Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

“Con el tiempo perdido aquí, ya no llego a casa para el fin de semana”

La AP-8 vuelve a registrar retenciones de 16 kilómetros

La caravana de camiones colapsó los accesos de Irun y Oiartzun

Mikel Mujika - Miércoles, 7 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La hilera de camiones ocupa el carril derecho de la AP-8 en sentido a Baiona;las caravanas llegaron a los 16 kilómetros ayer a la mañana.

La hilera de camiones ocupa el carril derecho de la AP-8 en sentido a Baiona;las caravanas llegaron a los 16 kilómetros ayer a la mañana. (Ruben Plaza)

Galería Noticia

La hilera de camiones ocupa el carril derecho de la AP-8 en sentido a Baiona;las caravanas llegaron a los 16 kilómetros ayer a la mañana.

irun- Tras hacer noche en el área de descanso de Oiartzun en la AP-8, a la espera de que se cumpliese el tiempo de su parada obligatoria, Antonio compraba en la gasolinera algo de bebida y comida para el viaje y contemplaba lo que les esperaba en la carretera: decenas de camiones completamente parados esperando a avanzar unos metros. “Un atasco de campeonato”. Este camionero madrileño, con 24 años de experiencia al volante de un tráiler, aseguraba a NOTICIAS DE GIPUZKOA que “el tiempo perdido aquí, que pueden ser dos o tres horas, a mí me hace que no pueda llegar para el fin de semana a casa, o al menos no antes del sábado por la noche”.

“No sé si saldré enseguida o esperaré a ver si se libra un poco, pero por de pronto, a mí ya me ha chafado”, explicaba este padre de familia, que tiene tres hijos. “En circunstancias normales me quedarían 11 o 12 horas de viaje hasta el destino, cerca de Bélgica, pero luego tendré que cargar en otro lugar antes de volver a casa y este tiempo perdido es oro;hace mucho daño”, lamentaba.

El paso fronterizo de Biriatou se convirtió de nuevo ayer en una ratonera para los camiones, que padecieron colas de hasta 16 kilómetros a las once de la mañana en el tramo guipuzcoano de la AP-8 y provocaron numerosas afecciones y colapsos en los accesos a la autopista en Irun y Oiartzun.

La jornada festiva del lunes en Francia, después del fin de semana, y la prohibición al tráfico pesado de circular por territorio galo en esos días, provocaron que ya para las diez de la mañana hubiese colas de 10 kilómetros en Biriatou, en sentido a Iparralde, donde la Gendarmería francesa también estaba realizando controles que entorpecían más la circulación.

Por momentos, se temió que el colapso llegara a ser monumental y superase los más de 20 kilómetros que en ocasiones han provocado caravanas de camiones hasta Astigarraga. También los centenares de camiones que venían de Pamplona por la N-121 estaban atascados y tardaban casi una hora en recorrer unos pocos kilómetros. De hecho, el colapso de camiones en los túneles de Endarlatsa provocó que se desviase el tráfico por la antigua carretera, saturando también esa vía.

Por suerte, el tapón de la AP-8 se abrió y las colas comenzaron a menguar a partir del mediodía, en parte gracias a las medidas adoptadas por Bidegi y las autopistas galas, que abrieron todas sus cabinas de cobro, informó la sociedad pública guipuzcoana, que en última instancia podría haber decretado la apertura de barreras si el atasco se hubiese “complicado mucho”. Finalmente no fue necesario y para primera hora de la tarde, las caravanas de camiones en el carril derecho de la AP-8 se reducían a un solo kilómetro, mientras que en otras jornadas las colas se prolongaron hasta última hora de la tarde.

NOTICIAS DE GIPUZKOA recogió las impresiones de los protagonistas, camioneros que atraviesan el territorio y que, aunque comienzan la jornada “cargados de paciencia porque saben lo que hay después de un festivo en Francia”, con el paso de las horas comienzan “a ponerse nerviosos y cabrearse”, admitía la empleada de una gasolinera.

Javier Navarro es madrileño y cuando paró a repostar en Oiartzun, en el momento cumbre del atasco, “ya ni sabía cuánto tiempo llevaba en caravana. No lo sé exactamente, porque la cola va a tirones, pero a ver si no se alarga demasiado, porque tengo que ir hasta Nantes”, explicaba.

En la gasolinera reinaba la calma y los camioneros se mostraban tranquilos, resignados a lo sumo, mientras en una vía de servicio al otro lado de la carretera, un conductor búlgaro, Vladimir, hacía tiempo en su cabina. “Cuando vea que se libra la carretera, doy la vuelta y para Francia. Es lo que hay”, decía.

“Aún es pronto. Ahora los camioneros están tranquilos porque está el tráfico todo parado, pero luego, cuando empieza a moverse más la circulación y se acumula el retraso, les entran las prisas a todos y se ponen muy nerviosos”, explicaba una trabajadora de la gasolinera. “Estos atascos, además, provocan accidentes y luego, al estar tanto tiempo parados, algunos se quedan sin gasoil y tienen que venir por el arcén con bidones”, añadía.

“Al jefe no le hará gracia”Entre tanto, numerosos efectivos de la Er-tzaintza trataban de controlar la situación en los alrededores de Oiartzun e Irun, donde varios agentes se situaban en rotondas y daban indicaciones a los camiones. En el polígono Zaisa III de Behobia repostaban varios vehículos. “Hemos estado una hora parados en la carretera de Navarra. Esto hace que lleguemos tarde al destino y al jefe no le hará mucha gracia, pero no nos queda otra que tener paciencia”, explicaban Carlos y Nelson, dos camioneros de origen sudamericano que viajaban de Murcia a Holanda.

“Hacía como seis meses que no subía para el Norte y no sé qué ha pasado, pero antes no había tantas colas”, añadía Enrique, otro veterano que se dirigía a Alemania y repostaba en Irun tras estar esperando una hora en la carretera de Navarra.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902