Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Ibarrola, un caserío del siglo XXI

El centro de testaje situado en Aia estrena tres nuevas instalaciones con las últimas mejoras en el sector y con el objetivo de alcanzar los 400 novillos al año y convertirse en un referente para las subastas de ganado.

Un reportaje de Alex Zubiria. Fotografía Iker Azurmendi - Viernes, 16 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:03h

La nave de subasta, donde se realizarán ocho pujas anuales.

La nave de subasta, donde se realizarán ocho pujas anuales.

Galería Noticia

La nave de subasta, donde se realizarán ocho pujas anuales.Las instalaciones han multiplicado por tres su tamaño.La cuadra de cuarentena, una de las nuevas instalaciones.En el pabellón, por el momento, solo hay reses de dos razas, la limusina y la blonda.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Gipuzkoa busca ser una referencia internacional en cuanto a la calidad genética de sus bovinos de carne. Con ese objetivo, el centro de testaje del caserío Ibarrola de Aia estrena tres nuevos edificios con las últimas mejoras en el sector.

Se trata de un complejo moderno, que dispone de más de 2.000 metros cuadrados repartidos entre un pabellón, una cuadra de cuarentena y una nave de subasta. Situado en un espacio único y libre, a pocos kilómetros del centro de la localidad, es un lugar tranquilo alejado de carreteras y contaminación.

A pesar de que, por el momento, el centro dispone de unas pocas vacas situadas en el pabellón antiguo y únicamente de dos tipos de raza, la limusina y la blonda de Aquitania, el centro tiene una serie de objetivos ambiciosos. Por un lado, el caserío Ibarrola llevará a cabo todo el proceso del cuidado y mejora de la vaca, desde su llegada y vacunación, hasta que finalmente sea subastada en el propio lugar. Y, por otro lado, permitirá ir introduciendo nuevas razas, como la pirenáica, y alcanzar así la cifra de 400 novillos al año.

Durante la presentación de las nuevas instalaciones, que han supuesto una inversión de 620.000 euros por parte de la Diputación, quedaron patentes las mejoras. Las tres nuevas dependencias están sin estrenar, disponen de equipamiento eléctrico, vías valladas por las que pueden guiarse las vacas sin peligro de escaparse y un amplio depósito con espacio para que los tractores puedan maniobrar recogiendo los deshechos.

La instalación más apartada es, a su vez, el primer espacio por el que las vacas transitarán. Se trata de la cuadra de cuarentena, donde hasta un máximo de 40 animales pasarán sus primeros exámenes de peso y de calidad de la leche y su fiabilidad de parto. Se trata de una edificación novedosa que busca convertir al centro en algo más que un espacio de testaje, permitiendo a las vacas estar libres de la contaminación y poder ser vacunadas con facilidad. Una de las máximas con esta remodelación era apostar por la bioseguridad.

Tras permanecer en la cuadra de cuarentena entre un mes y un mes y medio, el ganado pasa al pabellón. Aquí se comprueba con mayor precisión la reforma que ha tenido el centro, donde la fachada más antigua se encuentra unida al caserío familiar y permanece como parte de la instalación. En este zona se encuentran los terneros que ya están en el centro, mientras que la parte nueva espera a ser estrenada con varios módulos que permiten dividir al ganado. Durante cuatro o cinco meses, los novillos son pesados y observados aquí por los ganadores para comprobar cómo actúan estando solos, antes de pasar al último paso: la subasta.

Sin lugar a dudas, la nave de subasta es la más impresionante de las tres nuevas instalaciones. Un amplio anfiteatro para el público rodea una pequeña vía por la que transitará cada novillo con el objetivo de ser vendido al mejor postor. Entre medias un escenario, al que a pesar de que le faltan por instalar las televisiones que mostrarán cómo marcha cada puja. Es fácil imaginar al director de la subasta sobre él, así como las gradas repletas de los ganadores.

Hasta ahora, una de las deficiencias que se detectaban en Gipuzkoa era la falta de un lugar así, y la mayoría de ganaderos debían acudir a ferias tanto nacionales como extranjeras. A partir de ahora se realizarán ocho subastas anuales en el propio centro, lo que convertirá a Ibarrola en una referencia para los ganadores no solo vascos.

“Una profesión con salida”

La visita guiada a Ibarrola contó con la presencia del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano;la diputada de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial, Ainhoa Aizpuru;el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria Bittor Oroz;la alcaldesa de Aia, Nekane Arrizabalaga, y varios representantes del sector cárnico de Euskadi y Nafarroa.

El diputado general señaló que Gipuzkoa históricamente siempre ha hecho una apuesta firme por la ganadería y continúa en esa misma línea de trabajo. “Existe un sector, pero nosotros trabajamos por las personas que están detrás”, indicó Olano añadiendo que “los jóvenes tienen que ver que esta profesión tiene salida”.

Por su parte la alcaldesa de Aia se sintió orgullosa por disponer de un centro así en su municipio, “ya que supone ser una referencia para el sector ganadero y puede atraer turismo al pueblo”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902