Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
DAUPHINÉ

Fuglsang incendia los Alpes

El danés alcanza la gloria en una etapa memorable que deja sin victoria a Porte y sin podio a froome tras una ofensiva baldía del líder del sky, más valiente que nunca

César Ortuzar - Lunes, 12 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Fuglsang venció la última etapa para llevarse el Dauphiné.

Fuglsang venció la última etapa para llevarse el Dauphiné.

Galería Noticia

Fuglsang venció la última etapa para llevarse el Dauphiné.

donostia- “Habrá fuegos artificiales”, dijo Porte cuando aún no sabía que la realidad sería incluso más ardiente que la imaginación. El último día ardió de punta a punta el Dauphiné, convertida la carrera en la hoguera de las vanidades, las que siempre impulsaron el ciclismo añejo, el que se escribía desde el orgullo y la ambición. El caos iluminó la carrera de tal modo que Fuglsang alcanzó la gloria, como aquella Dinamarca a la que nadie esperaba en el Eurocopa de 1992. Un outsider que derrocó a todo el establishment. A Porte le derrocó Fuglsang por la bendita bonificación que le dio su estruendosa victoria de etapa. “Ha sido increíble”, resumió el danés sobre una jornada para la memoria y los arcanos porque se retornó a los orígenes, al ciclismo salvaje, indómito. Un ciclismo sin fórceps, pura estampida. Estrategia de tierra quemada. El cierre del Dauphiné fue un incendio magnífico, repleto de pirómanos con ganas de contemplar el coloso en llamas. “Algunos preferían verme perder y han perdido el podio”, reflexionó Richie Porte, quemado por no ganar.

Las palabras fogosas eran para Froome, que combatió con el crepitar del corazón y el arrojo para dislocar a Porte. “No he venido a ser segundo, he corrido para ganar”, estableció el británico, que se jugó la carrera a todo o nada. Por un momento fue todo, al final le quedó la nada, achicharrado en la ascensión final a Plateau de Solaison. Fue Froome quien portó la antorcha para hacer cenizas al BMC, el equipo de Porte, calcinado en el segundo puerto. Desde entonces supo el australiano que sería un islote en un océano de fuego entre los jinetes del Apocalipsis. En la travesía Saisies-Aravis-Colombière hubo fuego enemigo. Porte agigantó su carácter en una pelea en solitario, él contra el mundo, mientras en Plateau de Solaison, el puerto descubierto para el Dauphiné, la hoguera horneó una ascensión bellísima, por dura y agónica. Froome, Fuglsang, Aru, Martin, Bardet, Contador y Valverde compartían lanzallamas hasta que Martin hizo estallar el polvorín. Fuglsang, el paladín de Aru, se grapó al irlandés hasta que el danés abrió gas y se lanzó a la conquista de su Luna. Ingrávido, Fuglsang fue un cohete. Por detrás Froome cedía, horneado a fuego lento, abandonado por todos. Contador y Valverde ya se habían quemado. Porte ardía por dentro tratando de salvar los muebles del incendio provocado por Fuglsang. Cuando llegó fue tarde. Solo quedaba humo y el olor a chamusquina.

Dauphiné

Octava y última etapa

1. Jakob Fuglsang (Astana) 3h26:20

2. Dan Martin (Quick Step) a 12’’

3. Louis Meintjes (Team Emirates) m.t.

4. Emanuel Buchmann (Bora) a 44’’

5. Fabio Aru (Astana) a 1:01


General final

1. Jakob Fuglsang (Astana) 29h05:54

2. Richie Porte (BMC) a 10’’

3. Dan Martin (Quick Step) a 1:32

4. Chris Froome (Team Sky) a 1:33

5. Fabio Aru (Astana) a 1:37


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902