Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Trincheras para defenderse del olvido

17 JÓVENES DE TODO EL ESTADO PARTICIPAN EN EL CAMPO DE TRABAJO QUE ESTÁ PERMITIENDO RECUPERAR EL SISTEMA DE DEFENSA | Saseta utilizado por los resistentes de la Guerra CIvil en Tolosaldea

Reportaje y fotografía de Marta San Sebastián - Jueves, 13 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Jóvenes procedentes de todo el Estado participan en los campos de trabajo de Tolosaldea.

Jóvenes procedentes de todo el Estado participan en los campos de trabajo de Tolosaldea.

Galería Noticia

Jóvenes procedentes de todo el Estado participan en los campos de trabajo de Tolosaldea.El arqueólogo Julian Blanco, con la parte hallada de un obús.

El sistema defensivo Saseta fue uno de los puntos de resistencia más importantes de Tolosaldea durante la Guerra Civil y es ahora la localización donde trabajan 17 jóvenes de todo el Estado con el fin de recuperar la memoria histórica del entorno. A pesar de que la labor arqueológica que está dirigiendo la Sociedad de Ciencias Aranzadi está permitiendo recuperar balas y otro tipo de material, las excavaciones, sobre todo, están facilitando completar la documentación de la guerra del 36.

La investigación iniciada en 2014 y encabezada por Javi Buces, basándose en documentos históricos, apuntan a que las trincheras ubicadas en los términos municipales de Zizurkil, Asteasu, Aduna y Larraul fueron diseñadas por Cándido Saseta y construidas por los gudaris en Asteasu. “Empezamos este proyecto hace cuatro años para saber qué había ocurrido en estos montes. Voluntarios gudaris construyeron este sistema de defensa y 80 años más tarde jóvenes voluntarios están recuperando nuestra memoria histórica”, explica el investigador de Aranzadi.

Los primeros frutos de la búsqueda centrada en Saseta llegaron en 2016, cuando se presentaron las primeras conclusiones en el libro El sistema de defensa Saseta: la resistencia armada antifascista en Aduna, Asteasu y Zizurkil. “A la labor arqueológica le ha seguido paralelamentemente la investigación histórica”, matiza Buces.

Para la Diputación Foral de Gipuzkoa es “prioritario” sacar a la luz todos los episodios del pasado que permanecen ocultos u olvidados. “Fue muy importante la resistencia que se llevó a cabo en Gipuzkoa y tan importante como recuperar esta parte de la memoria es la transmisión y la divulgación para incorporarlas a la memoria colectiva”, declaró la directora foral de Convivencia y Derechos Humanos, Maribel Vaquero.

Balas, casquillos y la parte de un obús

Por primera vez el campo de trabajo que la Diputación Foral de Gipuzkoa ha organizado con las ayudas de los Ayuntamientos de Tolosaldea, se está desarrollando en euskera y castellano, lo que ha permitido la participación a jóvenes de entre 18 y 30 años de todo el Estado. “Con el objetivo de completar su formación han llegado desde Andalucía, Madrid, Asturias o Cataluña, y la mayoría son estudiantes de historia o arqueología”, explica Manex Arrastoa, un de los responsables del campo de trabajo. Al margen del trabajo de campo, los estudiantes están disfrutando de visitas guiadas a puntos de interés histórico y charlas.

La labor arqueológica de Aranzadi confirma lo encontrado en la documentación histórica, toda vez que se han hallado balas, casquillos y hasta la parte de un obús. Sin embargo, el tardío inicio de las excavaciones y los hallazgos por parte de particulares han hecho que el material bélico que se está recuperando en este campo de trabajo no esté siendo abundante.

El grupo de trabajo ha conseguido, no obstante, catalogar las trincheras a lo largo de los tres municipios, reconstruyendo así el sistema de defensa Saseta. “El muro de piedra seca es anterior a los acontecimientos bélicos, podemos deducir que fue pensado inicialmente para la delimitación de terrenos y se supone que los muros fueron aprovechados por los resistentes al inicio de la guerra civil. Se han delimitado varias zonas interesantes para llevar a cabo los campos de trabajo”, explica el arqueólogo francés al frente de la excavación, Julian Blanco. El hallazgo hace dos años de 88 casquillos de bala confirma la relación de estas estructuras con la Guerra Civil.

Representantes municipales de Zizurkil, Asteasu, Aduna y también Larraul, localidad esta última que por primer año se suma al programa, quisieron agradecer a los voluntarios el trabajo que están desempeñando. “Ellos son los que aportan valor añadido a este campo de trabajo, ya que la transmisión de la memoria histórica está en manos de los jóvenes”, manifestó la teniente alcalde de Zizurkil, Maite Amenabar.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902