Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

¡Qué paliza les dimos...!

Por Adolfo Roldán - Sábado, 10 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Ami aita no le gustaba perder nunca. Todavía le recuerdo cuando volvía del campo de fútbol con rostro impasible. Le miraba a los ojos, intentando adivinar el resultado, pero ¡quiá! Era como la esfinge de Guiza, enigmática, misteriosa, que nunca sabes si tiene frío o calor. Por fin, bien porque se apiadara de mi ansiedad, bien por que estuviera harto de mis apremiantes saltitos en su alrededor, mascullaba una respuesta siempre cabalística. Aquella tarde, pronunció una frase que podría habérsela apropiado Protágoras, Gorgias o cualquiera de los filósofos sofistas de la antigua Grecia. “¡Qué paliza les dimos...., ellos a nosotros!”, me dijo mordiéndose los labios. En su respuesta era necesario, era absolutamente imprescindible, hacer una pausa en medio de la frase. Cuanto más larga, mejor. Su contestación conseguía desconcertarme. No sabía si reír o llorar;si levantar los brazos en señal de victoria o bajarlos derrotados. Casi siempre, ocurría esto último. Ayer juro que me acordé de mi aita, cuando le oí a la primera ministra británica Theresa May en la rueda de prensa anunciar su ‘victoria’ y confirmar que formará Gobierno en minoría con los unionistas de Irlanda del Norte. Si tenemos que ser justos, ella en ningún momento trató de persuadir a los demás. Sus palabras solo tenían una destinataria, ella misma. Intentó con todas sus fuerzas convencerse de que ella era la ganadora, y de que anticipar las elecciones no había sido un fiasco. Theresa May quiso ser otra ‘Dama de Hierro’, pero el tiro le ha salido por la culata y sus cálculos han resultado fallidos. Había precedentes que le podrían haber alertado, pero no se acordó de que otros adelantos electorales acabaron en sonados fracasos como el de Edward Heath en 1974 y el de Jacques Chirac en 1997. May soñó con ser la nueva Margaret Thatcher y ahora, tras los últimos resultados electorales, tendrá que conformarse con ser un Mariano Rajoy. Podrá gobernar, pero deberá desprenderse de altanería, de corrupción y comprarse una buena chichonera.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902