Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Donostia buscará jóvenes para garantizar su futuro

El Plan Estratégico de Donostia está llevando a cabo un proceso de actualización obligado por el cambio de escenario social
Uno de los grandes retos de la ciudad es el turismo y su correcta gestión

Arantxa Lopetegi Javi Colmenero - Domingo, 4 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Un grupo de jóvenes a la espera de que se inicien las clases junto a un instituto donostiarra.

Un grupo de jóvenes a la espera de que se inicien las clases junto a un instituto donostiarra.

Galería Noticia

Un grupo de jóvenes a la espera de que se inicien las clases junto a un instituto donostiarra.

donostia- El Plan Estratégico de Donostia 2010-2020 está siendo objeto de un proceso de actualización que recoge acciones y propuestas más ambiciosas que ponen su mirada más allá, incluso en 2030. Y es que este documento, que propone pautas de actuación para preparar la Donostia del futuro, se reinventa para que la realidad “no nos pase por encima”.

El director de la Oficina de Estrategia, Kepa Korta, apuesta por “poner en valor las líneas de acción más importantes” en tres aspectos fundamentales: la cohesión social, el cambio climático y la economía.

Y es que aunque Donostia, como todas las ciudades, vive un proceso de cambio constante, la historia más reciente, con la crisis económica y la migración como principales protagonistas, ha agitado la realidad, acelerando algunos procesos o modificando la hoja de ruta de otros.

Donostia se enfrenta a retos diversos y uno de los más importantes es hacer frente al envejecimiento de la población. En el Plan Estratégico se contemplan dos retos importantes a los que responder: adoptar medidas para que los jóvenes puedan tener hijos, para lo que hay que definir y aplicar políticas más efectivas de conciliación;y conseguir mantener e, incluso, aumentar, la población joven de la ciudad.

Korta, que considera que en ambas líneas se puede actuar desde lo local, recuerda que actualmente los donostiarras que tienen entre 15 y 20 años son la mitad de los que tienen entre 40 y 45 años. La ciudad anda escasa de jóvenes y resulta necesario actuar para que tenga gancho laboral para ellos. Además de intentar que se queden en Donostia -actuando en temas como la vivienda, el trabajo o la oferta de ocio- resulta necesario también atraer a jóvenes de fuera, ya que en un futuro, por ejemplo, no va a haber personas suficientes para cubrir algunos puestos de trabajo.

La realidad actual de Donostia señala la alta cualificación de los jóvenes. En el tramo de edad de entre 30-34 años más del 60% de las personas acreditan estudios superiores, porcentaje que sitúa a la capital de Gipuzkoa por encima de la media de Europa.

Con estos datos sobre la mesa, Korta tiene claro que “necesitamos trabajar con la juventud para establecer una estrategia clara en ese ámbito”.

Otro elemento en materia de cohesión social que preocupa es garantizar que Donostia sea una ciudad inclusiva. Para ello hay que trabajar con los colectivos más vulnerables, los que por su condición social, origen y otros motivos pueden hallarse en riesgo de exclusión social. Con el objeto de no dar palos de ciego, desde el Plan Estratégico se ha elaborado un diagnóstico en esta materia y se está redactando, de forma conjunta con otras instituciones y con ONG, un protocolo a aplicar en la ciudad.

Lo que se pretende es proceder de forma “preventiva” con el objeto de garantizar “la integración a largo plazo de los jóvenes que vienen”. Para ello se debería trabajar en la educación con el fin de lograr un nivel de integración “real”. “No por tenerlos en las escuelas se logra una integración real y ya se ha visto en otros países”.

Aunque Donostia tiene “buenos datos” en la materia, se ha detectado un aumento de algunos grupos en situación o riesgo de exclusión. Este es el caso de familias monoparentales, especialmente en las que la persona adulta es una mujer.

Pero, en todos los casos, el director de la Oficina de Estrategia tiene claro que no se pueden aplicar “solo cuidados paliativos”. “Tenemos un sistema de ayudas que permite a las personas sobrevivir, pero que no ataca cómo sacar a la gente de esa situación”.

Lo que se plantea es “una nueva forma de trabajar en una ciudad en la que la palabra “solidaridad” es importante y que está “más cohesionada que lo que puede parecer”, ya que las diferencias entre las rentas más altas y las más bajas es menor que las que se dan en otros ciudades similares, lo que no significa que no haya personas en situación de pobreza.

Otro ámbito sobre el que se quiere trabajar es el del cambio climático. En este terreno, desde la Cumbre de París de 2007 hay unos objetivos claros. Donostia, por ejemplo, se marca como meta la reducción de las emisiones de carbono en un 40% en 2030 y para ello hay que actuar en distintas líneas, siendo una de ellas la movilidad. Y es que el 60% del carbono que se emite en la ciudad proviene de esta fuente, por lo que hay que impulsar un cambio en “el modelo de movilidad” pero también en el “modelo de consumo energético en general”.

En el ámbito económico, la Oficina de Estrategia apuesta por avanzar en la “economía circular”, en cómo lograr que productos y servicios “vuelvan al circuito”. “Habrá que reutilizar, reparar y diseñar de forma que efectivamente los productos puedan repararse y reutilizarse”, apunta.

Hay otro aspecto en el que la realidad ha superado a los pronósticos y que requiere un cambio de estrategia y no es otro que el turismo. “Hemos tenido más recorrido que el previsto” señala Korta. Hay que lograr que el “éxito” se mantenga sin que entre en colisión con la vida de la ciudad. “Miremos el ejemplo de los festivales, que nos han permitido atraer turismo pero también disponer de una oferta cultural que de otra forma no tendríamos”, reflexiona. “El modelo no nos puede sobrepasar, de ahí la importancia de una planificación estratégica, de intentar adelantarse a las consecuencias”, añade.

A su entender, la receta a aplicar debe de pasar por lograr una simbiosis “entre lo que se necesitaba hacer para el turismo y lo que se necesitaba hacer para los donostiarras”.

proceso

donostia en cifras

Censo. A fecha 31 de diciembre de 2016, el número de donostiarras censados en la ciudad era de 186.377.

Mayores. La franja de edad de entre 51 y 60 años es la más numerosa en Donostia, con 28.794 personas a fecha de 2016. Tras ella se sitúa el tramo de entre 41 y 50 años, con 28.511 personas.

Jóvenes. Los más jóvenes se hallan en Donostia en minoría. Los niños y niñas de hasta 10 años son 16.575, cifra similar a los que tienen entre 11 y 20 años, que ascienden a 16.707. Los jóvenes de entre 21 y 30 años son algo más que 17.779, mientras que la franja de edad situada entre los 31 y los 40 años suma 24.053 personas. Extranjeros. Los extranjeros suponen el 6,7% del total de los empadronados en la ciudad. Esta cifra se asemeja a la que se acreditó en 2008, antes de la crisis.

Nacionalidades. Según lo que se evidencia en el censo de 2016 en Donostia se contabilizan un total de 130 nacionalidades. Más de 12.000 extranjeros residen en la capital de Gipuzkoa, de los que casi 5.000 son latinoamericanos, destacando la comunidad procedente de Honduras.

Por sexos. A tenor de lo que indica el padrón de habitantes, en la capital de Gipuzkoa residen 98.739 mujeres y 87.638 hombres.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902