Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Un centenar de operarios acomete “la fase crítica” de la obra de Deskarga

Los trabajadores realizan los sostenimientos de cinco desmontes para avanzar en el terreno más complicado hasta el viaducto de Antzuola

El buen ritmo de las actuaciones “hace confiar” en que para marzo de 2019 todos los guipuzcoanos tendrán una carretera de alta capacidad a menos de quince kilómetros de su municipio

Jorge Napal - Martes, 18 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Galería Noticia

Deskargako obrak 1ReproducirDeskargako obrak 2ReproducirImagen del terraplén de la obra de cinco kilómetros que conectará Antzuola y Bergara, el último tramo que queda pendiente en la autovía Beasain-Durango

antzuola- A vista de pájaro, las imágenes tomadas por el dron que ha sobrevolado todo el trazado de la obras de la variante de Deskarga dan cuenta del esfuerzo con el que trabajan los operarios. Apenas son algo más de cinco kilómetros de trazado entre Bergara y Antzuola, pero se trata de un tramo -que completará la autovía Beasain-Durango (GI-632)- muy complicado, jalonado de problemas geotécnicos. Un centenar de operarios se afana estos días en solventar la fase “crítica” en la que ha entrado la obra, cuyo “buen ritmo” hace prever que estará finalizada para marzo de 2019. A partir de esa fecha todos los guipuzcoanos dispondrán de una carretera de alta capacidad a menos de quince kilómetros de distancia.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y la diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, visitaron ayer las obras de Deskarga, una de las mayores inversiones de la legislatura. Ambos mandatarios resaltaron el buen ritmo con el que marcha la ejecución del proyecto, lo que les hace “confiar” en que la variante “acabará en las fechas previstas”, según expresó Olano.

Pero el terreno no lo pone fácil. Pese a la reducida dimensión del tramo, el trayecto supone un desafío. De hecho, ha sido un quebradero de cabeza para los diferentes gestores que han pasado por la Diputación, lo que ha disparado el coste de la obra a los 86 millones de euros, cuando su licitación inicial fue de 48 millones.

La pasada legislatura se gastaron 35 millones en el anterior proyecto y otros nueve entre la indemnización a la empresa adjudicataria por rescindirle el contrato y reparar un talud desprendido. El nuevo proyecto se adjudicó por 41,7 millones. Tras cuatro meses desde el comienzo de la construcción del último tramo, se ha ejecutado el 16% del total de la obra y del presupuesto.

Durante este tiempo se ha trabajado muy activamente en múltiples puntos de los 5,3 kilómetros que hay que construir para finalizar esta infraestructura de la GI-632. “Se están realizando simultáneamente los sostenimientos de los cinco desmontes. Este hecho permitirá la excavación según se van sosteniendo y posibilitará avanzar en el importante terraplén a ejecutar entre el inicio de la obra y el viaducto de Antzuola. Ese punto es muy importante, puesto que constituye el camino crítico de la obra en estos momentos”, según subrayó la diputada de Infraestructuras Viarias.

Actualmente, la empresa constructora, UTE Uzarraga, está trabajando simultáneamente en once puntos diferentes, y en otros dos ya se han terminado los trabajos previstos “Sobre todo, hasta ahora se ha realizado un trabajo de costura”, detalló Oiarbide.

pilotes y bulonesAsí, se están sosteniendo las diferentes capas del terreno con pilotes y bulones. Entre los pilotes y estructuras se han colocado casi un millón de kilogramos de acero y se han ejecutado más de 5.300 metros cúbicos de hormigón.

Olano subrayó la importancia de esta obra porque, además de conectar Antzuola y Bergara, esos cinco kilómetros tienen una enorme significación para las comarcas de Urola, Goierri y Debagoiena. “La carretera incidirá de manera manifiesta en la economía y en la competitividad del territorio porque conectará las comarcas del Alto Urola, Goierri y Debagoiena, y es conocida la importancia de la industria, las empresas y las universidades de estas tres comarcas”.

De este modo, tras completar el desdoblamiento del puerto de Deskarga, el trayecto entre Beasain y Bergara se realizará en once minutos y menos de cinco desde Zumarraga.

Una obra de semejante calado siempre provoca afecciones en los alrededores. La diputada explicó que se ha intentado minimizar las alteraciones en el resto de la autovía, especialmente en los accesos a Antzuola. “Se han establecido tres accesos a la obra desde la GI-632, que intentaremos reducir a uno solo en septiembre-octubre. Esto será posible cuando finalicen las seis estructuras de la obra y será suficiente con un solo acceso”, añadió Oiarbide. El material sobrante se está llevando al depósito de Basagoiti. Una media de 15-20 camiones diarios se encargan de trasladar el material a este punto, situado entre Aretxabaleta y Eskoriatza. “Aunque hasta ahora se ha estado llevando hacia Basagoiti por la autopista todos los camiones de las tierras sobrantes, sin pasar por la carretera GI-3920, en Aretxabaleta, una vez llegados a este punto de la obra se comenzará a transitar por ella hasta que termine el tráfico del periodo vacacional. Son molestias que no podemos evitar a los atxabaldarras”, adelantó la diputada.

Olano subrayó la importancia que tiene esta obra para el conjunto de la sociedad. “Cuando terminemos la variante y quede completada la rotonda de Gipuzkoa, todos los guipuzcoanos tendremos una carretera de alta capacidad a menos de quince kilómetros de nuestra población. Viendo el buen ritmo de las obras, espero que para el 28 de marzo de 2019 eso sea una realidad”.

los datos

La infraestructura.La obra se caracteriza por la extrema complejidad del terreno. Se ha trabajado “muy activamente” en múltiples puntos de los 5,3 kilómetros para finalizar esta infraestructura de la GI-632

Trece trazos. Desde el mes de abril se están ejecutando trece trazos independientes, teniendo en cuenta los seis viaductos en los que se trabaja, más los cinco desmontes, los depósitos sobrantes y los muros de sostenimiento.

Pilotes y bulones. La longitud de pilotes a instalar es de ocho kilómetros, de los cuales se han colocado 3,5 km. Además incluye 22 km de bulones, de los que se han instalado cinco. La longitud de anclajes es de 27 km.

Ejecución. El nuevo proyecto se adjudicó por 41,7 millones. Tras cuatro meses desde el comienzo de la construcción del último tramo, se ha ejecutado el 16% del total de la obra y del presupuesto.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Información relacionada

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902