Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Txemi Etxebarria, Director de orquesta y banda

"El concierto en la Word Music Championship de Kerkrade será una experiencia extraordinaria para enriquecerme como director"

El bergararra Txemi Etxebarria dirigirá pasado mañana el concierto inaugural del prestigioso festival World Music Championship (WMC) de Kerkrade. El mundial de bandas que se celebrará en la ciudad holandesa reunirá a más de 20.000 músicos

Anabel Dominguez - Martes, 4 de Julio de 2017 - Actualizado a las 10:19h

Txemi Etxebarria, Director de orquesta y banda.

Txemi Etxebarria, Director de orquesta y banda.

Galería Noticia

Txemi Etxebarria, Director de orquesta y banda.

Bergara. La música corre por las venas de Txemi Etxebarria. Comenzó a coquetear con ella en su niñez y, desde entonces, la ha convertido en su inseparable compañera de viaje. Hace más de trece años que partió rumbo hacía Holanda y Bélgica, donde su carrera profesional ha cobrado forma, primero realizando estudios de máster en trompa y, después de composición y dirección orquestal. En la actualidad, este bergararra de 36 años lleva la batuta de dos bandas en Maastricht y Kerkrade, y también es director principal de la Ópera Comique Maastricht y del ensemble de música contemporánea Coma.

¿Qué le supone haber sido seleccionado para llevar la batuta el próximo jueves del concierto inaugural de la World Music Championship?

En primer lugar un honor muy grande y una responsabilidad mayor, porque en otras ocasiones los elegidos para este evento han sido directores que han tenido una trayectoria muy ascendente en sus carreras, por ejemplo, el afamado holandés Jan Cober. Aparte de ser un escaparate ideal, será una experiencia extraordinaria para enriquecerme como director.

¿Se podría decir que ha conseguido alcanzar el sueño de la mayoría de directores europeos?

El mundo de la dirección es de una competencia grandísima y una oportunidad así la aceptaría cualquier director sin dudar lo más mínimo. Pero, sobre todo, lo veo como un reconocimiento a todos los años que llevo trabajando en Bélgica y Holanda.

¿Cuáles son las dimensiones que tiene el festival?

Colosales. Participarán más de 20.000 músicos y 250 bandas y agrupaciones musicales de todo el mundo: Italia, Alemania, Latvia, Reino Unido, Colombia, España Su repercusión es importantísima para las formaciones que son premiadas;logran un prestigio mayor a nivel internacional para luego ser invitadas a tocar en otros países y concursos. Se podría comparar con el Certamen Internacional de Valencia, pero con la diferencia de que la WMC de Kerkrade se celebra cada cuatro años por las labores organizativas que conlleva. Además de bandas de música, también toman parte Brass Bands, Fanfares y grupos de percusión.

¿Cómo va a ser el concierto?

Tiene dos partes. En la primera, dirigiré una banda formada por dos de las mejorezs bandas holandesas, cerca de 110 músicos. En las primeras dos piezas se pondrá al frente Björn Bus, un joven director holandés que ya cosecha éxitos en otros países. Las tres siguientes estarán a mi cargo: El Olimpo de los Dioses de Óscar Navarro, Paradiso de Robert W. Smith, y el pasodoble L os i en Bala del que fue mi profesor de composición, Jef Penders. En la segunda parte, actuará la orquesta sinfónica del sur de Holanda Philarmonie Zuidnederland, y compartiré batuta con el gran maestro Jan Cober. Me tocará dirigir la 2a suite de L Arlesienne de Georges Bizet.

La WMC 2017 se celebra cada cuatro años como las Olimpiadas se prolongará hasta el 30 de julio. ¿Va a participar en más actos?

Precisamente, el último día tomaré parte como primer trompista tocando con la banda Sint PetrusyPaulus de Maastricht, en la que trabajo como segundo director, y con la cual ganamos el segundo premio en la mayor categoría en la edición anterior de 2013. Vamos a ver si este año nos podemos llevar el primer premio.

¿Cómo empezó con la música?

Muy de pequeño. Mi padre tocaba la guitarra y tenía diferentes armónicas en casa. Con cuatro años las agarraba con las dos manos y soplaba;para mí aquel sonido era de un colorido increíble, sólo había que soplar para dentro o para afuera, ¡era tan fácil como respirar!. Más tarde empecé a estudiar la trompa y debido a un problema de embocadura (músculos de los labios), aterricé en Maastricht para estudiar con un especialista en ese tipo de disfunciones. Tuve la inmensa suerte de conocer al maestro compositor Jef Penders y estudiar con él composición durante cuatro años;fui su último alumno e hicimos una amistad muy profunda. Después decidí aplicar todos esos conocimientos en estudiar dirección en Maastricht, y más tarde me aceptaron para hacer el máster en dirección orquestal en el Real Conservatorio de Amberes con el maestro Ivo Venkov.

Tan lejos de casa, pero intentando dar a conocer la música vasca.

Siempre me ha gustado la música de compositores vascos como Arriaga, Sorozabal, Aita Donostia o Jesús Guridi. De la música de este último ya me enamoré hace mucho y quería darlo a conocer aquí. El año pasado dirigí sus Diez Melodías Vascas en un tour por todo el país con la joven banda de Holanda, y fue todo un éxito. Muchos directores me han preguntado cómo conseguir esas partituras. Como anécdota contaré que después de aquel tour, al volver a casa en avión para las vacaciones coincidí en el asiento de al lado con la nieta del mismísimo Jesús Guridi, ¡vaya casualidad!. Vinimos charlando sobre su abuelo y su música, fue una experiencia inolvidable;una mujer encantadora.

¿Qué le ha dado la música?

Muchísimo. La oportunidad de conocer lugares diferentes, convivir con gente de otras culturas, maneras de ver el mundo y opiniones distintas a la tuya. Eso me ha hecho ver que el respeto es punto de partida para cualquier entendimiento. Escucharnos los unos a los otros, de eso se trata, en la música y en la vida en general.

Por último, ¿ha pensado regresar a Bergara? ¿Qué echa de menos?

Tengo momentos en los que me pregunto por qué estoy tan lejos de mi familia y mis amigos , no termino de tener una respuesta concreta. La corriente es la que me lleva y yo remo lo mejor posible. Lo contrario sería remar a contracorriente ahora mismo. Pero no pasa un día en que no piense en mis padres... Por supuesto que echo de menos mi tierra. ¡Ojalá me llamen pronto para algún proyecto interesante por allí!. Echo de menos, sobre todo, salir a dar una vuelta y encontrarme a conocidos, charlar un rato con ellos, tomar algo;la comida, el monte, el pintxo-pote...

Gipuzkoando

Un txoko guipuzcoano. El bar Hamaika de Bergara, por su gente, comida y lugar encantador.

Una fiesta. Aunque hace mucho que no puedo ir, San Martzial (Bergara).

Un monte. Urbia, por el lugar mágico que representa para mí.

Un paisaje. El sendero Talaia, en Pasai Donibane.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902