Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Preocupación por la situación de la viuda de Liu Xiaobo

Veinticuatro horas después de su fallecimiento nadie ha podido contactar con la también disidente Liu Xia

Sábado, 15 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Liu Xiaobo y su mujer, Liu Xia.

Liu Xiaobo y su mujer, Liu Xia.

Galería Noticia

Liu Xiaobo y su mujer, Liu Xia.

Pekín- El Gobierno chino trató ayer de minimizar la muerte bajo custodia de su único ciudadano galardonado con el Nobel de la Paz, el intelectual Liu Xiaobo, y mantuvo silencio frente a las demandas para que libere a su viuda, la poetisa Liu Xia. Más de 24 horas después de que el renombrado escritor falleciera en un hospital controlado por las fuerzas de seguridad, ningún amigo de la familia ha podido contactar con la mujer del Nobel. “No he podido hablar con ella ni con ningún allegado. Creo que está sometida a vigilancia”, dijo Mo Shaoping, uno de los abogados que representó al fallecido disidente.

Mo, amigo de la familia desde hace más de tres décadas, piensa que Liu Xia seguirá controlada por las autoridades durante algún tiempo, aunque no de forma “tan estricta como antes”.

La poetisa ha pasado los últimos siete años de su vida encerrada en casa, sometida a un arresto domiciliario sin ser acusada de ningún delito más que el de haberse enamorado de un renombrado intelectual que acabó convirtiéndose en uno de los mayores enemigos del régimen por su defensa de la democracia.

“Estamos muy preocupados por su salud y su estado mental después de tantos años de encierro”, manifiestó el activista Hu Jia. Hu, amigo cercano de la familia, teme incluso que Liu decida ahora suicidarse después de una vida de “inmensa soledad”.

La pareja se pudo volver a abrazar, después de casi ocho años, hace unas semanas cuando Liu Xiaobo fue trasladado de la cárcel a un hospital por un cáncer de hígado en fase terminal. “Fue la primera vez que pudieron darse la mano, contarse todo lo que les había ocurrido este tiempo”, cuenta su amigo. Desde que el nobel fue detenido en 2008 y condenado en 2009 a once años de prisión por ayudar a escribir un manifiesto político que pedía apertura democrática, el matrimonio mantuvo encuentros en prisión, pero las autoridades les forzaban a mantener las distancias.- Efe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902