Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Un campeón superviviente

El Bidasoa, junto al Barça y el Ademar, son los únicos campeones del torneo que van a disputar esta edición

Jueves, 8 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:13h

La plantilla del Bidasoa posa en Artaleku antes de viajar a León, donde disputará la fase final de la Copa del Rey desde mañana.

La plantilla del Bidasoa posa en Artaleku antes de viajar a León, donde disputará la fase final de la Copa del Rey desde mañana.

Galería Noticia

La plantilla del Bidasoa posa en Artaleku antes de viajar a León, donde disputará la fase final de la Copa del Rey desde mañana.

La crisis del balonmano estatal, que se llevó por delante a muchos de los clubes más representativos con vitrinas repletas de títulos nacionales y europeos, tiene uno de sus reflejos más dolorosos en el palmarés de la Copa del Rey que se disputa desde el próximo viernes hasta el domingo en León, con la presencia del Bidasoa-Irun.

Desde que se instaurase bajo esta denominación (antes Copa del Generalísimo) en 1975-76 con la edición disputada en Lugo con victoria del CB Calpisa ante el Atlético de Madrid (15-10), todavía en el despegue del balonmano español tan solo ha habido tres campeones, FC Barcelona, CB Ademar y Bidasoa-Irun que existan en la actualidad, más de cuatro décadas después.

Solo el Barcelona, Ademar de León y Bidasoa pueden presumir de haberse mantenido en pie, a pesar de que dos de ellos, leonenses y guipuzcoanos, sufrieran lo indecible y el conjunto catalán siempre ha contado con el “paraguas” de la entidad futbolística que está detrás.

Los catalanes son los reyes insultantes de esta competición con 20 títulos, doblando al desaparecido Atlético de Madrid y cuadriplicando a otro club que ya no existe, Calpisa, dejando ya muy por detrás en el palmarés a otros históricos que tampoco compiten como Ciudad Real, Portland San Antonio o Teka Santander.

Precisamente este triunvirato, junto con otro equipo que acabó ahogado por las deudas como Balonmano Valladolid, fueron (además del Ademar) los que discutieron la supremacía azulgrana, arrebatando al conjunto culé un buen número de títulos coperos, fundamentalmente en la década de los 90 y ya en el primer decenio del nuevo siglo.

El conjunto guipuzcoano acabó purgando sus penas en la División de Plata debido a la crisis del balonmano estatal

Sin embargo, el implacable peso de la economía, quizá el haber competido por encima de sus posibilidades reales y que se desmoronase el entramado de patrocinio, muchas veces vinculado a la construcción o al respaldo de las instituciones, condujo a la desaparición de ilustres como San Antonio, Ciudad Real o Valladolid.

Por el camino también se quedaron otros clubes que buscaron su protagonismo, unos más efímero que otros, casos del Avidesa, Tecnisan (herederos de la tradición levantina) o un Teka Santander que aguantó un tiempo bajo diferentes denominaciones, pero que también sucumbió pese a contar con un título de campeón de Europa.

Solo el Ademar, también el Granollers, inmersos aún en convenios de acreedores, pudieron aguantar el tirón para intentar resurgir de sus cenizas económicas y también el Bidasoa, que acabó purgando sus penas en la División de Honor Plata.

Estos tres equipos estarán durante el fin de semana en una nueva edición de la Copa del Rey, incluso los anfitriones con la esperanza de reverdecer viejos laureles después del brillante subcampeonato de liga.

Junto a ellos, clubes que también han tenido su fulgor en los últimos años, como el Naturhouse La Rioja, que tras perder el patrocinio entran en un periodo de incertidumbre. Otros con aspiraciones de estabilizarse en la elite como Bada Huesca y la cuota de los humildes pero orgullosos, personificada en el Cangas.

El panorama y los equipos han cambiado significativamente en las últimas décadas y uno de esos equipos que ha sobrevivido sin mayor inconveniente ha sido el Barcelona, que en esta fase final, que ha recuperado el formato de ocho equipos, está por encima de todos. Los catalanes son tricampeones después de encontrarse sin rival en España los últimos años, y acumulan más de cuatro sin ceder siquiera un empate. - Efe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902