Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El Banco Central Europeo regala el Popular al Santander

Ana Patricia Botín garantiza los depósitos de la entidad quebrada

Los 300.000 accionistas del Banco Popular, sin embargo, perderán la inversión que realizaron

Adrián Legasa Borja Guerrero - Jueves, 8 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:13h

Oficina del Banco Popular

Oficina del Banco Popular (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Oficina del Banco Popular

donostia- Cinco años después de que Europa tuviera que rescatar a la banca española, principalmente por el agujero de Bankia, la caída de una nueva entidad de peso como es Banco Popular -la sexta del Estado por volumen de activos- confirma que el sector financiero no ha superado la crisis.

En este caso es el Banco Santander y no el erario público el que asume las pérdidas del Popular, que superan los 7.000 millones de euros. En el primer rescate dirigido por el BCE y el resto de autoridades bancarias europeas, el banco de Ana Patricia Botín ha comprado el Popular por un euro, lo que en principio garantiza los depósitos de los clientes pero implica que 300.000 accionistas perderán su inversión.

La compra del Popular por parte del Santander se confirmaba ayer después de que el pasado martes por la noche la entidad de Botín anunciase una importante ampliación de capital. Con el visto bueno de las autoridades europeas, el Santander explicó que la operación es el resultado de “un proceso competitivo de venta” que han llevado a cabo la Junta Única de Resolución -agencia europea encargada del rescate de bancos- y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) con la supervisión del BCE.

Distintas fuentes señalan que fue ese mismo martes por la noche cuando el Banco Central Europeo decidió actuar al considerar que la situación de la entidad era inviable por falta de liquidez. Activados los mecanismos de venta, fue la oferta del Santander la que más gustó a las autoridades europeas.

En la pugna para adquirir el Popular también ha trascendido que por lo menos otras tres entidades financieras mostraron su interés y decidieron presentar sus propias ofertas. Se trata de Bankia, el catalán CaixaBank y el vasco BBVA, aunque el planteamiento del Santander ha sido el que finalmente se ha impuesto.

Según la propietaria de este banco, Ana Patricia Botín, la adquisición asegura “la completa seguridad” de los depósitos del Banco Popular y la continuidad de sus operaciones, que pasan a formar parte del Santander, así como de los cerca de 11.000 trabajadores.

Los perdedores, como se veía venir, son los más de 300.000 accionistas y titulares de bonos del banco que hasta ayer presidía Emilio Saracho, que como apuntó Botín no recibirán compensación. Asociaciones de consumidores y despachos de abogados ya han anunciado reclamaciones.

La entidad resultante será el mayor banco de España, con 17 millones de clientes y una cuota de mercado en créditos del 20%. Para ello el Santander tendrá que captar 7.000 millones de capital, que le servirán para tapar el agujero que deja el Popular. El nuevo Banco Popular, ya bajo el control del Santander, estará dirigido por un consejo encabezado por el ingeniero vasco Javier García Cantera.

sin “presiones”La operación formalizada ayer dota de “certidumbre y estabilidad” al sector financiero, aseguró Ana Patricia Botín, que seguidamente remarcó que no ha recibido “presiones” para rescatar al Popular. El movimiento, en todo caso, libra al Estado español de lo que hubiera sido una pesada carga para sus presupuestos.

No es la primera vez desde que estalló la crisis que una entidad al límite es rescatada por otra, pero en operaciones anteriores entraron en juego las ayudas públicas. No será así en este caso, como reiteraron Botín y el Gobierno español.

En general, la solución ha sido bien valorada tanto en Europa como por la oposición y los sindicatos españoles. La ven como la salida menos mala a una quiebra que empaña la recuperación de la economía española y confirma que la crisis del ladrillo aún pesa a la banca.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902