Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Unas 15.000 personas se manifiestan contra el gobierno Navarro

Banderas navarras y, alguna menos, españolas, adornan una marcha sin incidentes
Los organizadores llaman a mantener activa la movilización contra el cambio con la enseña oficial como ariete

Ibai Fernandez Patxi Cascante - Domingo, 4 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

El comienzo de la marcha en “defensa de la bandera de Navarra”, en la calle Estella de Iruñea.

El comienzo de la marcha en “defensa de la bandera de Navarra”, en la calle Estella de Iruñea.

Galería Noticia

El comienzo de la marcha en “defensa de la bandera de Navarra”, en la calle Estella de Iruñea.

Iruñea- Adornados por una multitud de banderas navarras repartidas por la organización y varias española más espontáneas, miles de personas se concentraron ayer en Iruñea para protestar contra el Gobierno del cambio en Nafarroa. Una movilización impulsada por la derecha política y social a la que se sumaron también los principales dirigentes del PSN, y que tuvo a la enseña oficial de la Comunidad como reclamo de una cita que sin embargo dejó ver una visión excluyente y uniforme de Nafarroa. La Nafarroa oficial que ha gobernado durante 20 años pero que hoy es ajena a la mayoría social representada en el Parlamento.

La bandera, “la de todos navarros”, como han subrayado los propios organizadores estas últimas semanas, acabó convertida así en ariete contra el Ejecutivo foral. Argumento de una marcha protagonizada por los “navarros de bien”, como presumían alguna de sus promociones, y que sin embargo escondía también un intereses políticos claros que UPN trató de aprovechar asumiendo el grueso de la organización. Suyos fueron el medio centenar de autobuses gratuitos habilitados por el sur de la Comunidad y suya era la bandera de 21 metros cuadrados que decoraba el escenario central.

Fue en cualquier caso una movilización sin incidentes, en la que los grupos extremistas adheridos apenas se dejaron ver más allá de alguna bandera de corte ultra. Los manifestantes secundaron las recomendaciones de los organizadores, que habían pedido expresamente que no se portaran banderas antidemocráticas en un cita que estuvo además muy custodiada por la Policía Nacional, que controló todos los accesos al recorrido para evitar posibles choques entre manifestantes y contramanifestantes que apenas se dejaron notar.

La marcha quedó, sin embargo, lejos de la movilización de 2007 contra el Gobierno de Zapatero bajo el lema “Navarra no es negociable” y que reunión a cerca de 47.000 personas (más de 100.000 según UPN y PP). En esta ocasión lo hicieron cerca de 15.000 personas, según el cálculo con base en el espacio ocupado al inicio de la marcha, una cifra similar a la que calculó la Policía Municipal, y que los organizadores, según datos de la Delegación del Gobierno español, ampliaron hasta 25.000.

un Recorrido muy cortoUn dato que matiza el éxito que los organizadores apuntaron ayer ante el gran número de gente concentrada en el centro de la capital. Un recorrido muy breve, de apenas 590 metros, que se completó en su totalidad, y que llevó a algunos manifestantes a incorporarse directamente al final sin transitar el recorrido.

La marcha avanzó con lentitud entre proclamas contra Uxue Barkos y vivas a Navarra, casi siempre acompañados de un “viva España”

Para entonces, la cabecera había partido con algunos minutos de retraso de la puerta del Parlamento tras una pancarta portada por representantes de los “colectivos civiles” que promovían la marcha, pero tras los que estratégicamente se situaron los principales líderes de UPN y PP. Allí estaban Javier Esparza o Ana Beltrán, junto a quienes se situó el líder de Ciudadanos en Navarra, Carlos Pérez-Nievas, en una foto a tres de claro simbolismo político, y pese al antiforalismo del partido de Albert Rivera, no pareció molestar a nadie en una jornada tan navarrista como la de ayer.

Allí estaba también la delegada del Gobierno español, Carmen Alba, que esta semana ha recurrido a los tribunales para evitar que los ayuntamientos del cambio hicieran ondear solo la bandera Navarra, sin la española durante el día de ayer como símbolo de “unidad”. Al margen de la foto quedó la dirección socialistas, que envió una nutrida representación encabezada por su secretaria general, María Chivite, pero que se colocó lejos de la cabecera evitando fotos que pudieran ser incómodas en el futuro.

El mensaje de los organizadoresEntorpecida por el embudo en el que se convirtió la calle Estella, la marcha avanzó lo lentitud entre proclamas contra la presidenta Uxue Barkos y vivas a Nafarroa, a los que casi siempre acompañaba después un viva España. Así llegó la cabecera al final de Carlos III, justo frente a la sede del Gobierno foral, prácticamente rodeado, donde los organizadores hicieron un llamamiento a seguir movilizados contra el cambio con la enseña con argumento central.

Fue Patxi Mendiburu, ideólogo de la cita, quien asumió el protagonismo principal del acto, al que quiso dar un toque plural con continuas apelaciones al euskera. Saludó con un “arratsalde on”, recitó varios bertsos del “bertsolari español” Peio Urquiola y hasta invitó a los asistentes a cantar la popular canción de Txoria Txori de Mikel Laboa, cuyo significado tuvo que explicar sin que apenas le secundaran los asistentes. Un gestó con el que argumentó que “la identidad vasca de Navarra”, ya está representada bajo la bandera oficial, por lo que no es necesaria “la otra”. Incluso acabó reinterpretando un poema de Gabriel Aresti para avisar que “si nos quitan la ley, nos defenderemos con las manos”.

Un mensaje que subrayaron después los jóvenes portavoces elegidos por la organización que dieron lectura al manifiesto sobre el que se ha sustentado la convocatoria, y en el que rechazaron también la “mutilación” de la bandera sin corona. “Dejemos la bandera de Navarra donde está, como símbolo de unidad y pluralidad de todo nuestro pueblo”, argumentaron, al tiempo que han llamado al Ejecutivo a “buscar concordia y unidad”.

Un mensaje de apariencia integrador que sin embargo estuvo acompañado con un llamamiento a mantener activa la movilización de ayer contra el Gobierno y su presidenta. “Tenéis que seguir regando la semilla que hemos plantado hoy”, reclamaron ante el Palacio de Navarra donde, como siempre, seguían ondeando las tres banderas oficiales. Pero eso ayer era lo de menos. Llegado el ecuador de la legislatura, el objetivo era otro.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902