Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Quince preguntas para esclarecer las causas de la muerte de Julen

El tribunal delibera desde ayer para decidir si el menor fue asesinado
Se busca un veredicto “coherente” con el cuestionario que plantea el juez

Jorge Napal Gorka Estrada - Martes, 27 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:03h

El presidente del tribunal, Augusto Maeso, entregó ayer el objeto del veredicto al jurado.

El presidente del tribunal, Augusto Maeso, entregó ayer el objeto del veredicto al jurado.

Galería Noticia

El presidente del tribunal, Augusto Maeso, entregó ayer el objeto del veredicto al jurado.

Donostia- Ha llegado la hora de la verdad, conocer si Julen murió de forma accidental, voluntaria, o fue asesinado. Los miembros del jurado que deben emitir el veredicto permanecen incomunicados desde ayer a mediodía para alcanzar un acuerdo sobre el grado de culpabilidad del acusado, Luis Serrano, el padre del menor.

Después de tres semanas y quince sesiones del juicio celebrado en la Audiencia de Gipuzkoa, los jurados deberán ofrecer una argumentación razonada de lo que pudo ocurrir, y para ello responden desde ayer a un cuestionario de quince preguntas elaboradas por el juez. Las respuestas permitirán determinar si Luis Serrano fue culpable o no de la muerte de su hijo, hallado sin vida en una vivienda de Donostia hace seis años.

Fue la de ayer una mañana muy larga en la que el presidente del tribunal Augusto Maeso hubo de extenderse en explicaciones. Algunos puntos del objeto del veredicto fueron discutidos entre las partes, que plantearon sus objeciones y debatieron a puerta cerrada sobre los términos empleados en el cuestionario.

Una vez alcanzado el borrador definitivo, se leyó en audiencia pública las quince preguntas estructuradas en tres partes que el juez entregó al fiscal Jorge Bermúdez y a los abogados Iñigo Iruin, que representa a los intereses de la madre de Julen, y Miguel Castell, defensor del acusado.

Las primeras once preguntas están centradas en los hechos que los miembros del jurado deben considerar probados.

El tribunal recibió las instrucciones pertinentes sobre cómo tienen que votar. No es sencillo alcanzar un pleno acuerdo. Para considerar probado cada hecho hacen falta siete votos contra dos -en el caso de hechos desfavorables para el acusado-, y cinco contra cuatro en el caso de que sean favorables.

Según reveló el magistrado, existe conformidad por todas las partes con las dos primeras preguntas. Una de ellas hace referencia a la situación familiar que atravesaba el acusado en el momento de lo ocurrido, y la segunda al propio hecho de la muerte. Ninguno de los forenses ha puesto en cuestión que Julen Serrano, de 13 años, murió por “un taponamiento cardiaco” provocado por una cuchillada.

el núcleo de la acusaciónEl problema está en saber cómo acabó alojada el arma blanca en su pecho, a ocho centímetros de profundidad. A este respecto, la quinta pregunta que deberán razonar los jurados se antoja determinante. Es el núcleo de la acusación. El tribunal popular deberá ponerse de acuerdo para considerar probado, o no, que estando en la misma habitación que su hijo, Luis Serrano le clavó el cuchillo.

Si así lo entiende el jurado, deberán acordar si lo hizo como venganza hacia la madre, como sostienen el Ministerio Público y el abogado de Itziar Loinaz, expareja del acusado. Para el fiscal Jorge Bermúdez, y la acusación particular, que ejerce el abogado Iñigo Iruin en nombre de la madre de la víctima, el imputado mató al adolescente al clavarle un cuchillo en el pecho con el fin de ocasionar un daño a su mujer, que había decidido no dar “marcha atrás” en una ruptura que él no deseaba, lo que le producía “frustración e ira”.

los puntos más debatidos Durante la sesión de ayer, el magistrado hizo hincapié en otros de los puntos más debatidos integrados por tres cuestiones “nucleares”: ¿Le consideran a Luis Serrano culpable de haber dado muerte a su hijo?;en el caso de que fuera así, ¿lo hizo sin que Julen pudiera defenderse? Una respuesta positiva en ese sentido introduciría una circunstancia agravante de la responsabilidad criminal (alevosía), por lo que estaríamos ante un asesinato y no un homicidio.

Fuentes jurídicas sostienen que resulta complejo emitir un pronóstico sobre la duración de la deliberación, teniendo en cuenta la complejidad del caso. De hecho, cabe la posibilidad de que los miembros del jurado soliciten instrucciones y se tenga que convocar una nueva vista para ofrecer explicaciones.

Por lo pronto, se han batido todas las marcas con respecto a los juicios con tribunal de jurado que se habían celebrado en Gipuzkoa hasta ahora, tanto por su duración como por el número de sesiones. “Ha sido un caso dificilísimo por lo delicado de las pruebas, la complejidad del asunto y la entidad de los abogados”, indican las mismas fuentes. Al cierre de esta edición los jurados continuaban deliberando. Lo cierto es que la motivación debe ser “muy sólida” puesto que el magistrado tiene plena potestad para devolver a los jurados el objeto del veredicto si no está bien argumentado.

El fiscal y la acusación particular insisten en la culpabilidad de Julen. Durante la última sesión de la vista oral celebrada la semana pasada en la Audiencia de Gipuzkoa, el fiscal se mostró convencido de que a Julen lo mató su padre, opinión que comparte la acusación particular. El acusado se enfrenta a peticiones de 18 y 20 años de cárcel.

El letrado defensor, Miguel Castells, por su parte, sostiene que se han abierto infinitas posibilidades sobre las causas del fallecimiento del menor y todas ellas apuntan a la “autolesión”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902