Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

“Las imágenes eran tan espectaculares que creí que me estaban engañando”

El arqueólogo Diego Gárate celebra la ayuda de los espeleólogos, que ahora miran las cuevas “con otros ojos”

Martes, 11 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Donostia- Tras terminar su jornada laboral, el jueves 6 de abril Javier Busselo y Sergio Laburu se dirigieron a la cueva de Aitzbitarte IV, en la zona de Landarbaso, Errenteria. Los voluntarios del grupo espeleológico Felix Ugarte Elkartea querían explorar una serie de chimeneas verticales que se observan en la zona media de la cavidad. Tras ascender un tramo de unos diez metros y continuar por dos tubos semiverticales de ocho metros, accedieron a un espacio en forma de “Y”. Busselo subió “a duras penas” y no sospechó que podía encontrar nada porque las paredes eran de barro y las muestras de arte parietal suelen aparecer en paredes de roca desnuda.

“Atravesé una gatera y llegué a un espacio con una sonoridad y reverberación especiales. Podía escuchar el latido de mi corazón”, explicó ayer, emocionado al recordar cómo descubrió entonces los bisontes, caballos y ciervos grabados hace 14.000 años en el Magdaleniense Medio. El espeleólogo avisó a su compañero y se retiró de la reducida estancia para que él también pudiera contemplar las figuras. Éste las fotografió con su teléfono móvil y las envió por WhatsApp a su compañera de agrupación Ainara Rodriguez y al arqueólogo Diego Gárate, que no dio crédito a lo que veían sus ojos.

“Las imágenes me parecieron tan espectaculares que al principio creí que me estaban engañando. Pasé en vilo todo el fin de semana y cuando el lunes pude al fin subir a la cueva me quedé sin palabras”, recordó el especialista, que en su valoración inicial confirmó la existencia de, al menos, 15 representaciones animales y dos vulvas, todo ello en un estado de conservación “excepcional”.

El diputado de Cultura, Denis Itxaso, destacó que las nuevas técnicas y los trabajos de prospección promovidos en los últimos años por la Diputación han facilitado hallazgos de importancia que permiten conocer la vida de nuestros antepasados, pero añadió que nada sería posible sin la “gran masa de voluntariado y estudiantes universitarios” que participan en estas campañas arqueológicas. Por ello, alabó el trabajo del grupo espeleológico Felix Ugarte Elkartea, cuyo papel ha sido determinante en la exploración de Aitzbitarte.

Gárate recordó que el yacimiento de Aitzbitarte se sitúa en una “colina mágica” atravesada por una treintena de cavidades cársticas que fueron habitadas a partir del Paleolítico. Son grutas muy estudiadas desde hace tiempo, especialmente la III, la IV y la V, que son las de mayor “valor arqueológico”, y de hecho, parte de la galería de Aitzbitarte IV en la que han aparecido los grabados, ya había sido visitada hace 20 años por un topógrafo a quien las figuras debieron de pasarle inadvertidas. Por ello, Busselo recalcó la “importancia” de la colaboración entre espeleólogos y arqueólogos, pues los primeros dominan el terreno y los segundos conocen muy bien qué y cómo hay que buscar. “Si hemos encontrado ahora los grabados es porque los arqueólogos nos han enseñado a mirar las cuevas con otros ojos”, concluyó. - J.G.A.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902