Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
politika

El Govern denuncia a la Guardia Civil por los interrogatorios

El portavoz Jordi Turull critica la “intimidación y coacción” a altos cargos de la Generalitat

Miguel Aizpuru - Domingo, 30 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Carles Puigdemont, el director de Comunicación, Jaume Clotet, y el portavoz Jordi Turull.

Carles Puigdemont, el director de Comunicación, Jaume Clotet, y el portavoz Jordi Turull. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Carles Puigdemont, el director de Comunicación, Jaume Clotet, y el portavoz Jordi Turull.

Donostia- Ante los interrogatorios de esta semana contra varios altos cargos de la Generalitat, el Ejecutivo de Carles Puigdemont no se amedrenta y, según anunció ayer, ha interpuesto una demanda contra la Guardia Civil. La denuncia fue presentada en los juzgados de Barcelona por el portavoz del Govern, Jordi Turull, que reclamó “que haya la misma celeridad a partir de la denuncia de estos hechos que la que hay en todo lo que hace referencia al proceso catalán”.

El conseller de Presidencia criticó que las investigaciones realizadas a altos cargos tenían voluntad de “intimidación y coacción”, por lo que los servicios jurídicos de la Generalitat entienden que pueden ser constitutivas de hasta cinco delitos graves: obstrucción a la Justicia, usurpación de atribuciones, falsedad en documento oficial, violación de secretos y delito contra derechos individuales. El Govern considera que los interrogatorios son iniciativa de la Guardia Civil y no responden a la investigación del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona sobre la consulta anunciada para el 1-O.

En la misma línea, Turull calificó de “desproporción absoluta y desconocimiento de la realidad” el hecho de acusar a cargos de sedición por participar en el lanzamiento de la web del referéndum o el registro de catalanes en el exterior. Además, reveló que los agentes amenazaron a uno de los abogados que estuvo presente en los interrogatorios con llamarle a declarar.

En los últimos días, agentes del Instituto Armado han interrogado como testigos a varios dirigentes de la Generalitat. Los casos más relevantes han sido los del secretario general de Presidencia, Joaquim Nin, y el director de Comunicación de la Generalitat, Jaume Clotet. Aunque fueron citados como testigos salieron de la sede policial en calidad de investigados por los presuntos delitos de revelación de secretos, malversación de caudales públicos, desobediencia, prevaricación y sedición.

Pero Nin y Clotet son tan solo dos nombres de una larga lista de interrogados e investigados en la que están presentes el director de Atención Ciudadana, Jordi Graells, el exportavoz del Pacto Nacional por el Referéndum, Joan Ignasi Elena, el director de Difusión, Ignasi Genovès, o la jefa de comunicación de Relaciones Institucionales, Anna Molas. Todos ellos han pasado por dependencias policiales a lo largo de esta última semana.

En cuanto a la denuncia que ayer presentó la Generalitat, está dirigida contra los agentes de la Guardia Civil que realizaron los interrogatorios, así como “contra cualquier otra persona que por su relación directa con los hechos que se denuncian hubiera colaborado de forma activa y consciente en la comisión del delito y fuera responsable penal de este”.

cinco delitosRespecto a los delitos de los que se acusa en la denuncia a los agentes, la Generalitat afirma que el de obstrucción a la Justicia se debe a que la Guardia Civil habría tratado de “influir en la declaración de los testigos acusándoles insistentemente durante el interrogatorio de mentir y de los graves perjuicios que les podría comportar, al tiempo que habrían mantenido una actitud agresiva, contundente y de presión”. También se refiere a un posible delito de usurpación de atribuciones, por considerar que los agentes se habrían “autoatribuido ante los declarantes la condición de comisionados del titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, cuando no estaban actuando a solicitud de este”. En relación a esto último, el Govern cree que podría conllevar asimismo una infracción de “falsedad en documento oficial”.

Otro de los delitos que podrían haber sido cometidos durante los interrogatorios, según la denuncia, es el de violación de secretos, porque, a pesar de que las diligencias previas ordenadas por el Juzgado de Barcelona han sido declaradas secretas, “ciertos medios de comunicación han tenido conocimiento de la citación y el motivo por el que tenían que declarar los testigos, e incluso que habían sido declarados investigados”. Finalmente, la Generalitat también se refiere a un delito cometido por funcionarios contra los derechos individuales, ya que los agentes “habrían violado el derecho fundamental a la defensa al retrasar el otorgamiento de la condición de investigado e impedirles el pleno ejercicio del derecho de defensa”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902