Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

Alumnos y autoescuelas, "víctimas de una guerra"

Desde el inicio de la huelga de examinadores de Gipuzkoa se han suspendido unas 520 pruebas y si continúan los paros este mes la cifra puede ascender hasta el millar de alumnos afectados

Alex Zubiria / Fotografía: Iker Azurmendi - Domingo, 9 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:12h

El profesor de autoescuela José Ángel Campo y una alumna tras realizar el examen el pasado jueves.

Galería Noticia

El profesor de autoescuela José Ángel Campo y una alumna tras realizar el examen el pasado jueves.Un profesor y varios alumnos que se examinaron el pasado jueves en Belartza.

DONOSTIA- Todos los veranos las autoescuelas se llenan de jóvenes dispuestos a sacarse el carné de conducir en la época estival y aprovechar así las vacaciones de junio y julio. Son los dos meses del año donde los profesores de autoescuela y examinadores más trabajan. Sin embargo, el verano de este año será diferente.

Desde el pasado 19 de junio los exámenes de lunes, martes y miércoles se han tenido que suspender, dado que los cuatro examinadores guipuzcoanos secundan la huelga convocada por la Asociación de Examinadores de Tráfico, Asextra, que se lleva a cabo en todo el Estado. Así, por el momento unas 450 circulaciones, aquellas que se realizan en vías abiertas al tráfico general, y otras 70 de pistas, las referidas a circuito cerrado como pruebas de moto, camiones o autobuses, han tenido que ser suspendidas. Además, de continuar la huelga durante las dos semanas que quedan de julio, un total de 1.080 alumnos de todo el territorio se habrán visto afectados por la suspensión de los exámenes prácticos.

“En junio y julio es cuando más trabajamos y la huelga nos afecta de lleno” José Ángel Campo, profesor de autoescuela

El caos está garantizado. Alumnos que dudan de si apuntarse o no a la autoescuela puesto que quizás hasta septiembre -en agosto no se realizan exámenes- no puedan hacerlo, profesores que tiene dificultad para organizar la agenda de sus alumnos y examinadores que tras varias semanas de huelgas ven como sus exigencias no se cumplen.

“Esta huelga viene de atrás, de hace dos años”, señala uno de los examinadores de la comisión de sucesión, quien no quiere darse a conocer, y que durante el verano se desplaza de Bizkaia a Gipuzkoa para apoyar en el servicio. “Aunque uno de los problemas radica en el escaso número de examinadores, el problema real se encuentra en que la Dirección General de Tráfico (DGT) no ha cumplido lo firmado hace dos años”, dice.

En 2015 los examinadores ya estuvieron en huelga, hasta que finalmente se llegó al acuerdo mencionado por este profesor, en el que la DGT se comprometía a mejorar los complementos retributivos y garantizar la seguridad a la hora de entregar los resultados, ya que se habían dado casos de agresiones por parte de alumnos suspendidos.

“Entendemos la postura de los examinadores. Necesitamos abrir la puerta a más” José Vicente 'Bixen' Edeso, profesor de una autoescuela de Errenteria

Con el objetivo puesto en la paralización de la huelga, el martes DGT y el comité de huelga se reunieron sin llegar a ningún acuerdo, ya que según señaló en un comunicado el organismo estatal: “No es posible cumplir con una subida salarial unilateral”. Asimismo, el viernes el Consejo de Ministros aprobó la creación de una especialidad de Tráfico con 505 plazas durante este año. Esta medida tampoco satisfizo a los examinadores, quienes a través de Asextra, la asociación de examinadores de tráfico, indicaron que la oferta de empleo “no resuelve ninguna de sus reclamaciones”.

“Parece que la Administración no se da cuenta del daño que está haciendo”, añade el examinador al respecto, e indica que “de continuar con esa postura, tendremos no solo que seguir con los paros en septiembre, sino incrementarlos y hacerlos durante los cinco días”.

CUATRO EXAMINADORESA pesar de que la principal reivindicación de los examinadores no está puesta en conseguir un mayor número, Gipuzkoa es el territorio estatal con menos examinadores por habitante. Actualmente cuenta con cuatro, uno por cada 179.500 ciudadanos. “Hace unos diez años había más del doble que ahora, pero muchos se han ido jubilando y no se ha actuado para reemplazarlos”, expresa el examinador.

“Me citaron a las 8.00 de la mañana para hacer el examen y vine para nada por la huelga” Martin Lanz, alumno

De la misma opinión se muestra Josean Bengoetxea, presidente de la asociación de autoescuelas de Gipuzkoa, quien señala que “los examinadores hace tiempo que venían avisando de la posibilidad de un parón si no se les daba lo que se les había prometido y nadie ha hecho nada”. Para Bengoetxea, la situación actual es complicada y tiene muchos frentes abiertos. “En un principio las autoescuelas creíamos que el problema iba a durar dos o tres días y mira ahora... Esta situación jamás se había conocido en Gipuzkoa”, señala disgustado.

Las autoescuelas, en general, se muestran molestas pero comprensivas ante esta situación. “Así no podemos estar, no podemos organizar las clases, desconocemos cuándo podrá cada alumno examinarse y al final se nos van acumulando”, opina José Vicente Bixen Edeso, profesor de la autoescuela Bidebieta de Errenteria. No obstante, entiende la postura de los examinadores, “ya que hay que abrir la puerta a más para que, como antes, se pueda examinar cada semana y no como ahora, que tal y como nos dicen desde la DGT es según disponibilidad de examinadores”.

“Tenemos a muchos alumnos espaciando sus clases en el tiempo para intentar acertar con el día ideal y que no les pille la huelga”, asegura José Ángel Campo, de la Autoescuela Donosti, quien añade que la situación es “frustrante para todos”. “Es muy difícil trabajar así, junio y julio son cuando más lo solemos hacer, y esta huelga nos afecta de lleno, estamos trabajando menos que nunca”, comenta el profesor.

“Queremos sacarnos cuanto antes el carné para no tener que pensar en ello en septiembre” Iker Etxaite, alumno

Ambos coinciden, además, en lo difícil que es calmar a los alumnos ante los nervios de si se podrán examinar o no. Bengoetxea indica a este respecto que al final tanto los alumnos como las autoescuelas somos “víctimas de una guerra”. “Hay días en los que tenemos que decir a trabajadores de la autoescuela que se marchen a casa porque no hay nada que hacer”, asegura el presidente de este colectivo.

horizonte con muchas dudasAsextra ya ha anunciado que, de seguir en esta situación, declararán servicios mínimos, mientras que la DGT analizó a través de la Mesa Delegada de Tráfico la posibilidad de que otros funcionarios de otras administraciones puedan acceder a la plantilla, incluidos militares.

“Es una locura, en vez de una solución parece una nueva amenaza que lo único que ha hecho es crear mayor tensión”, señala asombrado Bengoetxea. Para el examinador, esta es una habladuría más. “Desde Tráfico hablan mucho pero a la hora de la verdad no actúan, esto es el resultado de esa pasividad de años”, dice. “Hemos hablado con partidos políticos y con el subdelegado del Gobierno para buscar una solución y creemos que se debería transferir la competencia al Gobierno Vasco”, expresa el presidente de las autoescuelas guipuzcoanas.

Ante tal situación, el futuro se presenta con muchas dudas. Tras el mes de agosto, muchos alumnos que en un principio tenían la intención de sacarse el carné en verano podrían pasar a realizarlo en septiembre, acumulando todavía un mayor número de exámenes retrasados. La solución para evitarlo, por el momento, no parece cercana.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902