Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Ser socialmente activo en la vejez ayuda al estado de salud

Un informe dice que tienen menos riesgo de sufrir un deterioro cognitivo

Lunes, 31 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Madrid- Las relaciones sociales favorecen en cualquier etapa de la vida, pero especialmente durante la vejez, ya que las personas mayores que son socialmente activas reducen el riesgo de presentar un deterioro cognitivo asociado a la edad y se protegen, “en cierta medida”, frente al desarrollo de enfermedades neurodegenerativas, según el jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Mayores, David Curto. En concreto, la socialización en las personas mayores tiene efectos favorables en determinadas patologías, como el dolor articular;en el control de enfermedades crónicas, como la hipertensión arterial o la diabetes;así como en la prevención de patologías de la esfera psicosocial, como la depresión y la ansiedad, según datos del informe La participación social de las personas mayores, publicado por el IMSERSO.

“Las relaciones sociales facilitan el mantenimiento de la autonomía”

Laura Llaguno

Psicóloga

Además, el estudio añade que sociabilizar ayuda a mejorar las habilidades cognitivas de los mayores y consigue, por tanto, que sean más autónomos y mantengan al máximo su independencia. En este sentido, “las relaciones sociales son una fuente de bienestar, ya que aportan sentimientos de pertenencia al grupo, favoreciendo el disfrute del tiempo libre con otros colectivos, aumentan el sentimiento de seguridad, promoviendo el aprendizaje y facilitando el mantenimiento de la autonomía”, destaca la psicóloga de Sanitas Residencial Alameda, Laura Llaguno.

Sin embargo, los mayores pueden llegar a sentirse solos, fruto de la pérdida de un ser querido, la pérdida progresiva funcional, procesos de enfermedades y dependencia, la pérdida del rol profesional (especialmente a la hora de la jubilación) y sentimientos de inutilidad y de muerte inevitable. Debido a esta soledad, se provoca falta en el autocuidado personal y el autoestima, mayor dependencia a todos los niveles y, en muchas ocasiones, “provoca una falta de interés por invertir la situación, es decir, la persona pierde la motivación por cambiar su situación actual”, añadía la psicóloga Llaguno. Con todo, la soledad puede provocar una sintomatología depresiva, pérdida de habilidades sociales, falta de confianza en las relaciones, hostilidad, tendencia a rechazar a los demás y una visión negativa de sí mismo y de los otros, además de, malnutrición, ansiedad, insomnio y sedentarismo, entre otros, lo que puede aumentar el riesgo de mortalidad, según la especialista.

Por eso recomiendan a las personas mayores tener una buena vida social a través de la motivación pues mantener las relaciones sociales requiere de un esfuerzo importante por parte de la persona interesada. “Es importante participar en actividades”, concluía Llaguno.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902