Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Lavillenie contra el destino

ccampeón olímpico en 2012 y dominador de la pértiga durante el último lustro, el galo busca hoy el único título que falta en su palmarés tras un año difícil

Un reportaje de Marco Rodrigo - Martes, 8 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Renaud Lavillenie supera el listón durante la calificación del pasado domingo en Londres.

Renaud Lavillenie supera el listón durante la calificación del pasado domingo en Londres. (Efe)

Galería Noticia

Renaud Lavillenie supera el listón durante la calificación del pasado domingo en Londres.

Por mucho que esté viviendo un año complicado, por mucho que una lesión retrasara el inicio de su temporada, por mucho que afronte la final de esta noche (20.35 horas, Teledeporte) en la cuarta plaza del ranking de 2017, por mucho que sobre el papel haya llegado a Londres sin el papel de favorito, hablar de salto con pértiga durante el último lustro ha sido hablar del francés Renaud Lavillenie. Su palmarés quita el hipo. Cuatro títulos europeos bajo techo. Tres oros continentales al aire libre. Dos Mundiales indoor. Un oro olímpico, conquistado en 2012. Un dominio casi abusivo de la disciplina en la prestigiosa Diamond League. Y un impresionante world record que apunta a permanecer intacto en el largo plazo, los 6.16 metros superados en 2014 en Donetsk, la casa del mito Sergey Bubka.

No deja de resultar curioso, sin embargo, que semejante carta de presentación no incluya ninguna victoria en Mundiales outdoor. Desde su irrupción en la elite, siempre ha estado en la batalla, pero nunca se ha llevado el gato al agua: bronce en 2009 (Berlín), tercero de nuevo en 2011 (Daegu), plata en 2013 (Moscú), y bronce otra vez hace dos años (Pekín). Y eso que en todas estas finales saltó 5.80 metros. O más. En Rusia, por ejemplo, superó los 5.89 para ser segundo. Se trata de una especie de maldición aún vigente que puede terminar hoy.

Hacer un repaso de los acontecimientos del año no invita a creer demasiado en ello. Lastrado por una dolencia que retrasó toda su preparación, Lavillenie no estuvo, para empezar, en el Europeo bajo techo de Belgrado. Y su posterior temporada en la mencionada Diamond League se traduce en un quiero y no puedo. Frecuentes han sido las imágenes televisivas mostrando al galo cabizabjo, meditabundo e incluso en lágrimas, porque las cosas no terminaban de salir. Todo ha coincidido además con la explosión definitiva del estadounidense Sam Kendricks (6.00 metros en los trialsde Sacramento), con el regreso al máximo nivel del polaco Wojchiechowski (campeón del mundo en 2011 y 5.93 el pasado julio en Lausanna) y con la irrupción del jovencísimo sueco Armand Duplantis.

Pero Lavillenie, que en la ciudad suiza estableció su marca de la temporada con 5.87, también tiene motivos para la esperanza. Tiago Braz, el brasileño que le batió en Río, no compite en Londres. Y el galo firmó además en la calificación del domingo una actuación inmaculada, nada que ver con los problemas de Kendricks y Wojchiechowski en alturas a priori asequibles. ¿Será hoy el día?


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902