Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

Los gorriones violados

Por Adolfo Roldán - Jueves, 20 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

El famoso director y compositor alemán Franz Wittenbrink denunció en 2010 durante el programa de televisión Menschen bei Maischberger que un buen número de niños del Coro de Ratisbona habían sido durante años víctimas de crueles castigos corporales y abusos sexuales, convirtiéndose el internado en “un siniestro calabozo de la Edad Media”. Una vez más, las autoridades eclesiásticas y civiles en lugar de hacer frente al escándalo, consiguieron silenciar y minimizar lo ocurrido reduciéndolo a “cuatro o cinco casos”, según dijo el obispo Gerhard-Ludwig Müller, uno de los máximos responsables de mirar para otro lado y de no castigar a los culpables. El papa Benedicto XVI, en lugar de sancionarle, le elevó en 2012 al puesto de Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano, cargo que ejerció hasta hace un año cuando fue destituido por el papa Francisco. A pesar de todas las estrategias eclesiales, el problema finalmente explotó exigiéndose responsabilidades. El abogado Ulrich Weber se hizo cargo de la investigación teniendo que sortear muchas dificultades oficiales. Según sus conclusiones, entre 1945 y 1992 al menos 547 niños del Coro de Ratisbona recibieron malos tratos y de ellos 67 sufrieron abusos sexuales y violaciones. En el informe se identifica a 49 maltratadores y se señala a los nueve presuntos autores de las agresiones sexuales. La mayoría de estos delitos desgraciadamente han prescrito. El estudio detalla numerosos casos que van desde caricias y tocamientos a violaciones, así como castigos físicos, palizas, bastonazos y golpes en la cabeza con llaveros y gruesos anillos. También señala a los dos maestros de capilla: Theobald Schrems (1924-1963) y monseñor Georg Ratzinger (1964-1994), hermano mayor de Benedicto XVI, que “tuvieron conocimiento al menos de los castigos físicos pero no los denunciaron”. El Coro de Ratisbona es uno de los más antiguos, reconocidos y prestigiosos del mundo, y a sus componentes se les conoce como los Gorriones de la catedral.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902