto ni el consentimiento tácito ni el presunto. Y por consentimiento expreso hemos de entender aquel que se obtiene de una declaración inequívoca por parte del interesado”.

Sin embargo, dicha resolución aclara que “si pudiera conseguirse el control de las visitas por cualquier otro procedimiento, sin necesidad de dar a conocer la identidad del enfermo, debería optarse por dicha fórmula no incurriendo en una cesión de datos innecesaria”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902