Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Juantxo Iturria Portavoz de Podemos en las Juntas Generales

“La apuesta de la Diputación por la nueva gobernanza y la participación es puro postureo”

Juantxo Iturria (Donostia, 1981) reconoce que la salida de la crisis existe, aunque llama a matizar el concepto mientras discrepa de buena parte de la acción ejecutiva foral

Jurdan Arretxe - Sábado, 10 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Juantxo Iturri, portavoz de Podemos en las Juntas Generales.

Juantxo Iturri, portavoz de Podemos en las Juntas Generales. (Iker Azurmendi)

Galería Noticia

Juantxo Iturri, portavoz de Podemos en las Juntas Generales.

donostia- ¿Avanza Gipuzkoa?

-Más que Gipuzkoa, avanza la comunicación de la Diputación. Hay una salida de la crisis en términos macroeconómicos y que no es tanto una cuestión guipuzcoana como europea, y hay un gran esfuerzo comunicativo de la Diputación por vender el mensaje de que Gipuzkoa avanza.

¿Cuál es la mejor noticia de esta legislatura?

-Toda mejora, venga de donde venga, no sea completa y sea de un ámbito macroeconómico muy general, siempre es una buena noticia, aunque no sea bien gestionada de cara a la inmensa mayoría de la gente.

¿Y la peor?

-La diferencia entre el despliegue mediático de la Diputación y lo poco que hace, el rodillo que aplican. Evidencia que la apuesta por la nueva gobernanza, la participación y el liderazgo colaborativo es puro postureo.

Según la encuesta recientemente publicada, el 57% de los ciudadanos considera que Gipuzkoa sale de la crisis. ¿Comparte esa percepción?

-Depende qué sea salir de la crisis. En términos macroeconómicos, se sale porque se han hecho unos recortes muy fuertes y se ha cargado esa salida sobre los trabajadores. Hay cierto repunte de la actividad económica, pero ahora la gente tiende a olvidar que le han recortado el sueldo un 20%.

¿Se debe reformar el sistema tributario?

-Sí, porque en lo más duro de la crisis se hicieron cambios para que las empresas sufrieran menos y fueran más competitivas. Esa crisis, en términos de la Diputación, está acabando y las empresas dicen que es un momento excelente. Es hora de que vuelvan a contribuir. Además, vemos que las instituciones vascas dicen que no tienen más ingresos.

¿Ha llegado el momento de subir el salario a los trabajadores?

-No se puede bajar siempre. Todo ha de ir junto. Si en una gran crisis se bajan los salarios, se mejora la fiscalidad para las empresas..., cuando se sale de la crisis, deberían revertirse esos recortes. Lo están diciendo desde el consejero de Hacienda vasco hasta el Banco de España.

¿El Plan de Inserción Social Elkar-Ekin cumple su objetivo de mejorar la atención a personas en exclusión frente a la Ayuda de Garantía de Ingresos (AGI)?

-Han pasado dos años y no sabemos casi nada de ese plan. Son todo palabras, pero cosas concretas, muy poco.

¿Considera resuelto el problema de los residuos?

-Con realismo nadie lo puede considerar resuelto. El proyecto-faro de la Diputación, la incineradora ante la que estamos en contra, acumula retrasos y la contestación social no es oída por el Gobierno foral. No se ve lo positivo, que son las altas tasas de reciclaje, y nos metemos con una mayoría pírrica de 28 contra 23 junteros en más de 30 años de condicionamiento económico. No es la solución.

¿Cuál sería?

-Habría que buscar un modelo consensuado, porque en 20 años hemos vivido una conflictividad que solo ha hecho que haya dos bandos en teoría irreconciliables, cuando no lo son. Es necesaria una consulta ciudadana para ampliar la base del acuerdo, además de mejorar las tasas de reciclaje hasta el máximo para no construir la incineradora.

¿Deben tomarse medidas para controlar el turismo?

-En los lugares más turísticos de Europa lo están haciendo, porque hay evidencias académicas de que el turismo descontrolado perjudica la vida de los ciudadanos del lugar: Venecia, Barcelona, Berlín... Hay lugares donde están tomando medidas y deberían ser un modelo antes de que los perjuicios sean más graves.

¿Apoya la implicación foral en la construcción del Metro?

-En realidad, esa implicación lo es de foto, porque por lo que sabemos, en los presupuestos no hay partidas. En 2016 las hubo, pero cuando gracias a la Norma Foral de Participación un colectivo pidió un proceso de participación al respecto, la Diputación retiró esa partida. Estamos en contra porque es ridículo invertir tanto en una pasante que no es necesaria y dejar el resto de la línea en tan malas condiciones, que se tarde hora y media desde Eibar a Donostia o que no haya trenes directos de Donostia a Irun.

¿Cómo valora Etorkizuna Eraikiz?

-Es gatopardista. La Diputación siempre vende un “nuevo modelo” y detrás de la palabrería hay poco nuevo y sí un modelo de gestión a la española, recortando derechos de trabajadores y no interviniendo sobre la economía, un liberalismo light.

¿Cuál es su relación con el Gobierno foral?

-Cordial en las formas, pero bastante escasa, porque el Gobierno no necesita a las Juntas. Tarda bastante en responder a los requerimientos.

¿Qué opinión le merece la valoración del Gobierno foral sobre el ecuador de la legislatura?

-Triunfalista, hipertrofiado e hinchado. Es una burbuja enorme con gran comunicación. Hacer una marca de 731 días es una marca de nada, solo los días que han pasado. Una hinchazón comunicacional sin autocrítica ni abordar propiamente los retos.

¿Se ha producido ese cambio de clima del que habla el Gobierno foral?

-Ha cambiado que hay una mayoría absoluta y que en particular el PNV vivió muy mal vivir en la oposición. Entre eso y que no había mayoría absoluta, había mayor no tanto conflictividad, sino debate y pugna para aprobar cualquier cuestión. Ahora hay una mayoría absoluta legítima, pero me entristece ver las ansias de revanchismo frente a los antecesores, aunque sea una guerra de bloques en la que Podemos no entre.

¿Cómo es su experiencia en las Juntas Generales?

-Positiva. Ya hemos cogido el ritmo de la institución. Por un lado, es ilusionante dar una voz nueva, y por otro lado, toda la palabrería que trae el PNV solo es eso. Habla mucho de transparencia y, habiendo presentado nosotros muchas iniciativas, no aprueba nada.

¿Es lo que se esperaban?

-Es poco conocida y no sabía muy bien cómo era su actividad. El trato entre personas es bastante más cordial de lo que pudiéramos pensar viendo algunos debates de la televisión, pero por otro lado, el respeto que tienen los partidos del Gobierno por las instituciones es bastante poco. Nos acusan de querer romper costumbres de las instituciones y ellos no las respetan al no cumplir plazos, facilitar la información tarde...

Hace un año se oía más antes a Podemos. ¿Ha perdido fuerza la ola?

-¿A nivel estatal o aquí?

A nivel de Euskadi también.

-Lo que había era un ciclo electoral, y en las elecciones, aunque no estés en el Gobierno, destacas más. Ahora estamos en la oposición y los medios lógicamente se interesan más por el gobierno. No percibo que la ola haya bajado. Hemos vivido forales en mayo de 2015, generales en diciembre, otra vez generales en 2016 y también autonómicas. En esa campaña permanente éramos la novedad y teníamos más visibilidad. Ahora nos hemos convertido en un partido en la oposición, con su lugar, y menos atractivo.

¿Considera resuelto el uso indebido del teléfono profesional de la juntera Cisneros?

-El tema está como estaba. Es una persona que está de baja médica desde octubre de 2016, que es cuando se conoció lo de las facturas de su teléfono de las Juntas, y nosotros respetamos su baja.

¿Cómo llegará Podemos a 2019?

-Con muchas ganas, más experiencia, más afianzados y más base. Me gustaría que llegáramos con las ideas claras y fuerza para defender las señas de identidad que tenemos: política social, regeneración de la democracia y una promoción de una economía y una sociedad diferentes, sin caer en el discurso imperante del Gobierno Vasco y el foral. Que digamos la verdad y lo que ocurre en la sociedad, que es distinto al discurso que llega desde arriba.

En una frase

Una nota para la legislatura.

Suspenso, porque tenemos lo mismo de antes con nuevo nombre.

Defina al Gobierno de coalición.

¿Es un gobierno de coalición? Es un gobierno del PNV en el que el PSE ha perdido cualquier seña. En la desaparición de la AGI no dijo nada.

Defina a la oposición.

Bildu hace una transición difícil tras perder el gobierno, nosotros acabamos de entrar y descubrimos lo bueno y lo malo de la vida política;y el PP, desde lo difícil que es ser un juntero, más que oposición muchas veces es muleta para el PNV.

¿Cuál es el reto de la legislatura?

Encontrar solución a los grandes conflictos de Gipuzkoa, ligados a las grandes infraestructuras;un cambio económico basado en las personas;y recuperar las políticas sociales.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902