Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Denis Itxaso Diputado de Cultura, Turismo, Juventud y Deportes

“Evitar la movilidad es una medida arriesgada, pero necesaria para salvaguardar la vocación del deporte escolar”

En pleno debate sobre la nueva normativa de deporte escolar, Denis Itxaso trata de arrojar luz a un asunto que ha suscitado críticas como las de la Federación Guipuzcoana de Fútbol y muchos clubes

Ramón Sánchez - Lunes, 3 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Denis Itxaso, diputado de Cultura, Turismo, Juventud y Deportes.

Denis Itxaso, diputado de Cultura, Turismo, Juventud y Deportes. ( Ruben Plaza)

Galería Noticia

Denis Itxaso, diputado de Cultura, Turismo, Juventud y Deportes.

donostia- La nueva norma foral para renovar el programa de deporte escolar ha generado un amplio debate en el que surgen voces discordantes... ¿Está intentado la Diputación llegar a un consenso?

-Tras 25 años de deporte escolar, con todo lo bueno que nos ha aportado, creíamos que había que hacer una lectura acorde con los tiempos. Ocurre que los escolares cada vez tienen un currículum escolar más denso y también una necesidad, porque así nos los han transmitido sus padres, de tener más tiempo para su ocio.

¿Por qué había que modificar la normativa anterior?

-El deporte escolar estaba provocando que tuvieran el lunes entrenamiento con el club;martes, de deporte escolar;miércoles, de nuevo con el club;jueves, entrenamiento polideportivo de deporte escolar;viernes, con el club;sábado, partido de deporte escolar;y domingo, partido con el club. Entonces, no pueden hacer ninguna otra cosa. Hemos querido flexibilizar eso, lo que nos ha generado alguna inquietud por parte de la comunidad del deporte escolar, pero a la vez hemos querido reordenar y meter en cintura el itinerario de rendimiento que se había agrandado desmesuradamente, sobre todo en el fútbol. Y también hemos querido tratar la cuestión relativa al tránsito de los jugadores porque entendíamos, tras el proceso participativo con padres, federaciones, clubes, Ararteko, centros escolares..., que no tenía sentido que fueran proliferándose prácticas de mercadeo entre clubes con chavales de tan temprana edad, pero era un problema derivado, fundamentalmente, del fútbol masculino.

¿Cómo se puede convencer a entidades como la Federación Guipuzcoana de Fútbol o a algunos clubes de que medidas como la que prohíbe que niños menores de catorce años se inscriban en equipos de fuera de su municipio son óptimas?

-Hay que aclarar ciertas cosas a raíz de la entrevista de Juan Luis Larrea en NOTICIAS DE GIPUZKOA. Fue la Federación de Fútbol la que nos dijo que regulásemos la movilidad de los jugadores. Cuando vimos en la mesa territorial de deporte escolar que había suficientes cuestiones vinculadas al fútbol como para crear una comisión específica y apartarla del resto de los debates, en esa mesa en la que estaban la Diputación, la Real, como la cabeza visible de la pirámide formativa, y la Federación, se nos pidió que regulásemos el tema de la movilidad y es lo que hemos hecho.

¿La Federación ha participado en la elaboración de la nueva propuesta?

-Los representantes de la Federación, entre los que no estaba el señor Larrea, pero sí los enviados por él, no veían con malos ojos esta normativa, por lo que algo ha pasado para que la Federación y su presidente hayan tomado esta posición. Entiendo que esta posición se apoya en determinados clubes que han desarrollado prácticas de estas características;son clubes que hacen bien su trabajo y nadie me oirá a mí decir ni una sola palabra de ellos, pero si ponemos en el centro de nuestra atención el interés del menor, no tiene lógica que un niño de Bergara termine viniendo a San Sebastián a jugar a esas edades. También quiero decir que precisamente en Bizkaia, que es una especie de edén en el que mirarse para algunos clubes guipuzcoanos, más de 50 clubes han firmado una carta de compromiso y de respeto entre ellos porque quieren protegerse entre ellos y que no se produzcan esos fichajes. Evitar la movilidad es una medida pionera y arriesgada, pero absolutamente necesaria para salvaguardar la vocación última del deporte escolar, incluido el itinerario de rendimiento. No tiene sentido que a esas edades se fichen jugadores;lo que tiene sentido es que los niños mantengan el arraigo con su club en su municipio o, como mucho, en su comarca porque ya habrá tiempo para que puedan cambiar su proceso de rendimiento.

¿Y tras estas explicaciones que da, qué opinión le merece que el presidente de la Federación, Juan Luis Larrea, tildara de “barbaridad” la norma foral?

-Pues es muy desconcertante. Primero, porque es la Federación quien pide que se regule esto;y segundo, porque representantes de esa Federación han estado en la comisión tripartita en el fútbol que no ha tenido ninguna otra federación, y allí se ha hablado de esto. Y una de las cosas que decía el señor Larrea en la entrevista es que no se había dado cauce a las opiniones de la Federación. Eso no es cierto.

Pues Juan Luis Larrea insistía en que no se les ha tenido en cuenta...

-Nos hemos reunido Federación, Real Sociedad y Diputación. Por eso, solo puedo interpretar las palabras de Larrea en clave interna de la propia Federación. Igual tiene miedo de que algunos clubes se planten ante estas opiniones. Pero estas decisiones están habladas, trabajadas y no lo veían mal, pero de un día para otro nos encontramos con que no estaban de acuerdo. Eso nos lo dijeron una semana antes de la toma de decisiones. Entonces, es desconcertante la posición de Larrea.

Él hablaba de algunos casos concretos en los que la aplicación de la normativa no sería justa, como un hijo de padres separados que pase el fin de semana en otro municipio diferente al de entre semana.

-Se pueden poner las casuísticas más estrambóticas, incluida esa, que puede ser normal, pero todos los casos los vamos a tener en cuenta. Tanto cuando una familia vive en un hogar distinto al que está el colegio como cuando una familia está divorciada y haya una custodia compartida, o como cuando haya una ausencia de club en un itinerario de rendimiento donde uno vive y pueda ir al de al lado. Todo eso se va a tener en cuenta. Lo que conviene es flexibilizar esa postura inicial. En edades más tempranas, se puede restringir la movilidad al municipio, pero a medida que el niño vaya pasando a categorías infantiles se puede ampliar la restricción a ámbitos comarcales, donde habrá una oferta de equipos más amplia.

Se hace una excepción con la Real...

-Pues sí. Hemos aceptado que en este territorio la Real, que es el equipo al que la norma foral le dota de una singularidad especial, no tenga equipos en alevines y, por lo tanto, no tenga una escuela de fútbol. La Real se nutre de todos los clubes, de tal forma que hasta infantil no se dedica a fichar;ojea, vigila talentos y ya en infantil puede fichar. Y ni siquiera en infantil se dedica a traer jugadores de Mondragón todos los días a entrenar, con la distorsión que supone para un menor, sino que vienen el viernes y juegan el fin de semana, y hasta duermen aquí. En edad infantil, la política de fichajes de la Real es muy soft, de acompañamiento al menor, porque se ha decidido que cada uno se forme en su municipio, y eso es bueno para que no se desarraigue una criatura y no se le saque de su entorno.

¿Y no puede afectar al trabajo que se hace en las categorías inferiores?

-Yo creo que, después de La Masía en el Barcelona, no hay mejor cantera en España que la de Gipuzkoa. Y eso no es cosa de esta Diputación;eso es trabajo de décadas y de un liderazgo protagonizado por la Real, que ha sabido comprender la pluralidad del territorio. Yo preguntaría a Larrea si alguna vez ha estado de acuerdo con este sistema porque intuyo que no. Esta semana había una reunión entre la directora de Deportes -Goizane Álvarez- y el propio Larrea y él nos la ha cancelado. La posición del presidente y de algunos clubes siempre ha sido refractaria, y han visto el modelo liberal de Bizkaia como un modelo a seguir y resulta que en Bizkaia son los propios clubes los que están intentando protegerse entre ellos. ¿Por qué? Porque hay allí también hay peces grandes que se quieren comer al pequeño y peces pequeños que se quieren proteger de los grandes. Y aquí son muchos más los peces pequeños que están cansados de hacer un trabajo, que la Real lo respete y luego venga alguien que, aprovechando que la Real no entra hasta categoría infantil porque no tiene alevín, fiche a sus jugadores y los traiga a Donostia. Y son muchos los clubes en Gipuzkoa que están cansados de eso. Acotar el tránsito y la movilidad evita eso.

Pero una crítica que se hace a este proyecto es que la Real puede fichar a un futbolista del Leioa y al Hernani, por ejemplo, le falte algún jugador para completar el equipo y no pueda contar con uno de Donostia.

-Pero el jugador de Leioa, si no me equivoco, entrena solo los viernes y los sábados. Y no sé si viene aquí o va a Vitoria, al centro de entrenamiento que tiene allí la Real. Los métodos de captación de la Real no son agresivos ni exigen que el jugador venga todos los días a Zubieta. Deja que los jugadores crezcan hasta determinada edad en sus clubes, entrene con ellos, que para eso tiene convenios con los clubes, y se los trae a los entrenamientos los viernes, les paga el hotel y los sábados juegan el partido. Se le deja a la Real porque la norma foral dice que la Real es la cabeza de la pirámide formativa, la que la vertebra y la que, en ausencia de una escuela propia de formación, genera una red de talento, que tiene convenida, y cuando alguien destaca, lo trae los viernes y los sábados. Aunque si es de más cerca, podría ir más días a Zubieta. Y eso nos está dando buenos resultados.

La propia Federación ha dicho que va a tratar de ir contra esta norma.

-Yo creo que no. No quiero entrar en ese lenguaje bélico porque es lo último que necesita el deporte escolar. Nosotros hemos escuchado críticas... Es una pena que tras un trabajo que se ha hecho durante meses con pedagogos, técnicos... venga el presidente de la Federación de Fútbol a decir esto. Este sistema nos ha permitido tener talentos como Maialen Chourraut, que es medalla de oro olímpica, Iker Irribarria -campeón del Manomanista y del Parejas- y otros muchos. Gipuzkoa es una potencia en deporte. Entiendo que decir que los niños no pueden practicar deporte fuera de su municipio es un titular muy grueso que necesita una matización o una flexibilización y estamos dispuestos a hacerla. Y hay que dejar una cosa clara: la nueva norma no afectará a los niños que ya han empezado con su deporte en otro municipio. No le vamos a desarraigar de ese entorno que ya ha creado, porque sería problemático sacarle de ahí para meterle en otro club. La obligatoriedad se va a aplicar a los que comiencen a hacer deporte escolar, pero no hay tantos que estén haciendo deporte fuera de su localidad.

¿Si persiste la oposición de entes como la Federación Guipuzcoana de Fútbol, estaría dispuesto a retirar la normativa? ¿Y a variarla?

-No. Hemos montado un proceso participativo en el que llevamos trabajando siete meses y hemos tenido muchas reuniones con la Federación como para que a última hora, por razones que se nos ocultan, se quiera dar marcha atrás y eso ponga patas arriba un proceso en el que han participado muchas federaciones, técnicos... Y muchos clubes guipuzcoanos de fútbol la apoyan. La norma la vamos a aprobar. Y estoy convencido de que va a ser positiva. Yo creo que la oposición de Larrea obedece a cuestiones internas;no sé si los equilibrios de la Federación están en juego. Y no nos vamos a someter a dinámicas que no están en el centro del debate, que es la defensa del menor.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902