Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Bruselas: ante un enemigo desconocido

LA DEBILIDAD DE LA PREMIER BRITÁNICA ANTE LA INCAPACIDAD PARA CONSEGUIR LA MAYORÍA EN EL | Parlamento anticipa un ‘brexit’ impredecible y con más posibilidades de naufragar

Mirentxu Arroqui - Lunes, 12 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

La primera ministra británica, Theresa May.

La primera ministra británica, Theresa May. (EFE)

Galería Noticia

La primera ministra británica, Theresa May.

bruselas se prepara ante una Theresa May débil pero peligrosa. La incapacidad de la premier británica para conseguir una mayoría fuerte en el Parlamento británico y su apuesta por el apoyo de los unionistas del Ulster con los que ni siquiera formará una coalición como tal, suscita preocupación en la capital comunitaria ya que tan sólo añade imprevisibilidad a un proceso ya de por sí sujeto a casi todos los azares posibles.

Nadie sabe qué análisis realizará la ocupante de Downing Street sobre su batacazo electoral y cómo interpretará el mandato del pueblo británico en lo que respecta a las negociaciones con el bloque comunitario, tras una campaña electoral en la que, de manera sorprendente, el brexit tan sólo ha ocupado un lugar secundario. También se desconoce cuánto tiempo conseguirá seguir siendo la premier británica y si, tarde o temprano, otro error de cálculo le impedirá agotar la legislatura en medio de una negociaciones trascendentales tanto para el futuro de su país como para el conjunto de la UE.

Theresa May ha dejado de aparecer ya como una líder difícil pero sagaz para emerger como una contendiente volátil, orgullosa e incapaz de manejar los tempos y conocer sus propias debilidades. Una mezcla explosiva no especialmente tranquilizadora. Quizás fruto de que ella misma ha comenzado a ser consciente de sus fisuras, la necesidad de mantener en su gabinete a los principales negociadores del brexit como modo de no generar más incertidumbre.

A pesar de la preocupación lógica ante este giro de guión, las autoridades europeas han reaccionado con firmeza y tranquilidad (al menos aparentemente). Llevan preparándose casi durante un año para el pistoletazo de salida de las negociaciones, previsto para el 19 de junio, y aunque la fragilidad del adversario siempre puede ser considerado una buena noticia, en este caso tan sólo puede enmarañar el resultado de unas negociaciones que pueden asomarse al abismo si los capitanes que gobiernan la nave se encuentran con la insubordinación de sus compañeros de viaje y continuos cambios de rumbo.

Los propios artífices de la redacción del ya archiconocido artículo 50 del Tratado de Lisboa, que marca las reglas para la salida de un miembro del club, reconocen que no pensaron en su activación. Fue elaborado como un ejercicio teórico y no como una realidad tangible. A pesar de que el euroescepticismo británico ha sido una seña de identidad no sólo del país, sino del propio modus operandi del club comunitario y su manera de conseguir la cuadratura del círculo, en los pasillos de la burbuja bruselense nadie creía que el admirado pragmatismo británico pudiera desembocar en el abandono del club.

plazos de negociaciónPor eso, el breve artículo 50 contiene más interrogantes que respuestas. Ante un posible abismo en las negociaciones, siempre existe la posibilidad, no de parar el reloj, pero sí de pedir una prórroga. Hasta ahora, los líderes europeos se aferran al calendario ya previsto como una forma de pedir a Reino Unido que no juegue a tácticas dilatorias, pero la posibilidad de que las negociaciones no puedan llegar a buen término en marzo de 2019 - tal y como estaba inicialmente previsto- ha dejado de ser un tabú.

Londres puede pedir una extensión de los dos años inicialmente marcados tras la activación del divorcio si cuenta con la unanimidad de los Veintisiete. Las leyes europeas no explican ni con cuanto tiempo de antelación se puede pedir esta extensión ni cuantas veces. El negociador jefe de la UE, Michel Barnier, ha establecido en 18 meses el periodo de conversaciones efectivas con el propósito de que la salida de Reino Unido no contamine la campaña para las elecciones del Parlamento Europeo de mayo de 2019. Una ampliación de los plazos desembocaría en una situación de difícil respuesta con unos eurodiputados británicos teóricamente capaces de concurrir a unas comicios, aunque los votantes a los que representan dejen de ser ciudadanos europeos a mitad de legislatura.

La posibilidad de un ruptura sin anestesia entre la UE y Londres ha aumentado, a pesar de que hasta ahora la que había chantajeado con un descarrilamiento era la propia May al proclamar una y otra vez su preferencia por un “no acuerdo” antes que por uno desventajoso para los británicos.

El viernes las autoridades europeas pidieron a sus homólogos al otro lado del Canal que comiencen a trabajar cuanto antes para evitar una ruptura caótica. En vísperas del día 19, cuando teóricamente comienza la negociación, la cuerda está más tensa que nunca.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902