Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
A mediados de 2018

El Koldo Mitxelena cerrará por obras durante casi tres años y buscará una “identidad propia”

Diputación y Ayuntamiento aplazan la integración física con la Biblioteca Central

Juan G. Andrés Ruben Plaza - Viernes, 23 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:03h

El centro Koldo Mitxelena, en una imagen tomada ayer.

El centro Koldo Mitxelena, en una imagen tomada ayer. (Ruben Plaza)

Galería Noticia

El centro Koldo Mitxelena, en una imagen tomada ayer.

Donostia- A mediados de 2018, el centro Koldo Mitxelena Kulturunea (KM) cerrará sus puertas durante casi tres años para acometer una importante obra de remodelación y buscar una “identidad propia” centrada en la difusión de sus fondos patrimoniales. Mientras el centro de la calle Urdaneta estaría más especializado, la Biblioteca Central de Alderdi Eder se volcaría en los servicios generalistas más relacionados con la lectura pública y el préstamo de libros.

El diputado de Cultura, Denis Itxaso, y la concejala donostiarra del mismo área, Miren Azkarate, ofrecieron ayer una rueda de prensa en la que comunicaron su acuerdo de “aplazar” la integración física en el mismo edificio del KM y de la Biblioteca Central, de titularidad foral y municipal, respectivamente. Hace algo más de un año, Diputación y Ayuntamiento anunciaron su intención de estudiar la fusión de ambos centros en el mismo edificio: el Koldo Mitxelena. Sin embargo, y tras un intenso trabajo técnico, ambas instituciones han coincidido en que “a corto plazo había problemas para llegar a una convergencia física” que, sin embargo, no descartan llevar a cabo más adelante.

Así, por el momento la convergencia será solo “de servicios” a fin de lograr “un mejor y más nítido” reparto de funciones entre ambos centros, según subrayó Itxaso. Por ello, el KM tratará de dar “un impulso mayor” a sus fondos patrimoniales, que deberá “difundir” y “poner en valor” a través de programaciones especiales. Al mismo tiempo, y para evitar la “duplicación de servicios”, el centro irá “apartándose” de las cuestiones relacionadas con la lectura pública, que serán responsabilidad de la Biblioteca Central. “Eso no quiere decir que no haya préstamo bibliotecario en el KM, sino que éste tendrá una identidad diferenciada y reconocible”, dijo.

El diputado abogó por “reposicionar” el KM y “rediseñar” su política de colecciones patrimoniales. Así, mientras la Biblioteca Central seguiría ofreciendo servicios “más generalistas” relacionados con la “lectura masiva” y el “ocio”, el KM acentuaría su condición de centro “especializado” que custodia volúmenes que no existen en ningún otro lugar. “Se trata de buscar una identidad propia a través de nuestros fondos de pensamiento, antropología o etnografía. Tendríamos que incrementarlos y ponerlos al servicio de los problemas sociales del momento”, declaró Itxaso.

Asimismo, advirtió de que esa misma filosofía regirá en las salas de exposiciones, que plantearán “discursos nuevos” que inviten a la “reflexión social”. Según dijo, “podrá seguir habiendo exposiciones de bellas artes, fotografía o etnografía” porque “lo de menos es el soporte” y lo importante es que la oferta ayude a generar debate e invite a la creación. La idea es que las propuestas itineren por el territorio en un momento en que el KM, abierto hace 23 años, ha dejado de ser “la biblioteca de Gipuzkoa” y recibe menos visitas de usuarios del territorio porque hoy cuentan con centros en sus municipios.

El rediseño del KM se realizará en coordinación constante con el Ayuntamiento, cuya responsable destacó la “armonía” que ha regido en todo el proceso. Miren Azkarate aseguró que esta reordenación bibliotecaria de la capital guipuzcoana persigue una gestión “más eficaz” de los recursos al objeto de evitar duplicidades que hoy día se producen. Como primera medida se formarán comisiones técnicas que seguramente adquirirán estatus jurídico mediante la firma de un convenio y que servirán para estudiar las fórmulas de coordinación en la política de adquisiciones, la organización de actividades o el programa informático. También habrá que analizar a fondo los catálogos de ambos centros para determinar qué títulos podrían trasvasarse del KM a la Biblioteca Central. Ambas instituciones se darán un plazo de seis meses para definir los servicios que asumirá cada biblioteca y los recursos humanos y económicos necesarios. De esa manera, las obras de remodelación del KM, que costarán seis millones de euros, obedecerán a unas necesidades concretas. También se realizará un “plan de interinidad” para que, mientras duren los trabajos, “el impacto sobre los usuarios sea el mínimo posible”.

La reformaA juicio de Itxaso, la “puesta al día y renovación integral” del edificio tendrá como objetivo “la ganancia de espacios más diáfanos”, por lo cual se “recuperarán” los dos grandes patios del KM para que no haya “huecos”. Además, una vez comiencen las obras, el personal del Departamento de Cultura se trasladará a otras dependencias porque el lugar que hoy ocupan en el segundo piso bajo cubierta se integrará como un espacio más para disfrute público. La Diputación también quiere ampliar los actuales horarios y ofrecer programas culturales más intensivos.

Sea como fuere, el aplazamiento de la convergencia física no implica que ésta no pueda retomarse en el futuro. “En cuatro o cinco años veremos si nos reunimos o no bajo el mismo techo, no cerramos ninguna puerta, pero mientras tanto, vamos a ofrecer un servicio más eficiente al ciudadano”, zanjó Azkarate.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902