Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

“Más que campo de trabajo es un campamento para adultos”

Un total de 30 jóvenes voluntarios procedentes de todo el Estado han pasado el mes de julio recuperando los baños de Uzturre en Tolosa, donde han creado un merendero, y descubriendo la cultura y el territorio vasco.

Un reportaje de Alex Zubiria. Fotografía Javi Colmenero - Domingo, 30 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Las voluntarias y las monitoras acondicionan el terrero de los baños de Uzturre, en Tolosa.

Galería Noticia

Las voluntarias y las monitoras acondicionan el terrero de los baños de Uzturre, en Tolosa.

“No conocía Euskadi y quería saber más de su cultura y sus pueblos, por eso decidí venir” “Todo ha sido genial, desde el trato con el resto de los compañeros hasta las excursiones” “Tras cuatro horas trabajando te sientes mucho mejor y más a gusto contigo mismo”

Denominar los campos de trabajo por ese nombre no parece lo más lógico. Al menos eso es lo que se deduce al presenciar las risas y bromas que el grupo de jóvenes que se han desplazado hasta Tolosa para recuperar los baños de Uzturre comparten durante sus tareas. Unas labores que además se acompañan de actividades, excursiones y juegos durante dos semanas de campamento y que hacen mucho más ligero el trabajo. “Más que un campo de trabajo, es un campamento para adultos”, comenta entre risas Saúl Cabañas, de 23 años y que ha decidido cambiar Toledo por Tolosa este verano.

Este mes de julio la localidad guipuzcoana ha recibido a 30 jóvenes voluntarios procedentes de todo el Estado, de entre 18 y 26 años y divididos en dos turnos, con la tarea de recuperar los baños de Uzturre. Al parecer, este espacio, así como los muros cercanos, formaron parte de las viviendas donde residían los tuberculosos tolosarras, quienes en la segunda mitad del siglo XIX no tenían permitido alojarse en el centro del municipio. Con el paso de los años la vegetación fue ocupando el terreno, y los jóvenes se han dedicado estos días a la ardua tarea de limpiar, recolocar los baños y crear un merendero a lo largo de dos semanas. Todo de forma voluntaria.

“Lo difícil no es el trabajo, lo que se hace duro es subir la cuesta todos los días”, señala Bárbara Guntia, de 24 años y de Bilbao, refiriéndose a la empinada caminata que va desde el Colegio Samaniego, donde se alojan durante estos días, hasta los baños, situados en la ladera del monte Uzturre, a media hora de intensa subida.

Las dos últimas semanas los 17 jóvenes y las cuatro monitoras que forman parte del segundo grupo han tenido que levantarse antes de las 9.00 horas, para media hora después encaminarse hacia los baños. Allí, tras cambiarse de calzado y coger las herramientas de trabajo, se han puesto manos a la obra entre risas durante las cuatro horas siguientes.

“La convivencia y que sean trabajos en grupo ha hecho que llevásemos tan bien las tareas”, indica Lilia Delgado, madrileña de 18 años, mientras el resto de sus compañeras no paran de bromear sobre que tenga cuidado de qué es lo que cuenta sobre ellas. Los días de convivencia se notan en el ambiente y la afinidad entre ellos es total. Los chavales se conocieron el día 17 y el paso de los días ha creado un grupo unido.

Esta actitud es la tónica general del grupo, ninguna queja al trabajo y con ganas de hacerlo de la mejor manera posible. “Con muchos rifirrafes y llevándonos mal”, bromea por su parte Javier Martín, de 22 años y de Salamanca, junto a su compañero Cabañas al ser preguntados sobre cómo llevan las tareas. “Tras cuatro horas aquí te sientes mucho mejor y más a gusto contigo mismo”, añade tras las risas su colega.

conocer la cultura vascaLas principales razones que han llevado a los jóvenes a decidirse por unos campos de trabajo en Tolosa son conocer la cultura y el paisaje vascos. No todo va a ser trabajo, y a lo largo de estas dos semanas, durante las tardes y los fines de semanas, los jóvenes han podido conocer San Juan de Gaztelugatxe, Mundaka, Gernika, Donostia y Zarautz entre otros municipios, así como saber un poco más sobre la cultura vasca a través de las regatas y “del pintxo-pote, yendo un par de días”, bromea Delgado.

“No conocía Euskadi y quería saber más de su cultura y sus pueblos, por eso decidí venir”, comenta Martín, añadiendo que “el paisaje ha resultado ser más bonito de lo que esperaba”. Una opinión que comparte Cabañas: “Yo nunca había estado en un campo de trabajo ni en Euskadi, y tenía ganas de hacer las dos cosas”.

No obstante, también existe otra razón por la que muchos se han decidido por Tolosa: el calor. “Quería alejarme de las altas temperaturas y aquí hemos tenido de todo, desde sol hasta lluvias que nos han hecho hacer casi piragüismo bajando”, indicaba entre risas Delgado.

Pero no todos los jóvenes acuden de fuera de Euskadi. Ion Caveya, bilbaino de 25 años, visita un campo de trabajo por segunda vez. “Todo es genial, desde el trato con el resto de compañeros hasta las excursiones que hacemos”, señala.

“Para mí ha sido una oportunidad de conocer mi propio territorio”, comenta por su parte Guntia, quien indica que “aunque algunos sitios ya conocía, en muchos no había estado”.

Antes de poner el punto final a esta experiencia, el grupo hará una última excursión subiendo hoy a lo alto de Uzturre. “Queremos llegar hasta arriba, ya que todos los días estamos viendo la cima y tenemos ganas de alcanzarla”, expresa Martín.

con ganas de repetirNo está claro si el año que viene se volverán a requerir los servicios de jóvenes para continuar las labores en los baños de Uzturre, puesto que esta es únicamente la segunda vez que se ofertan y han pasado más de tres años desde la anterior. De ser posible, está claro que la mayoría querrían repetir. “Yo quería vivir la experiencia gracias a que una amiga me habló de lo bien que se lo pasó, y es tal como me lo dijo, es una vivencia muy recomendable”, expresa Guntia.

Caveya tiene claro que repetirá por tercera vez consecutiva, “y si me dejan más allá de los 26 años, también”, añade. Y Delgado está convencida de que el verano que viene volverá “seguro” a un campo de trabajo en Euskadi.

Visto lo visto parece evidente que la denominación campos de trabajo para los jóvenes que han acudido a Tolosa queda alejada de la que se podría llegar a pensar en un primer momento. Trabajar en buen ambiente, formando un grupo divertido y conociendo nuevos lugares suena mucho mejor.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902