Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Iritzia

Nueva política, otra vez

Mikel Arana - Sábado, 24 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Mikel Arana

Galería Noticia

Mikel Arana

Aunque sea sorprendente, el último representante de la nueva política es… Pedro Sánchez. Ahora que los nuevos partidos ya han hecho suyos los peores defectos de los viejos, a velocidad récord, todo sea dicho de paso, resulta que la nueva política consiste en recuperar a los protagonistas de la vieja.

Berlusconi en Forza Italia, Macron en En Marche!, Jeremy Corbyn en el Partido Laborista, Bernie Sanders en el Partido Demócrata y, sobre todo, como último ave fénix del renacimiento político, Pedro Sánchez en el Partido Socialista Obrero Español.

Es cierto que, hasta la entrega de los famosos avales, prácticamente nadie daba un duro por el antaño aliado de Susana Díaz y baronías varias, pero una cosa es que haya ganado las primarias del PSOE de manera inesperada y otra muy distinta que pretenda erigirse en el último representante de la nueva política o “agente del cambio” como a él le gusta decir.

No seré yo quien le niegue ni a Pedro Sánchez ni a ningún otro político la capacidad de virar tantos grados como considere oportuno, pero la insistencia de sus adversarios políticos por dibujarnos a un Pedro Sánchez en las antípodas del anterior y la campaña de los medios de comunicación de la derecha por definirle como el abanderado de la radicalidad y el extremismo dan que pensar. Dan que pensar por dos razones, sobre todo.

La primera, porque cada vez que el ABC, El País o La Razón nos lo presentan como si fuera un antisistema su objetivo no es tanto debilitar a Sánchez como a Podemos.

Si Sánchez recupera cierta credibilidad en la izquierda, el único perjudicado será Podemos y, no nos engañemos, para la mayoría de medios y tertulianos del centro derecha, el escenario ideal es el de recuperar el clásico bipartidismo y olvidarnos de los nuevos partidos, que solo traen “inestabilidad”.

El segundo motivo que nos debe llevar a dudar del pretendido giro radical de Pedro Sánchez, más allá de los intereses de unos y otros, es que la estrategia política que ha decidido seguir para intentar desalojar a Mariano Rajoy de la Moncloa ha sido la de intentar repetir exactamente el mismo esquema previo a su dimisión, esto es, conformar una mayoría alternativa con Albert Rivera y Pablo Iglesias.

Solo el tiempo nos dirá si su afán de repetir una fórmula que ya se sabe fracasada es el de escenificar un camino sin más salida que la de alinearse con los nacionalistas, conformar una nueva mayoría y resolver, entre otras cosas, cuestiones tales como el de una España plurinacional pero de soberanía única, o por el contrario, solo busca debilitar a sus oponentes políticos a izquierda y derecha para presentarse como la única alternativa real y transitar los tres años de legislatura que le quedan fuera del Congreso como líder de la oposición, aunque en realidad no sea tal cosa.

Abstenerse en la votación del CETA en lugar de votar en contra, para dejar que se apruebe, puede ser buena prueba de lo que nos espera.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902