Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El juicio por la muerte de Julen entra hoy en una fase decisiva con los informes forenses

Las conclusiones de la investigación del forense Paco Etxeberria podrían decantar el veredicto del jurado

Jorge Napal Gorka Estrada - Viernes, 9 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Vista general de una de las sesiones del juicio que se está celebrando esta semana en la Audiencia de Gipuzkoa.

Vista general de una de las sesiones del juicio que se está celebrando en la Audiencia de Gipuzkoa. (Gorka Estrada)

Galería Noticia

Vista general de una de las sesiones del juicio que se está celebrando esta semana en la Audiencia de Gipuzkoa.

donostia- ¿Luis Serrano mató a su hijo? Cuatro días después del inicio del juicio que sienta a este hombre en el banquillo de los acusados, el tribunal del jurado todavía no dispone de elementos suficientes para emitir un veredicto al respecto. Las acusaciones sostienen que fue el procesado quien apuñaló mortalmente a su hijo, y le imputan un delito de asesinato. El jurado afrontará hoy una jornada que no será fácil por “la dureza de las imágenes que se van a proyectar”, pero que podría ser determinante para esclarecer si Luis Serrano es culpable o no de la muerte de su hijo.

El magistrado Augusto Maeso, atendiendo a la solicitud del abogado defensor, autorizó ayer que el acusado no asista a la vista oral, aunque deberá personarse de nuevo en la Audiencia Provincial el próximo lunes. Los forenses Luis Miguel Querejeta y Ruben Sevillano expondrán las conclusiones principales de su informe de autopsia que, según señalaron a Efe fuentes judiciales, apuntan a la “autolesión” como causa más probable de la cuchillada mortal.

El Ministerio público, representado por el fiscal Jorge Bermúdez, pide que se le condene a 18 años de cárcel, una pena que la acusación particular eleva a 20. La defensa entiende que se trató de un accidente y solicita su libre absolución.

Uno de los momentos más importantes del juicio llegará hoy cuando se tome declaración al prestigioso forense Paco Etxeberria, a propuesta de la acusación particular, que sostiene que la causa más probable de la muerte fue un homicidio, sin rechazar la posibilidad de un accidente. El letrado Iñigo Iruin se reserva esta baza para convencer a los miembros del jurado de que Julen no se quitó la vida, hipótesis que se manejó desde un principio aquella mañana del 1 de diciembre de 2011, cuando este menor de trece años fue hallado en una vivienda del barrio donostiarra de Ondarreta, en medio de un reguero de sangre y con un cuchillo a su lado.

Una hipótesis inicial, la de la autolesión, que según han venido declarando estos días diferentes testigos, pudo condicionar la posterior investigación policial. ¿Fue un error dictaminar por aquel entonces que la causa más probable de la muerte del chaval fue un suicidio? La importancia de la jornada de hoy radica precisamente en que se puedan aclarar todas las dudas al respecto. La comparecencia de estos profesionales permitirá esclarecer si los hechos podrían responder a un acto homicida, una conducta suicida, o un accidente, como sostiene la defensa.

La hipótesis del suicidio pudo condicionar, en un primer momento, la investigación en torno a la muerte del menor

“No tenía apariencia de asesinato”La Audiencia Provincial de Gipuzkoa, donde se juzgan estos hechos, acogió ayer la declaración del ertzaina de la comisaria de Donostia que se encargó de las diligencias una vez que el informe de los forenses apuntó al suicidio como causa más probable de la muerte de Julen. El agente explicó que fue la Unidad de Investigación Criminal de la Ertzaintza (UIC) la primera en personarse en el número 5 de la calle Logroño de Ondarreta. La inspección ocular se prolongó durante “horas” y se recogieron evidencias, pero toda vez que el hecho delictivo “no tenía apariencia de asesinato”, según los primeros informes forenses, la investigación fue asumida por la unidad de atestados de la Ertzaintza, dentro de la cual el agente que prestó declaración ayer se encargó de tomar las fotografías. “Fue una decisión interna. A partir de ese momento es cuando empezamos a trabajar nosotros. Ellos habían recogido evidencias y un CD con imágenes previas a las nuestras. Una vez que nos dejaron el caso, yo comencé a tomar las fotografías”, precisó a preguntas de las acusaciones.

Iñigo Iruin, abogado que defiende los intereses de la madre de Julen, le fue mostrando una a una las 26 instantáneas que realizó el agente, que éste pasó a comentar con profusión de detalles. “Vimos restos de sangre en el acceso al domicilio, en el pasillo, había también huellas de sangre en ambos sentidos hacia la cocina...”. El agente fue repasando las instantáneas y precisó que “también observamos gotas de sangre lanzadas a la pared”.

Al llegar al dormitorio donde encontraron el cuerpo sin vida de Julen y tras realizar una primera fotografía “general” de la habitación, se dedicó a tomar instantáneas de “los objetos más relevantes” hallados junto al cadáver, “como eran un cuchillo y un móvil”. “La Unidad de Investigación Criminal nos había dejado marcadas muchas de estas evidencias, como las que acabo de señalar y una bolsa de plástico con caramelos”.

El agente confesó, como lo vienen haciendo estos días atrás otros testigos, que no vio ninguna hucha con forma de casco. Este elemento es determinante para la defensa a la hora de explicar que la muerte de Julen se pudo producir accidentalmente cuando el menor manipulaba la hucha con un cuchillo.

El agente también observó “un cinturón de albornoz a modo de soga, restos de sangre que iban de la habitación al baño”, así como en el acceso al garaje y en la parcela donde el acusado aparcaba la moto.

Durante la vista oral también prestó declaración el sanitario que prestó asistencia médica al menor. Relató que para cuando llegó al lugar de los hechos, en torno a las 13.50 horas, solo pudo certificar la muerte de Julen. “El cuerpo estaba boca arriba, con las pupilas dilatadas. A petición de la Ertzaintza, no movimos el cadáver ni realizamos ninguna investigación para determinar el origen de la muerte”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902