Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Un viaje a contrarreloj en menos de cuatro horas

Desde Donostia, los órganos viajan a Cruces (Bizkaia) o Valdecilla (Santander), donde se realizan los trasplantes de la red vasca, pero si hay una urgencia, su destino puede ser cualquier hospital del Estado;desde que se extrae un corazón sobrevive solo cuatro horas.

Un reportaje de Ana Úrsula Soto. Fotografía Javi Colmenero - Domingo, 6 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Lucia Elosegi, en el box 6-7 de la UCI del Hospital Universitario Donostia, que se suele reservar para los donantes.

Lucia Elosegi, en el box 6-7 de la UCI del Hospital Universitario Donostia, que se suele reservar para los donantes.

Galería Noticia

Lucia Elosegi, en el box 6-7 de la UCI del Hospital Universitario Donostia, que se suele reservar para los donantes.

Lucia Elosegi, una de las coordinadoras de trasplantes del Hospital Universitario Donostia, habla por teléfono para gestionar el envío de un hueso desde el Centro Vasco de Transfusión y Tejidos Humanos de Barakaldo -donde han sido analizados y congelados a 80 grados-. Varias llamadas después, el envío está listo. “Mucho de nuestro trabajo es de oficina”, confiesa.

Los tejidos como los huesos y tendones, que utiliza el equipo de traumatólogos del hospital para ciertas lesiones, o las córneas que trasplantan en el Servicio de Oftalmología del Hospital, son también gestionadas por los coordinadores, aunque el huesoduro de roer son los órganos. Con ellos siempre hay una cuenta atrás en marcha, puesto que su vida es limitada. Desde la extracción, un corazón o un pulmón aguantan cuatro horas, un hígado seis u ocho, y los riñones, 24.

Además, el Hospital Donostia es un centro principalmente donador en lo que a órganos se refieren. Los riñones y el hígado se trasplantan en el Hospital de Cruces, el pulmón, el corazón y el páncreas, en el de Valdecilla (Santander), a dos horas de camino.

Salvo en el caso de los riñones, los propios equipos de los hospitales se trasladan a la capital guipuzcoana cuando hay un órgano disponible para extraerlo ellos mismos y llevárselo, generalmente, en ambulancia.

Todo comienza cuando los coordinadores como Elosegi reciben una llamada -que puede venir, incluso, de otros hospitales comarcales del territorio- de un posible donante.

Ellos se encargan de hablar con la familia. “Nosotros vemos como un derecho de todos poder ser donante después del fallecimiento”, afirma Elosegi, quien destaca todo lo “positivo” que supone este proceso, a pesar de la muerte de una persona. “Yo a las familias les suelo decir que su familiar se está yendo dando vida”, señala y añade que, en este sentido, han vivido “experiencias muy bonitas” con los familiares.

Solo el 8%-9% se niega. “Son casos muy concretos”, afirma la coordinadora. Cuando tienen el permiso, la siguiente llamada es al Centro Nacional de Trasplantes (CNT). “Ellos se encargan de hacer una distribución justa y equitativa de los donantes”, sostiene. Si no hay una “urgencia cero”, es decir, una persona que precisa de una donación de manera urgente y es compatible, los órganos que se extraen en Donostia se llevan a Cruces o Valdecilla para cubrir “nuestras listas de espera”.

Cuando el donante está listo para la extracción, pasa de la UCI a los quirófanos. Para entonces, el receptor del órgano ya está también preparado en su hospital a la espera de este bien tan necesario. “Aunque hayamos hecho una valoración de un donante con las analíticas y las ecografías, hasta que no vamos al quirófano y hasta que ese órgano no se ve, no se puede decidir si va a estar para trasplantar. Puede que los receptores estén preparados y luego tengan que irse a casa porque no vale”, explica la coordinadora.

Al contrario de lo que se suele pensar, los órganos no se trasladan en helicóptero “porque no puede viajar de noche fácilmente”. Generalmente, a Bizkaia y Santander van en ambulancia y si, por una urgencia cero, tienen que viajar más lejos, en avioneta desde Hondarribia. Aunque se aseguran de que el órgano llegue en buen estado, una vez en el hospital donde se va a trasplantar, la responsabilidad ya recae en el otro centro. “Al ser un hospital donador, nos encargamos de esta parte. Nuestro trabajo va a estar con el donante hasta el último momento, hasta que todo se termine en quirófano y que el cuerpo vaya en buenas condiciones al tanatorio. También hablamos con la familia”, afirma.

El contacto con el entorno del donante es muy importante, tanto antes como después. Incluso a veces tienen que trasladar el agradecimiento del trasplantado, que no lo puede hacer en persona. No hay que olvidar, como dice Elosegi, que la donación “es una puerta a la esperanza que depende de la generosidad”.

Las cifras

88

La OMS fijó hace un tiempo el objetivo de alcanzar los 40 donantes por millón de habitante (pmp), un objetivo basado en las listas de espera. El Estado consiguió en 2015 alcanzar esa cifra, mientras que en Euskadi ese año era de 58,2 y en Gipuzkoa, de 70.

Tasas

Gipuzkoa

2014 33 donantes pmp

2015 70 donantes pmp

2016 88 donantes pmp

CAV

2014 34,3 donantes pmp

2015 58,2 donantes pmp

2016 65,6 donantes pmp

62

Esa tasa se traduce en que en Gipuzkoa hubo 62 donantes de órganos en 2016.


62-63

Hace quince años la media de los donantes era de unos 40 años. Hoy en día se sitúa entre los 62 y 63 años. También ha subido la edad de los trasplantados.


200

La lista de espera más larga es la de riñón, que de media se sitúa en torno a las 200 personas. No obstante, según explica Lucia Elosegi, es una lista que, a diferencia de lo que ocurre en otros lugares, no aumenta, porque se hacen muchos trasplantes. De hecho, recientemente Osakidetza anunciaba que, de seguir así, el Hospital de Cruces, donde se hacen este tipo de trasplantes, se convertirá este año en el centro sanitario del Estado en el que más trasplantes renales se realizan. En lo que va de año se han llevado a cabo 104, el 8,6% procedente de donante vivo.

Listas de espera

Riñón 200 pacientes (media)

Hígado 20 pacientes

Corazón 7 u 8 pacientes

Pulmón 7-8 pacientes


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902