Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Pequeña gran big band

En el segundo día del Txikijazz, la banda de jóvenes creada para la ocasión fue la gran protagonista debido a su alta calidad pese a su corta edad, pero también hubo otras atracciones para los niños, así como diversos talleres, manualidades y ‘pintacaras’.

Un reportaje de Marta Esnaola. Fotografía Gorka Estrada - Lunes, 24 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Los músicos de la Txikijazz Big Band llamaron la atención a una gran cantidad del público que acudió a la fiesta infantil.

Los músicos de la Txikijazz Big Band llamaron la atención a una gran cantidad del público que acudió a la fiesta infantil.

Galería Noticia

Los músicos de la Txikijazz Big Band llamaron la atención a una gran cantidad del público que acudió a la fiesta infantil.

El sol y los más pequeños se aliaron ayer para celebrar un día musical por todo lo alto. El Txikijazz celebró su segunda jornada con una gran variedad de actividades para los niños: talleres de chapas, uno para crear su propio cartes, pintacaras y sobre todo, mucha música. A partir de las 11.00 horas, muchas familias se acercaron a las terrazas del Kursaal para participan en las actividades infantiles. Además, también pudieron disfrutar de mucha música, primero con Alfred Spirli + Les incendiaires y después con la mayor atracción del día, la Txikijazz Big Band, un grupo de 56 jóvenes de entre 10 y 14 años que se han unido para difundir el jazz entre los más pequeños de la casa, aunque ayer sorprendieron también a los mayores con sus capacidades.

Mientras el sol pegaba con fuerza y el público trataba de refugiarse en la poca sombra que había o en las sombrillas de la terraza, los jóvenes de la Txikijazz Big Band ensayaban para su debut. A pesar de que el año pasado actuara la Txikijazz Band, en ella participaban sólo 20 músicos e interpretaron dos piezas, por lo que la apuesta de esta edición era ,ças ambiciosa, pues además ofrecieron un concierto con diez temas. Según explicó Javier Pérez, el director de la banda, comenzaron con las pruebas de selección, donde comprobaron que había un nivel muy alto. “Nos reunimos en Semana Santa, pero esta semana ha sido cuando hemos trabajado duro”, aseguró el director y profesor. Por su parte, Alex Tabernero, un trombonista de 12 años de Donostia, se mostraba muy ansioso por actuar en el Txikijazz. “He estado preparándolo durante mucho tiempo tanto con mi profesor de trombón como en casa”, explicó el joven, que calificó la experiencia como positiva porque, además, le sirvió para hacer muchos amigos.

El concierto comenzó a las 12.30 horas, pero antes, el profesor Iban Gurrutxaga tomó la palabra para asegurar que solo es un comienzo, ya que la banda tendrá continuidad el próximo año. Laura y Marko, otros dos participantes, dieron las gracias a los profesores por la “infinita paciencia” y agradecieron al Txikijazz la oportunidad de poder tocar en ese escenario. En el recital, donde sonaron temas de Ella Fitzgerald, Kevin Mahogany o Louis Armstrong, la big band dejó al público con la boca abierta más de una vez, sobre todo con los solos que hicieron varios instrumentistas y cantantes.

“No nos esperábamos que personas tan pequeñas tuvieran un talento tan grande”, señaló Jaime Casteres, un donostiarra que salió a pasear y se topó con el Txikijazz, mientras escuchaba a una de las cantantes interpretar What a wonderful world. Ainhoa Moreno, de Pasaia, fue para que sus dos hijos pudiesen pasar una buena mañana, pero se sorprendió al comprobar que estaba disfrutando más que los pequeños. “La calidad que hay es altísima, se nota que estos niños viven la música”, observó.

Aunque ni Moreno ni muchos otros padres se libraron de hacer la cola en el taller de pintacaras, sin duda, otra de las grandes atracciones del Txikijazz. La cola era inmensa y muchos niños que estaban en los conciertos tenían la cara decorada a su gusto. El donostiarra Aimar Orio tenía la cara pintada al estilo de David Bowie. “Lo primero que hemos hecho ha sido pintarnos la cara, y luego hemos participado en el taller de carteles”, señaló el niño, mientras disfrutaba de los conciertos. Ainara y Sara también tenían las caras pintadas, pero en este caso, de princesas, pues se declararon fans de Frozen. Su padre, Koldo Otermin, les llevó al Txikijazz a jugar pero, sobre todo, “a aprender a disfrutar con la música”. “A las dos les encanta bailar, pero me gustaría que también apreciasen la buena música, que escuchen”, explicó.

Y seguramente muchos lo hicieron ayer, a juzgar por los aplausos y vítores que recibieron los pequeños grandes músicos y por el interés que pusieron los más pequeños para disfrutar de las actividades que proporcionó la fiesta. El Txikijazz continuará hoy con los conciertos de The Good Time Rollers-Lindy Hop a las 11.00 horas y King Creosote a las 12.30 horas.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902