Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

La estola de Trump

Por Adolfo Roldán - Lunes, 24 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Una de las cosas que más me sorprendieron de Trump fue su majestuosa corbata, que le caía desde el cuello hasta más abajo de la cintura. Era como el símbolo ceremonial de algo misterioso, como la prenda litúrgica de una religión enigmática. Confieso que muchas veces pensé en ello, sin llegar a ninguna conclusión. Ahora he resuelto la incógnita, la corbata roja de Trump es en realidad una estola sacerdotal. Esa prenda que visten los clérigos antes de sentarse en el confesionario. Es una banda de seda, de dos metros de larga, por siete centímetros de ancha que cuelga del cuello, sobre un roquete blanco. Su color cambia según el calendario litúrgico. Llegados a este punto y descubierto el auténtico simbolismo de la corbata de Trump, todo cobra sentido. El sábado a primer hora de la mañana, el presidente norteamericano publicó un tuit en el que defendió su “absoluto poder de perdonar a sus asesores, familiares e incluso a sí mismo ante las investigaciones de la trama Rusiagate”. Y añadió que “aunque todos están de acuerdo en que el presidente de EEUU tiene ese poder absoluto de perdonar, para qué pensar en eso cuando de momento el único crimen son las filtracionescontra nosotros, que son noticias falsas”. Cuarenta y ocho horas antes, el diario The Washington Posthabía descubierto que el presidente consultó a su equipo de abogados, si tenía realmente “potestad para indultar a sus asesores, familiares e incluso a sí mismo”. La Constitución norteamericana no prohíbe explícitamente esa posibilidad, pero deja claro que Trump no podría utilizar el perdón para detener un juicio político en el Congreso, proceso que conduciría seguramente a una destitución. Algunos especialistas estiman que el presidente tampoco podría absolverse a sí mismo, como tampoco puede hacerlo el confesor, porque se crearía un conflicto de intereses, que llevaría al Supremo. Mientras tanto, Moscú ha decidido retirar a su embajador en Washington, Sergéi Kislyak, quizás porque prefiera no confesarse, ni recibir la penitencia.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902