Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El gobierno vasco rechaza el ataque de sortu al turismo vasco

La izquierda abertzale acusa a PNV, PSE y PP de “poner alfombra roja a la industria turística más salvaje”
El PP propone declaraciones institucionales
Goia lamenta que se saque “de contexto” este debate

Jurdan Arretxe Gorka Estrada - Sábado, 5 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Un guía conduce a un grupo de turistas por la calle Puerto de la Parte Vieja.

Un guía conduce a un grupo de turistas por la calle Puerto de la Parte Vieja.

Galería Noticia

Un guía conduce a un grupo de turistas por la calle Puerto de la Parte Vieja.

donostia- Lejos del diálogo que se estaba dando en Donostia acerca del futuro turístico de la capital, el debate del verano ya gira en torno al turismo pese a que el alcalde, Eneko Goia, avise del riesgo de sacar esta cuestión “de contexto”. Las acciones contrarias a la masificación en Catalunya, más la manifestación de Ernai en Semana Grande y el documento de Sortu contra PNV, PSE y PP por “abrir las puertas y poner alfombra roja a la industria turística más salvaje” han llevado al Gobierno Vasco a advertir de que “Euskadi no es Baleares ni Barcelona ni esas ciudades masificadas”.

“Cualquiera que pasee por nuestras ciudades entiende que ese no es el movimiento”, aseguró la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, que señaló que “quienes pretenden dar una imagen distorsionada de lo que somos no nos representan ni representan a este país”.

Consciente de la importancia económica de un sector que emplea a unas 100.000 personas y aporta al año cerca del 6% del PIB de la CAV (que se eleva al 7,4% en Gipuzkoa, unos 1.800 millones), la consejera defendió el modelo turístico vasco y reconoció en Radio Euskadi que, con cerca de 1,5 millones de visitantes en el primer semestre, hay “días puntuales en lugares puntuales” en los que se produce “cierta saturación” turística.

Ante esta realidad, Tapia declaró que instituciones entre las que citó el Ayuntamiento donostiarra y la Diputación guipuzcoana han puesto en marcha observatorios, trabajan en una ordenanza para los pisos turísticos y procesos de debate en torno a una tasa para los visitantes. Frente a esto, la consejera denunció el “intento de utilización” de sectores de la izquierda abertzale para buscar “una excusa todos los veranos para hacer una manifestación”, en alusión a la habitual marcha de la Aste Nagusia.

Una manifestación que, bajo el lema Zuen turismoa, gazteon miseria, Ernai convocó mes y medio antes de que esta polémica sobre el turismo tomara vuelo a nivel del Estado. Más aún, la organización juvenil de la izquierda abertzale ya okupó con el mismo lema la recepción de un hotel de Gros el Primero de Mayo.

“Discrepo con el mensaje que se lanza y con los términos en los que se quiere situar el debate”, valoró Goia la marcha, sobre la que no quiso añadir nada más “mientras se desarrolle por los cauces normales y con respeto a las normas y a la convivencia”.

El primer edil recordó que, pese a la aparición repentina de múltiples reacciones en el debate, el Consistorio “lleva todo el verano” eliminando tanto pintadas como carteles con lemas como Tourist, go home (turista, vuelve a casa) que el consejero de Turismo, Comercio y Consumo, Alfredo Retortillo, calificó de “hostiles y xenófobas”. “Una muestra de intolerancia inadmisible que debe cesar inmediatamente”, señaló, porque no caben “prácticas violentas y de amedrentamiento que se creían superadas”.

El consejero del Gobierno Vasco no fue el único en evocar ese “pasado reciente”. Mientras el PP catalán ha bautizado estas acciones como “turismo borroka”, los populares de la CAV ya proponen una campaña de declaraciones institucionales con el fin de, en palabras de su secretaria general, Amaya Fernández, “visualizar que Euskadi es un territorio abierto y hospitalario” frente a quienes optan por “copiar la radicalidad de algunos partidos en Cataluña”, lo cual demuestra que “algunos sectores políticos en Euskadi, además de mantener una mirada corta sobre nuestros retos de país, sienten nostalgia de un pasado en el que se colocaba en la diana a determinados colectivos”.

El debate se ha abierto de par en par en Euskadi en un contexto en el que las acciones de protesta contra el turismo en Barcelona han subido de tono estas últimas semanas, lo que ha provocado que buena parte de la prensa madrileña mire a Catalunya también por esta cuestión.


Sortu denuncia el modelo Pese a la irrupción de este debate en el panorama político vasco, la inquietud sobre los efectos del turismo lleva presente varios años en la capital guipuzcoana. Capital cultural europea el año pasado, el número de visitantes de Donostia creció entre 2015 y 2016 en 43.000 personas hasta las 622.000 (7,5% de aumento;frente al 7,9% de Bilbao, que llegó a los 877.000).

“Estos últimos años ha crecido mucho el número de personas que visita Donostia”, planteó Sortu en el documento que hizo público ayer centrado en Donostia y que refuerza la estrategia que abrió Ernai. En la línea pero al margen del grupo municipal de EH Bildu en la capital, la formación de la izquierda abertzale elevó el tono: “Los tiburones de la industria del turismo quieren comprar la ciudad, sus espacios y su identidad para especular, exprimirla, usarla y tirarla”.

Una denuncia contra el “modelo erróneo de turismo” que Sortu, con la pretensión de construir una ciudad “basada en sus vecinas y vecinos, abierta y acogedora”, también centró en el “capital local”, que “ha encontrado su sitio acumulando propiedades del ámbito inmobiliario y de la hostelería, entre otros”.

Al mismo tiempo, aseveró que el centro de la ciudad “está quedando en manos de las transnacionales capitalistas”. “Ante las fuerzas que quieren colocar toda nuestra manera de vivir en el mercado, nos protege la organización”, llamó Sortu a la resistencia “en este momento en que nos quieren robar la ciudad y expulsarnos de ella”.

Sortu recoge numerosos debates que en mayor o menor medida se ven afectados por el turismo: el urbanismo, el precio de las viviendas, la calidad del empleo, el auge del número de pisos en plataformas como AirBNB (en abril había en la web 7.349 plazas donostiarras frente a 9.100 plazas hoteleras), la identidad de la ciudad y, en el caso de Gipuzkoa y la realidad del euskera, entre otros.

“Ahora parece que todos los males se achacan al turismo”, resumió Goia. Con el riesgo de que el debate, que existe sobre todo en determinadas zonas de la capital como demostró el manifiesto que presentó la asociación Parte Zaharrean Bizi, se desvirtúe, Goia lamentó que “en algunos momentos se generan debates o incluso sensaciones que no se corresponden con la realidad, o se sacan de contexto, o se contextualizan con otras cosas. Entonces, la combinación es explosiva”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902