Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Ion Izagirre, ciclista del bahrain merida

"Firmaría ahora mismo estar entre los diez primeros"

Ion Izagirre afrontará el Tour desde otra perspectiva. El de Ormaiztegi despegará en la rampa de salida de Düsseldorf como líder del Bahrain en su primera campaña en el equipo árabe. La idea de Izagirre es obtener una buena clasificación en la general

César Ortuzar - Sábado, 1 de Julio de 2017 - Actualizado a las 11:51h

Ion Izaguirre.

Ion Izaguirre. (Javi Colmenero)

Galería Noticia

Ion Izaguirre.

Donostia. Reconoce Ion Izagirre que a medida que el Tour llama a su puerta, los nervios se agolpan ovillados en los bolsillos de su maillot. En la antesala de la carrera francesa, después de su medalla de bronce en el Campeonato de España en ruta, Izagirre reflexiona sobre la Grande Boucle a la que acude como jefe de filas del Bahrain, un estreno por todo lo grande.

Fue sexto en la general del Tour de Suiza, el test definitivo de cara al Tour. ¿Qué sensaciones le dejó la carrera?

- Las sensaciones fueron buenas. Quitando el día malo que tuve, en la que perdí todas las opciones de la general, cada día fui a más. Estoy contento con la carrera que hice y salgo motivado de cara al Tour.

Ofreció una gran actuación en Sölden, en la montaña más alta, y también rodó con consistencia en la crono, dos escenarios muy diferentes.

- La verdad es que rendí bien. Sölden ya lo conocía y sabía que es una subida que se hacía dura y larga. Me encontré muy bien al final y estuve cerca de la victoria. En la crono del último día también funcioné bien. Ha sido un buen test haber andado bien en dos circunstancias tan diferentes. De cara al Tour me da motivación y una buena dosis de moral.

Su mal día en Suiza estuvo relacionado con problemas de respiración. ¿Teme que le pueda ocurrir algo así en el Tour?

- No, no tengo ese miedo. Fue algo inesperado. No sé si exactamente se debió a las alergias, si fue el calor, o el hecho de haber entrenado en altura, que te puede generar algún problema. Pudieron ser muchas cosas, así que ahora mismo no pienso en eso. Puede que ocurra, pero soy positivo y pienso en todo lo bueno que puede ocurrir. Si no, no estaríamos en esto.

Llega el Tour. Su gran objetivo.

- Desde el principio de temporada es el gran objetivo y para el equipo es una carrera muy señalada. Me exigen hacer una buena general, pero a ver hasta dónde llegamos. No será fácil. Hasta ahora nunca he hecho una carrera de tres semanas como jefe de filas. Será una cosa totalmente diferente para mí. La intención es estar delante, aunque no notó una presión excesiva. Es una oportunidad, pero si no salen las cosas, habrá que ver otras metas. Pero el objetivo sí es hacer una buena general.

¿Le infunde respeto el hecho de acudir a la carrera francesa como jefe de filas?

- Sí. Está claro. Para mí supone un gran cambio. Tienes la responsabilidad de dirigir al equipo y ser un poco el cabecilla de grupo;tienes que estar siempre atento y estar delante en carrera. Ese estrés, esa tensión de carrera, también es parte de ser líder del equipo. A medida que se acerca el primer día se sientes ciertos nervios, aunque una vez empezada la carretera será diferente. Habrá que ver cómo nos vemos y cómo nos funcionan las piernas.

¿Cómo llega al Tour?

- Me veo bien. He rendido bien en las etapas de montaña y en las cronos, así que llego con confianza. El equipo también está bien, me ha ayudado muchísimo. Me ha llevado delante, bien protegido, aunque el Tour será otra cosa. Es otro mundo. El trabajo está casi hecho y las sensaciones que tengo son buenas. Hemos hecho el camino mejor posible de cara al Tour. La carrera luego nos pondrá en nuestro sitio.

Su apuesta es por la general. Pero, ¿cuál sería un buen resultado para usted?

- Estar entre los diez primeros lo firmaría ahora mismo. Será difícil. Pueden pasar mil cosas en tres semanas. Habrá que intentar hacer un top-ten y si no es factible buscar otros objetivos, como el de las victorias parciales.

Supongo que siendo jefe de filas llevará a hombres de su confianza a la carrera.

- Ha habido algún cambio, pero la mayoría eran fijos desde hacía tiempo. Yo tengo mis corredores y por otro lado está Sonny Colbrelli, otro de los puntales de los equipo, para buscar opciones en los sprints a los que llegan grupos reducidos. Tendrá lanzadores que a mí me podrán ayudar en las etapas llanas y gente que me eche un cable en las etapas duras.

Deja de ser gregario. Un gran cambio.

- Cambia todo para mí. Siendo gregario de Nairo (Quintana) el año pasado, tras trabajar cuando tocaba, podía levantar el pie. Ahora será distinto. Tienes que estar todo el día en tensión, metido en carrera, para no perder tiempo. A ver cómo gestionamos todo eso.

Si bien mira a la general, en caso de que se le presente una oportunidad para pelear por una etapa, usted estará ahí.

- Si existe alguna opción intentaré aprovecharla. Eso está claro. Al final, una victoria en el Tour lo cambia todo. Ya lo viví el año pasado. Lo poco que haces o lo mucho que haces tiene una repercusión enorme. Una etapa, cualquiera que sea, la firmaría. Pero si vas a por la general, ir a por etapas siempre es más complicado. Las victorias de etapa suelen ser en finales en alto y hay mejores escaladores que yo: Froome, Nairo, Porte, Contador o Bardet. Ellos son más fuertes para arriba. Si vas a por una cosa es más difícil conseguir la otra.

Ha dado algunos nombres que se espera que luchen por la victoria. ¿Sigue siendo Froome el gran favorito para ganar la carrera?

- Sí. Con el palmarés que tiene y si bien el año que lleva no es tan bueno como el de temporadas anteriores, sabe llegar muy bien al Tour. Además tiene uno de los mejores equipos a su alrededor. En principio, es el principal favorito.

Chris Froome dice que Porte, que ha rendido a gran nivel en el Dauphiné, es el gran favorito para vencer el Tour.

- Creo que veremos a los de siempre. No creo que haya grandes sorpresas en cuanto a los favoritos. Porte lleva un año impresionante. Está muy bien de forma. Seguro que estará disputando el Tour, al igual que Quintana, Contador, Bardet, Valverde... Hay muchos entre los que elegir y muy buenos.

Da la sensación de que el Tour está más abierto que en ediciones precedentes.

- Sí, puede ser. También es verdad que la gente quiere ver otras cosas. No gustan los dominios aplastantes, como en la época de Armstrong, y la gente espera que salga alguien que plante cara a Froome. Durante unos cuantos años ha sido imbatible y tal vez este año pueda haber cambios. Tendrá rivales nuevos que vienen y algunos de los de siempre. Puede que haya más guerra, pero es la carretera la que manda.

¿Qué le parece el recorrido de la ronda gala?

-Bueno, hay poca crono para mí, je, je, je. La dos cronos que hay no son muy largas ni muy exigentes. No es el mejor recorrido para mí, desde luego. Hay llegadas en alto, pero también etapas a las que se llega a meta tras bajar puertos. En esa clase de jornadas podremos aportar un poquito nosotros. De todos modos, la primera semana será clave por el estrés, la tensión, las caídas...

Pasar esa primera semana sin problemas es una de las metas.

- Tenemos una crono y una llegada exigente, en la quinta etapa. La subida a Planche des Belles Filles será un examen exigente y puede que se vea quién no está para ganar el Tour.

Lo cierto es que el recorrido da para emboscadas y para poder complicar la tarea de control a los equipos.

Sí. El hecho de que haya varias etapas de montaña que no terminen en subida abre el abanico. Habrá quien opte por no jugársela del todo en la subidas e intentar sorprender en las bajadas. Pero también habrá que ver qué tipo de meteorología hay... La opción de las bajadas dará para otro tipo de estrategias. Será diferente y más bonito para el espectador.

El Giro tuvo un punto caótico. ¿Cree que esa forma de correr, menos planificada, puede tener hueco en el Tour?

No lo sé. Son muchas circunstancias a tener en cuenta. Depende de los corredores, pero también de cómo son los recorridos, de las decisiones de los directores... Todo cambia mucho. Es cierto que el Giro ha sido precioso por ese descontrol. Los momentos sorprendentes son siempre bonitos para el espectáculo.

Desde su punto de vista, ¿qué hace tan especial al Tour?

La repercusión que tiene. Es la mejor carrera del mundo, la que lo mueve todo. Te guste o no te guste el ciclismo, casi todo el mundo sabe lo que es el Tour debido a su eco mediático. Eso hace que todo sea más grande y más espectacular. Eso conlleva un estrés extra. Es la carrera con más presión.

Habla del estrés. ¿Esa presión causa una fatiga extra?

Sí. Es algo que vas notando día a día. A medida que llega la fecha del estreno se nota más la presión, pero no solo en los corredores. Uno piensa que son corredores con los que has competido todo el año, pero al final es el Tour y se nota mucho la tensión.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902