Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Muere un jordano en un tiroteo en el interior de la embajada israelí en Ammán

El joven, de 17 años, fue abatido durante un enfrentamiento con un israelí que sufrió heridas de arma blanca

Lunes, 24 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Policías jordanos acordonan el exterior del edificio de la embajada israelí en Ammán.

Policías jordanos acordonan el exterior del edificio de la embajada israelí en Ammán. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Policías jordanos acordonan el exterior del edificio de la embajada israelí en Ammán.

Ammán- Un joven jordano murió ayer tras registrarse un tiroteo en el interior de la embajada israelí en la capital, Ammán, mientras que un israelí sufrió heridas de arma blanca, informaron fuentes de seguridad locales. La víctima mortal, de 17 años de edad, falleció en el hospital por las heridas de bala que le propició el israelí, el cual le disparó supuestamente en el interior de la sede diplomática en circunstancias aún por esclarecer.

Por su parte, el israelí permanece hospitalizado con heridas de arma blanca, según las fuentes, que no detallaron si fue el jordano el que le acuchilló. Una pelea estalló entre los dos en el interior de la embajada israelí, pero el motivo y orígenes se desconocen, así como la identidad de los dos involucrados.

Mientras, en torno a la embajada se desplegaban las fuerzas de seguridad jordanas. Por contra, las autoridades se retrasaban a la hora de ofrecer información sobre lo ocurrido, esperando que emitan un comunicado oficial.

El incidente tuvo lugar en un momento de especial tensión entre israelíes y palestinos en torno a la Explanada de las Mezquitas, después de que el Gobierno israelí haya instalado cámaras de seguridad y detectores de metales en los accesos al recinto sagrado musulmán.

Las medidas de seguridad han desatado una ola de violencia, que ha dejado un total de cuatro palestinos muertos en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en Jerusalén Este y Cisjordania, y tres israelíes de la misma familia asesinados por un palestino en su casa de una colonia israelí en territorio ocupado. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció ayer que derribarán la casa del palestino que el viernes pasado mató a tres miembros de una misma familia en Neve Tsuf, una colonia en el norte del territorio ocupado de Cisjordania. “La casa del vil terrorista será destruida tan pronto como sea posible”, aseguró Netanyahu antes de la reunión semanal de Gobierno, sobre el palestino que se infiltró en la vivienda privada de una familia judía durante la cena de Shabat.

Omar el Abed, vecino de un pueblo colindante con el asentamiento, apuñaló a cuatro miembros de la familia, tres de los cuales murieron, antes de ser reducido por un soldado y trasladado a un centro hospitalario. Horas antes de encaminarse hacia el asentamiento, El Abed escribió en su página de Facebook: “Tengo 20 años y muchos sueños, pero no hay vida después de lo que he visto en Al Aqsa”.

Netanyahu aseguró que Israel está actuando contra la “incitación y contra quienes glorifican estos hechos” y apuntó que mantendrá desplegadas las fuerzas de seguridad “todo el tiempo que sea necesario”.

Varios ministros pidieron ayer aplicar la pena de muerte al joven atacante palestino, según el digital Ynet.

Las medidas de seguridad israelíes en respuesta al ataque del día 14 en la Explanada de las Mezquitas, en el que murieron dos policías israelíes y sus tres asaltantes, derivaron en una semana de tensión y protestas palestinas que se tornaron violentas en los dos últimos días.

Además de los tres israelíes, también han muerto cuatro palestinos en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y al menos 510 heridos en Jerusalén Este y Cisjordania, según la Media Luna Roja.

En este contexto de violencia, el Papa Francisco instó ayer a la moderación y al diálogo. Durante el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro, el pontífice aseguró que sigue con preocupación las “graves tensiones y violencia de estos días en Jerusalén”. “Siento la necesidad de expresar un fuerte llamamiento a la moderación y al diálogo. Os invito a que os unáis a mi en la oración, para que el Señor inspire a todos propósitos de reconciliación y paz”, dijo.

la ‘línea roja’ de la Liga ÁrabePor su parte, La Liga Árabe pospuso un día, hasta el jueves 27 de julio, la reunión urgente a nivel de ministros de Exteriores que había sido convocada, en un primer momento para el miércoles, para discutir la escalada de las tensiones en la Ciudad Vieja de Jerusalén. La reunión fue pospuesta a última hora del día para garantizar la asistencia del “mayor número posible de ministros” de los países miembros. La convocatoria fue propuesta por Jordania para abordar “las agresiones y últimas medidas israelíes en Jerusalén y en la explanada de la mezquita de Al Aqsa”, aseguró el portavoz de la Secretaría General de la entidad panárabe, Mahmud Afifi. “Jerusalén es un línea roja que los árabes y los musulmanes no permiten que sea tocada”, dijo ayer el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abulgueit, en un comunicado. Abulgueit insistió en que, con las medidas de seguridad, Israel “intenta imponer una nueva realidad en Jerusalén y en la Explanada de las Mezquitas”. “Todos conocen la profundidad y los peligros de los planes israelíes desde hace años de judaizar la ciudad de Jerusalén”, dijo Afifi.

El secretario general insistió en su rechazo a “cambiar la situación actual en la Ciudad Vieja de Jerusalén” y agregó que la comunidad internacional, con Estados Unidos a la cabeza, tienen la responsabilidad de presionar al Gobierno israelí para que mantenga el statu quo.

Israel instaló ayer nuevas cámaras de seguridad en la entrada de la Explanada de las Mezquitas mientras el gabinete de Gobierno debate en su reunión semanal de ayer si retirar los detectores de metales que han provocado masivas protestas y una escalada de violencia.

“Estamos gestionando esto con calma, con determinación y responsabilidad y por lo tanto vamos a seguir actuando con el fin de mantener la seguridad”, declaró el primer ministro, Benjamín Netanyahu, antes de la reunión con su Gabinete.

El gran mufti de Jerusalén, Mohamed Husein, declaró que rechazan estas nuevas medidas, tanto como los detectores metálicos que se niegan a cruzar los musulmanes palestinos desde que fueran instalados hace una semana. La máxima autoridad islámica pidió que “la situación vuelva a como era antes del 14 de julio”. “Rechazamos cualquier cambio en la situación histórica de la mezquita de Al Aqsa porque tanto esta como Jerusalén están bajo ocupación”, expuso sobre la parte oriental de la urbe. - Efe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902