Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Markel Olano diputado general

“Nuestra obsesión es transformar Gipuzkoa con proyectos concretos;somos un Gobierno de acción”

Una entrevista de Iraitz Astarloa Fotografía Ruben Plaza - Domingo, 25 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Markel Olano

Galería Noticia

Markel Olano

donostia- Estamos en el ecuador de la legislatura. ¿Cuáles son las principales tareas del Gobierno foral en los dos años que restan?

-Mirar al futuro del territorio. El nuevo instrumento de gobernanza Etorkizuna Eraikiz va a tener un papel fundamental.

En dos años han visitado más de 250 empresas. ¿Se trata de un mensaje de apoyo a los empresarios?

-La cercanía y el contacto son necesarias pero no suficientes, porque luego se tiene que producir un apoyo efectivo en otras cuestiones como la fiscalidad o la promoción económica. Para mí es muy importante acertar en esas decisiones y para eso es necesario el contacto con la realidad.

¿Goza de buena salud el tejido empresarial guipuzcoano?

-Hay algunos sectores a los que les está costando superar la crisis, pero en general, la estructura de pyme ha dado un salto muy importante en la competitividad, la innovación y la internacionalización.

Últimamente han proliferado los mensajes que piden una revisión al alza de los salarios de los trabajadores. ¿Ve a las empresas favorables a esta demanda?

-Hay que compatibilizar la asunción de los retos de las propias empresas con un salario adecuado de los trabajadores. Podemos ser muy exigentes con la remuneración, pero si el motor de la competitividad falla, se genera una situación de peligro para la propia empresa. Los dos ámbitos se tienen que poder equilibrar.

¿Habrá reforma fiscal?

-Para 2018 tendremos un paquete de nuevas medidas fiscales.

Han anunciado la creación de un centro de ciberseguridad que dé apoyo a las empresas. ¿Es este proyecto complementario al del Gobierno Vasco en Vitoria?

-Vamos a hacer todo lo que está en nuestra mano para que lo sea. Nosotros miramos a las necesidades de Gipuzkoa y al potencial que tienen las empresas de ciberseguridad. Consideramos que tenemos un nivel de excelencia que hace que tenga todo el sentido que se desarrolle el proyecto en el territorio.

¿Está amenazado este proyecto en el caso de que no reciba el apoyo del Gobierno Vasco?

-No hablaría de amenazas. Lo deseable sería que colaborásemos todas las instituciones, pero el núcleo duro se va a gestar en Gipuzkoa y va a ser un proyecto que aúne esfuerzo público con privado. El punto de partida será la excelencia y el potencial de las empresas de ciberseguridad de Gipuzkoa. Eso nos va a llevar a liderar un espacio de colaboración para desarrollar proyectos conjuntos.

"Activaremos experiencias piloto en ámbitos importantes y, en la medida en que tengan éxito, se extenderán al conjunto del sistema"

Otro de los ejes de la política foral son las políticas sociales. ¿Está funcionando su plan de inclusión Elkar Ekin como estaba previsto?

-Hasta ahora se ha producido una fase de diseño del mismo. Es un proyecto muy ambicioso que transforma la gestión en torno a las personas en riesgo de exclusión. Ahora toca que los diferentes agentes, como asociaciones del tercer sector o empresas, se integren en una estrategia común. El enfoque está bien realizado, pero hace falta cerrar la participación de cada agente. Si el objetivo es que Gipuzkoa sea el territorio europeo con menor desigualdad, todos los agentes del territorio tenemos que implicarnos, cada uno en función de sus capacidades. Elkar Ekin pretende estructurar ese esfuerzo.

Por otra parte, Etorkizuna Eraikiz es su proyecto de cabecera.

-Las experiencias piloto tienen que ser una de las herramientas importantes para la transformación de Gipuzkoa. Etorkizuna Eraikiz ha puesto en marcha un instrumento llamado Gipuzkoa Lab que pretende activar estas experiencias en ámbitos que consideramos importantes, como puede ser la conciliación. En la medida en que tengan éxito, se podrán extender al conjunto del sistema.

Hablando de conciliación, no parece que se consiga pasar de las palabras a los hechos.

-Se está produciendo una creciente conciliación en Gipuzkoa, pero concilian las mujeres. Lo que nos falla es la corresponsabilidad, que hombres y mujeres asuman de modo paritario sus responsabilidades en la sociedad y en la familia. En ese contexto y dentro de Gipuzkoa Lab, hemos puesto en marcha 20 experiencias piloto en 20 empresas. En la medida en que se puedan extrapolar al conjunto del territorio, lo haremos.

Otra cuestión preocupante es el evidente envejecimiento poblacional que padece Gipuzkoa.

-Hay un dato relevante y es que en 2026 vamos a tener 7.000 personas más en Gipuzkoa con más de 80 años. Eso significa que la transformación demográfica es radical e imparable y debemos adecuarnos a esta situación. El Departamento de Políticas Sociales tiene la responsabilidad de la atención a los mayores y, evidentemente, esta evolución demográfica tiene un impacto directo en nuestra competencia.

¿Qué medidas se están tomando para paliar esta situación?

-Tenemos el componente de las listas de espera para las residencias y desarrollaremos una estrategia integral para hacer frente a esa necesidad. Tampoco podemos olvidar que el 80% de los mayores quieren continuar viviendo en su propio domicilio, y tenemos que atender esa necesidad que desde el punto de vista social tiene todo el sentido. Necesitamos una colaboración interinstitucional con el tercer sector y desarrollaremos un modelo específico para Gipuzkoa. Vamos a tener que reforzar las plazas en las residencias de personas mayores y luego la atención domiciliaria va a tener un protagonismo creciente.

Aquí se enmarca la puesta en marcha del centro de investigación del envejecimiento en Pasaia. ¿Hay algún avance?

-Queremos desarrollar un centro de referencia en salud y envejecimiento que va a tener dos aspectos: va a ser una residencia experimental y avanzada y, a su vez, ese componente innovador nos va a servir para mejorar el conjunto del sistema, optimizarlo, hacer que sea más eficiente. Pretendemos que el centro de Pasaia haga una apuesta por la I+D+i y por testar nuevos procedimientos.

Pasaia ha estado en el foco mediático por el impulso definitivo a la regeneración de la bahía.

-En los próximos días, aprobaremos el Plan Especial del puerto, que es un paso fundamental para que se puedan compatibilizar los usos portuarios y urbanos y eso va a permitir un desarrollo y una regeneración muy potente en la comarca. Luego tendrán que desarrollarse en paralelo distintos aspectos de regeneración y de puesta en marcha de proyectos como el que acabamos de citar sobre la tercera edad.

El aeropuerto de Hondarribia se encuentra en una situación crítica con el recorte de la pista. ¿Tiene futuro en estas condiciones?

"Si somos ambiciosos, decididos y colaboramos entre todos, extenderemos una ola positiva en torno al euskera"

-Sin ninguna duda. Tenemos que conseguir que mantenga su actual actividad y a poder ser, incrementarla. El recorte de las pistas va a suponer un obstáculo, pero tenemos que mantener una interlocución con el Estado para que se garantice la pervivencia.

El turismo es un tema de moda en Gipuzkoa. Parece que existen dos percepciones: la de los donostiarras, que sienten cierta sensación de invasión, y la del resto de comarcas, especialmente del interior, donde se asume como una novedad interesante. ¿Cómo se van a conciliar ambas posturas?

-Somos muy conscientes de que Donostia está viviendo un boom mundial y que está atrayendo a cientos de miles de personas. Ese potencial lo tenemos que extender al conjunto del territorio y al conjunto del país. Somos un territorio muy pequeño, los desplazamientos son muy cortos y tenemos que aprovecharlo para la distribución de ese tráfico.

¿Se puede dar a estas alturas por resuelta la crisis de los residuos?

-Hemos cumplido con nuestra responsabilidad, que es la licitación y adjudicación de la incineradora. Ahora, la gestión tiene que ser impecable para que esa infraestructura esté en marcha en 2019.

Como los residuos, el proyecto de las pistas de Aralar ha generado mucho debate. ¿Son razonables los temores planteados?

-Estamos en una fase de diálogo discreto para llegar a un acuerdo y tenemos condiciones objetivas para llegar a buen puerto. Hay diferentes intereses que hay que conjugar, pero hay condiciones para llevarlo a cabo. Todos tenemos que tener flexibilidad.

En seis meses entra en vigor el peaje de la N-I. ¿Se ha hecho pedagogía con el sector del transporte?

-La relación ha sido permanente y fluida. Evidentemente la medida no es del gusto del sector y es comprensible, pero Gipuzkoa necesita ese instrumento de gestión.

Hay otras cuestiones que generan mayor consenso. En esta legislatura se ha dado un impulso a las actuaciones relacionadas con la memoria histórica. ¿Qué buscan con ello?

-Es nuestra responsabilidad reconocer a un colectivo y a una generación que hizo un sacrificio por nuestro país, por un sistema democrático y unas libertades, que luego fue ocultado por largas décadas de dictadura franquista.

Pero también les acusan de utilizar el rodillo.

-No vale cerrar todas las puertas al diálogo y luego decir que existe un rodillo. Si no tengo posibilidades de acordar nada con la oposición, ejecutaré la mayoría, porque si no paralizaría el territorio. Tenemos esa estabilidad, pero también las puertas abiertas para desarrollar conjuntamente proyectos. Pensamos, por ejemplo, que Etorkizuna Eraikiz debe continuar las próximas legislaturas, independientemente de quién gobierne. Es importante que Gobierno y oposición hagan un análisis conjunto de las necesidades que tiene Gipuzkoa en el futuro.

Asimismo, les critican por caer en el postureo y la propaganda.

-Este Gobierno es básicamente un Gobierno de acción. La estabilidad que hemos tenido estos cuatro años nos permite desarrollar nuestro programa prácticamente al 100%. Y en el ecuador de la legislatura vamos a abordar nuevos proyectos. El resultado lo valorará la ciudadanía a final de legislatura, pero nuestra obsesión es transformar Gipuzkoa con proyectos concretos.

"Expresaremos nuestras discrepancias con el PSE con toda naturalidad, sobre todo si tienen que ver con el futuro político de nuestro país"

La desanexión de Itsaso ha seguido un proceso ejemplar. ¿Aceptará la Diputación injerencias de Madrid?

-Vamos a hacer todo el esfuerzo para que la puesta en marcha del nuevo municipio sea con todas las bendiciones, pero nuestro comportamiento con Itsaso va a ser igual que con el resto de municipios de Gipuzkoa.

Con su visita a Catalunya, trasladó el apoyo mayoritario de la sociedad guipuzcoana a los catalanes. Ahora que parece que el procés enfila su recta final, ¿qué desenlace prevé?

-Espero que se produzca un ejercicio democrático y que la voluntad del pueblo catalán tenga cauce. Un Estado que impide un ejercicio democrático se retrata a sí mismo. Doy todo mi apoyo a las instituciones catalanas en el esfuerzo que están haciendo.

¿Ha dejado Catalunya alguna lección que Euskadi pueda aprender?

-El pueblo de Catalunya ha desarrollado una dinámica absolutamente ejemplar. Ha sido cívica, democrática y pacífica, han integrado al conjunto de colectivos y entiendo que ese dinamismo social es el que deberíamos intentar aplicar en Euskadi.

Aquel viaje supuso una fricción con su socio de Gobierno. ¿Gozará la coalición de buena salud hasta 2019?

-Expresaremos nuestras discrepancias con toda naturalidad, sobre todo si tienen que ver con el futuro político de nuestro país. Pero desde el punto de vista de los objetivos que nos marcamos para esta legislatura, la relación es muy fluida, tenemos instrumentos de coordinación y una buena relación personal. Albergamos claro optimismo.

Arnaldo Otegi les ha acusado de haber traicionado su abertzalismo tras el pacto de Madrid y habla de arrebatarles la hegemonía política en Euskadi. Con este planteamiento parece difícil un trabajo común entre fuerzas abertzales.

-Si la izquierda abertzale nos establece un escenario de confrontación y enfrentamiento, que es el que hemos tenido en Gipuzkoa en estos últimos largos años, la colaboración va a ser imposible. Nosotros hemos extendido la mano al conjunto de partidos para que enfoquemos de un modo común el futuro del territorio.

Con este clima político, ¿ve factible repetir coalición con el PSE en 2019?

-Va a depender del resultado electoral y uno no puede adelantarse.

¿Se siente con fuerza para continuar otra legislatura más?

-Quedan dos años y no he empezado a pensar en eso.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902