Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Ander Zurimendi periodista y Autor del libro ‘recoja sus cosas’

“Lo más grande en la vida es la libertad, pero no como un tópico, sino hacer lo que deseas en cada momento”

‘Recoja sus cosas’, dice su autor, es novela y reportaje, la narración del aterrizaje en la vida real de cinco expresos de ETA al salir de la cárcel tras el fin de la ‘doctrina Parot’

Una entrevista de Txus Díez - Lunes, 3 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Ander Azurmendi

Ander Azurmendi (N.g)

Galería Noticia

Ander Azurmendi

Gasteiz- ‘Recoja sus cosas’ es un texto novelado, pero sustentando en hechos reales.

-Hay algunas historias que son ciertas, que han pasado, pero en vez de explicarlas como una información estricta las explicamos como una narración, porque al poner unos personajes, escenas y diálogos es más fácil crear unos sentimientos, y con ello puedes llegar a personas a las que con el periodismo convencional del día a día no podemos llegar. Me refiero a personas del Estado español que no tienen conocimiento de que los presos de ETA también han sufrido, que no tienen una sensibilidad para con estos presos y que están muy alejados de cualquier tipo de empatía hacia todo lo que suene a abertzale o esté relacionado con el conflicto vasco.

¿Cree que se empiezan a traspasar ya esas barreras tan asentadas durante décadas?

“Lo que la cárcel consigue es crear una persona más dócil, no hay margen de decisión, pero luego todo cambia”

-Efectivamente, ha habido una barrera infranqueable, pero con el paso de unos años, tras haber acabado la parte del la lucha armada de ETA, y con una sociedad que va más hacia la normalización, ha habido una efervescencia.

¿En qué medida unos y otros expresos se han habituado mejor o peor a la vida exterior?

-Todos tenían un patrón muy similar en cuanto a cómo habían entrado, a principios de los años 80, con veintipocos años, y explican cosas muy similares. En ese proceso de readaptación hay historias más anecdóticas, relacionadas con la tecnología. El teléfono móvil es algo increíble, el coche en el que se encienden lucecitas por la noche les parece una nave de Star Trek. Además se agobian en el metro, una persona estuvo en un concierto de Doctor Deseo y se tenía que marchar porque las aglomeraciones repentinas le agobiaban.

¿Son las relaciones familiares el principal problema, al margen de salir a un mundo distinto al que conocieron en su día? ¿Cuesta conocer de verdad a los hijos, aprender a vivir con la pareja?

“Los expresos de ETA tienen un colchón familiar y social, pero también tienen difícil buscar un trabajo”

-Hay una pérdida de habilidades sociales comunes a todos, en las relaciones con los hijos, con los que nunca han convivido porque han nacido fruto de un vis a vis o eran muy pequeños cuando detuvieron al padre, a la madre o a los dos, y solo les han conocido en un vis a vis íntimo una vez al mes o a través del cristal. De repente llegan los padres y el chaval o chavala de veintipico años viven una contradicción enorme por la alegría de estar con su aita y su ama, pero a la vez son extraños. El ser humano es tremendamente resiliente, se adapta al medio y sobrevive. Te acostumbras al ritmo de la cárcel y cuando sales todo te choca, pero desde que hicimos las últimas entrevistas hasta la presentación del libro, quien antes miraba al móvil como las vacas al tren ahora está enganchado como un chaval de quince años.

Muchos salen a una edad avanzada y sin habilidades laborales o formación. ¿De qué manera afrontan la búsqueda de empleo?

-La salida laboral es en todos los casos el problema más importante que he tratado. Aunque los presos por pertenencia a ETA tienen un colchón familiar y social, y un relato social en el que integrarse, en el tema del trabajo tienen el mismo problema que el resto de la gente con la crisis económica.

¿Cómo afectan los años en prisión en el aspecto psicológico?

-Está por ejemplo el caso de una presa que a la semana de salir estaba en casa de su familia. Notaron que se había despertado, pero no salía de la habitación. Al rato fueron y les dijo que estaba como esperando a que alguien viniera a abrirle la puerta. En ese momento ves que lo que la cárcel consigue es crear una persona dócil. En la cárcel no hay margen de decisión, a la hora de comer vas a comer, si te castigan no vas al patio, ducha a la hora de la ducha, para ir a la pista deportiva hay que hacer una instancia... Hay una falta de capacidad de decisión, y por eso en un primer momento hay reacciones de este tipo. De la misma forma, luego todo cambia, y rápido además, la de la readaptación es una historia universal. Fernando Etxegarai, miembro de Harrera, y una de las personas que salen en el libro, dice que lo más grande de la vida es la libertad, pero no como un tópico, la libertad de poder hacer en cada momento, relativamente, lo que tú deseas.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902