Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
bertako gaia

Solsticio de verano que se hace música

El concierto del solsticio de la orquesta Et Incarnatus comenzó a celebrarse hace veinte años en Uzturre con poco más de 50 asistentes. Hoy en día, en Urkizu y con un millar de fieles, sigue sin perder un ápice de magia y misticismo.

Un reportaje de Marta San Sebastián - Jueves, 22 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Músicos de la orquesta Et Incarnatus en el bosque Iraolako Zuloa en Urkizu.

Músicos de la orquesta Et Incarnatus en el bosque Iraolako Zuloa en Urkizu. (N.G)

Galería Noticia

Músicos de la orquesta Et Incarnatus en el bosque Iraolako Zuloa en Urkizu.

Es el tipo de recital que le gusta a Migel Zeberio y a todo aquel que lo presencia;inédito, singular, con cierta magia y misticismo. El tradicional concierto del solsticio se celebrará de nuevo hoy (19.30 horas) en Iraolako Zuloa de Urkizu, “una celebración de la vida” que propone la orquesta Et Incarnatus de Migel Zeberio. El tolosarra recuerda cómo hace ya veinte años comenzaron a celebrar el solsticio de verano con este concierto “sin etiquetas” cerca del pico del Uzturre.

“Es un concierto muy unido a la mitología, el folklore, la naturaleza... temas que personalmente me atraen mucho. Antes la gente estaba muy unida a la madre tierra, planificaban sus cosechas en base a los ciclos del año, lo cual mostraba la cara más vulnerable del ser humano... Por este motivo, y porque tengo una orquesta que no sabe decir que no a las propuestas que les hago, comenzamos a celebrar el concierto del solsticio hace ya veinte años en Uzturre”, hace memoria el músico.

Sin embargo, aquel enclave, ventoso y muy expuesto a las inclemencias meteorológicas, resultó “demasiado temerario” y desde hace 18 años un precioso bosque de hayas trasmochas de Urkizu, conocido como Iraolako Zuloa, es el anfiteatro natural donde se desarrolla el recital.

Tenía el lugar ideal y la orquesta a su disposición, pero a Migel Zeberio le faltaban colaboradores con los que contar para solucionar los temas más logísticos. Desde el primer momento Antxon Bandrés, que conocía bien la zona, fue su fiel escudero. “Para mi él era un referente y cuando le conté la idea, enseguida se enganchó. Todos los años venía con su libreta a apuntar todo lo que había que hacer;ya que había que subir los instrumentos -un año hasta un piano de cola-, los generadores, toldos... y utilizamos un tractor para subir y bajar a la gente impedida”, explica el director de la orquesta Et Incarnatus.

“Asisten familias enteras y se brinda con champán;el concierto está lleno de momentos mágicos”, cuenta el director Migel Zeberio

Con el fallecimiento de Bandrés en 2011, nunca le han faltado ayudantes;los viajeros Angel Ortiz y Josu Iztueta haciendo esta vez de sherpas, y también el conocido médico forense Paco Etxeberria, ya que Iraolako Zuloa está en terrenos de su caserío de Urkizu.

El sonido orquestal suena espléndido en un escenario inaudito iluminado con la luz natural que tamizan las verdes hojas del verano recién estrenado. No es de extrañar que a medida que el concierto ha ido ganando en adeptos, haya perdido en intimidad. “El primer año en Uzturre no llegaríamos a 60 personas como público y el año pasado se juntarían un millar. Esto es así para lo bueno y para lo malo;el concierto ya no es tan íntimo, pero es bueno que haya gente que siga queriendo ser partícipe de un concierto como éste”, declara Zeberio.

El concierto del solsticio cuenta con un público muy fiel que no se pierde este evento marcado en rojo en la agenda. “Hay familias enteras que participan todos los años y al fallecer alguno de sus miembros siguen haciéndolo en su memoria, hay quien brinda con champán... y cada uno tiene su propia tradición. La verdad es que es un concierto lleno de curiosidades”, declara el director de la orquesta.

Parte de la magia del evento la proporciona Iñaki Epelde, el cual está presente a través de su obra. “Su viuda sigue aportando un cuadro suyo para que podamos subastarlo, para aligerar nuestra maltrecha economía. No tenemos ningún tipo de subvención, pero esto también nos hace libres”, acepta Zeberio.

En el concierto de hoy, que presenta un programa inédito, se podrán escuchar piezas del folklore nórdico, participará un cuadro venezolano, sonará un recital de guitarra de Vivaldi, no faltará la música vasca y la lectura de textos.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902