Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

Inventor de pacotilla

Por Adolfo Roldán - Viernes, 16 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:03h

La historia de la humanidad está plagada de inventores cuyos descubrimientos han facilitado la vida de sus semejantes. La lista es interminable, pero para muestra solo citaré a unos pocos sobradamente conocidos: Arquímedes, inventor del tornillo y del número pi;el chino Cain Lun, del papel;Copérnico, de la teoría heliocéntrica del Sistema Solar;Galileo Galilei, de la primera ley del movimiento;Leonardo da Vinci, de los rudimentos del carro de combate, el helicóptero, el submarino y el paracaídas;Isaac Newton, de la gravedad;Pasteur, de la vacuna;Franklin, del pararrayos;Alva Edison, de la bombilla;Graham Bell, del teléfono;Fleming, de la penicilina;Gutenberg, de la imprenta;y Einstein, de la teoría de la relatividad, entre otros sabios. Claro, que también hay otros inventores de pacotilla como el inefable Rafael Sánchez Martos, consejero de Sanidad de Madrid, descubridor del ¡abanico de papel! Resulta que estos días el vulturno, la calorina, la ardentía, la canícula, el sofoco o como ustedes lo quieran denominar, está superando en Madrid los 35º, golpeando sin piedad a los colegios capitalinos. Ayer, por ejemplo, 47 alumnos, de entre 12 y 18 años, del Instituto Neil Armstrong de Valdemoro, tuvieron que ser atendidos con síntomas leves por golpe de calor, siendo cuatro de ellos ingresados en el hospital. Los demás fueron trasladados al Tanatorio Municipal (no se alarmen), por ser el edificio público con aire acondicionado más cercano, para que los chavales pudieran aliviar sus sudores. Pues bien, ante este y otros casos similares, el ocurrente consejero de Sanidad de Madrid, Rafael Sánchez Martos, ha propuesto una solución que le pareció muy ingeniosa: que los alumnos hagan abanicos de papel. ”Es cuestión de coger una hoja, y como cuando éramos pequeños, dobla, dobla, dobla y ya tienes el abanico”. “Si pusiéramos aire acondicionado -añadió-, lo más seguro es que luego los niños podrían tener alteraciones en los ojos”. Luego, en la Asamblea Regional reprobaron al consejero, regalándole incluso un abanico.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902