Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La marioneta, espejo del ser humano

Corrado Masacci, italiano afincado en Ondarroa, muestra ‘Un mundo de marionetas’ en el centro cultural Okendo

Juan G. Andrés Gorka Estrada - Lunes, 5 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Masacci, en Okendo, con una marioneta india como la que despertó su pasión hace casi 40 años.

Masacci, en Okendo, con una marioneta india como la que despertó su pasión hace casi 40 años.

Galería Noticia

Masacci, en Okendo, con una marioneta india como la que despertó su pasión hace casi 40 años.El viejo con máscara de joven.Títeres italianos.

Donostia- Corrado Masacci tenía 19 años cuando trabajaba como animador cultural en unas colonias infantiles. Corría el verano de 1978 y en la plaza de Rávena, su ciudad natal, se celebraba un festival de títeres. Los niños disfrutaban de un espectáculo de marionetas de la India, una de las cuales captó la atención del monitor. Era una pequeña bailarina que manipulada con unos pocos hilos practicaba una hermosa danza que tuvo el efecto de una epifanía en el joven Corrado: él también quería ser titiritero.

Y así fue. Tras una estancia en Benarés (India), donde realizó estudios musicales de tabla, en 1979 fundó el grupo de marionetas Flip y Roby, que participó en diversos festivales italianos. A primeros de los 80 se instaló en Bilbao y comenzó a impartir cursos de construcción y animación de títeres y marionetas. Desde 1996 vive en Ondarroa, donde tiene su taller, y en las últimas tres décadas su trabajo ha sido expuesto en más de 180 salas.

la exposiciónHasta el 1 de julio, Masacci (Rávena, 1959) ofrece una muestra de sus creaciones en el centro cultural Okendo. Bajo el título Un mundo de marionetas, ha reunido algunas de las 200 piezas que atesora en los baúles de su particular factoría de personajes. Con el objetivo de atraer a los más pequeños, Peter Pan, Pinocho y otros habituales del mundo infantil dan la bienvenida a una exposición que, ante todo, surge de la “reflexión sobre el origen de las marionetas y su utilización a lo largo de la historia por las diferentes culturales del mundo”.

Una pequeña parte del material expuesto ha sido adquirido por Corrado en distintos países, pero casi todas las piezas las ha construido él con distintas técnicas y tomando como modelos a personajes de tradiciones tan diversas como India, Birmania, Java, Japón, África y, cómo no, Italia. Entre las marionetas más antiguas de la muestra figuran precisamente las de la comedia del arte, con los reconocibles Arlequín y Colombina como reclamos, mientras que entre las más recientes destaca un dragón marino de color azul tallado en madera.

Al margen de los personajes más arquetípicos, Masacci también invierte su talento en alumbrar nuevas figuras inspiradas por pintores como Modigliani o Magritte, o por tradiciones vascas como el deporte rural, con un simpático harrijasotzaile que levanta piedras sin esfuerzo. Otras nacen íntegramente de su inagotable imaginación. Ondarroa, su pueblo de adopción, ejerce una influencia evidente en varios peces fantásticos que esconden sorpresas en sus vientres y en criaturas extraordinarias relacionadas con el fondo marino, algunas de las cuales incorporan a sus materiales boyas y redes. Aunque su trabajo se dirige principalmente a los niños, también hay varios personajes “más surrealistas, oníricos o artísticos” creados para atraer al público adulto, así como varios sobre el paso del tiempo, como el viejo con máscara de joven o un ave de aspecto humano en cuyo pecho destaca un reloj: El tiempo vuela.

El italiano estudió Bellas Artes y de alguna manera, las marionetas le permiten “conjugar” casi todas las disciplinas: escultura, pintura, música, teatro e incluso diseño de vestuario, ya que es él quien se encarga también de realizar los patrones y de coser las detallistas prendas que visten sus criaturas. Las construye siempre en pasta de papel y madera -últimamente se está especializando en tallar madera de tilo- porque son materiales “más naturales, imperecederos y no tóxicos”.

Mención aparte merece la pericia con la que maneja los hilos de sus marionetas. “El movimiento determina su carácter”, dice mientras manipula un dragón de color rojo que, en función de cómo lo mueve, parece la más mansa de las criaturas o un monstruo enfurecido y dispuesto a atacar. Además, asegura que para sentirse totalmente “cómodo” en el manejo de una de sus marionetas necesita la friolera de seis meses.

A la pregunta de si ama tanto a sus hijos que incluso les habla en la intimidad, responde: “A tanto no llego pero sí es cierto que a algunas las siento más cercanas”. Por ejemplo, el personaje italiano de voz ronca, Sandrone, es uno de sus predilectos porque le transporta a su infancia, aunque también adora al Peter Pan que regaló a su hija en su décimo cumpleaños. Además, dice identificarse con Pierrot, porque se puede sentir como él, “sensible y frágil, aborto en su mundo”. Y es que la exposición es un viaje alrededor del mundo y, al mismo tiempo, un viaje interior, pues para Masacci, las marionetas son “reflejo y espejo” del ser humano.

Suele ofrecer algunos espectáculos, pero su especialidad desde principios de los años 90 son las exposiciones itinerantes. En ellas aprovecha para realizar exhibiciones y visitas guiadas -como las que dirigirá los días 9, 10, 16 y 17 de este mes en Okendo a las 18.00 horas- y pequeños números cuyo objetivo es transmitir su “pasión” por las marionetas a los niños, que reaccionan siempre de manera “increíble”. “Lo que más me interesa es buscar el modo de despertar emociones y comunicar con el espectador”, añade. Hasta ahora jamás ha vendido un títere porque ha empleado “mucho tiempo y energía” en ellos y le gustaría legárselos a su hija, aunque últimamente está pensando en empezar a dar otro tipo de salida a sus creaciones. De momento, su mundo de marionetas no deja de crecer y la familia se incrementa con la llegada de nuevos personajes que formarán parte de futuras exposiciones.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902