Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Despedida un Labrit abarrotado despide a uno de los mejores pelotaris de todos los tiempos en un homenaje que hizo emocionarse al de Ibero

Se marcha un un mito

Despedida un labrit abarrotado despide a uno de los mejores pelotaris de todos los tiempos en un homenaje que hizo emocionarse al de ibero

Mikel Erbiti Iñaki Porto - Domingo, 25 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Irujo posa junto a todas las personas que participaron en su homenaje.

Irujo posa junto a todas las personas que participaron en su homenaje.

Galería Noticia

Irujo posa junto a todas las personas que participaron en su homenaje.Irujo, con la mano en el pecho en el homenaje de ayer.

pamplona- Emoción. Es la palabra que mejor define lo que se vivió ayer en el homenaje que le brindó el mundo de la pelota a uno de los mejores de la historia de los frontones. No había comenzado el primer partido de la tarde cuando se escucharon los primeros gritos de apoyo a Juan Martínez de Irujo en las gradas del frontón Labrit. Decenas de aficionados, que lucían camisetas con la imagen del pelotari en la parte delantera y la lista de sus títulos en la trasera, iban ocupando sus asientos.

A las 17.30 horas daba comienzo el partido que enfrentaba a Ugalde y a Jaunarena contra Darío y Martija. Conforme iban pasando los tantos el ambiente en la grada iba creciendo. Irujo sería el encargado de lanzar la chapa en el segundo partido y de realizar el saque de honor del mismo. Con la grada ya completamente abarrotada Darío cerraba su partido con un derechazo que no podía devolver Ugalde. Martija y él se llevaban el primer partido 22 a 14.

Había llegado el momento. Todos los asistentes se ponían en pie para recibir a Juan Martínez de Irujo que saltaba a la cancha vestido de pelotari y con su hija pequeña de la mano. El delantero de Ibero saludó a la grada que le respondía con una sonora ovación. Tras tirar la chapa, llegaba uno de los momentos más esperados por los aficionados a la pelota. Irujo volvía a golpear una pelota en el frontón donde tanto espectáculo ha dado. Demostrando que, pese a su dolencia cardiaca, no ha perdido el golpe, el delantero puso la pelota en el siete para terminar de encender a una grada que explotó en aplausos.

Saludando una vez más a la grada y cogiendo en brazos a su hija se volvía a retirar al vestuario.

Irribarria y Beroiz frente a Ezkurdia y Merino III disputaban el partido estelar de la tarde. El guipuzcoano y el de Huarte rompieron el partido a partir del décimo tanto y acabaron imponiéndose 22 a 15. Pero los cuatro pelotaris no se movieron de la cancha. La grada del Labrit se ponía en pie, por última vez, para despedir a Juan Martínez de Irujo.

El de Ibero fue el encargado de repartir un pequeño trofeo a los ocho pelotaris del festival. Uno a uno, todos ellos fueron saludando a un Irujo cada vez más emocionado.

Acto seguido se vivieron los momentos más emotivos de la tarde. La hermana del pelotari de Ibero le ofrecía un aurresku, junto a otro compañero, que terminaba con ambos fundiéndose en un abrazo. Irujo, al que pocas veces lo hemos podido ver tan emocionado, casi no podía contener las lágrimas.

El bersolari Julio Soto también quiso homenajear al cinco veces campeón del Manomanista. Soto ofreció a todos los presentes un emotivo bertso que al que todo el frontón respondió un una ovación y que emocionaba todavía más a Irujo.

El delantero no pudo contener las lágrimas cuando sus dos hijas le hicieron entrega de una txapela en la que se podía leer “aita para nosotras siempre serás txapeldun”.

Tras recibir también una serie de trofeos por parte de la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, niños de la escuela de Elkar Pilota y un pañuelo de San Fermín por parte del alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, Irujo tomaba la palabra y se dirigía a la grada del Labrit.

“Es un día especial. Me acuerdo de toda mi trayectoria. Desde que comencé a jugar a los seis años, pasando por mi debut en este mismo frontón hasta el día de hoy. Esto no lo cambio por nada y solo espero que hayáis podido disfrutar conmigo lo que yo con vosotros”, afirmaba el pelotari con la voz tomada.

La grada le respondió coreando su nombre tras los aplausos. El de Ibero también quiso acordarse de sus compañeros y, en especial, de dos de ellos. “Hoy me acuerdo de todos los que me han acompañado durante estos años pero especialmente de Mikel Idoate y Aitor Zubieta, dos de mis amigos”, explicó.

Irujo quiso terminar su intervención mandando un mensaje al mundo de la pelota. “Mantengamos viva la pasión por la pelota. Este es nuestro deporte, el de nuestra tierra”, dijo el de Ibero antes de exclamar “gora euskal pilota”. Y con la última y más atronadora ovación de la tarde abandonó la cancha del Labrit aplaudiendo a la grada.

Una vez dentro del vestuario, con los ánimos más calmados, el pelotari quiso agradecer a todos los que participaron en este homenaje. “Ha sido espectacular. Quiero dar las gracias a la organización, a Ibero y al Labrit, que siempre será mi casa”, explicó Irujo.

El pelotari de Ibero abandonó así el frontón que le vio debutar hace catorce años y en el que partido tras partido se fue convirtiendo en uno de los pelotaris más grandes de la historia.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902