Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Quosque tandem...!

Yes, we can

Por Carlos Etxeberri - Domingo, 4 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Galería Noticia

siempre es bueno que desde fuera valoren lo que se hace en un territorio y que destaquen la potencialidad de desarrollo futuro que tiene por lo que significa de referencia para confirmar o cambiar la estrategia llevada a cabo hasta ahora. Esto es lo que ocurrió el pasado miércoles, en el Día de la Empresa que organizó la patronal Adegi en Tabakalera de Donostia. Que Tim Rowe, fundador y consejero delegado de Cambridge Innovation Center [(CIC), Massachusetts-Estados Unidos], que acoge a más de 1.000 startupsen un entorno de interconexión entre ideas, talento e inversores, diga de manera pública que “Euskadi tiene mucha nueva tecnología que puede atraer a importantes empresas, por lo que puede jugar un papel importante y ser un líder en innovación en el mundo al mismo nivel que Boston, San Francisco, Londres o Tel Aviv”, viene a confirmar que no solo se va en la buena dirección, sino que nos obliga a tener más ambición en los objetivos y a creer firmemente en que las grandes potencialidades que existen para permitir alcanzar ese escenario a nada que se pretenda.

Este auténtico gurú del emprendimiento que fue profesor del Massachusetts Institute of Technology (MIT) no habla a humo de pajas porque conoce muy de cerca el nivel tecnológico de las empresas de Gipuzkoa, no solo a la hora de apoyar nuevas compañías impulsadas por guipuzcoanos como, por ejemplo, el caso de Graphenea, cuyo fundador y consejero delegado es Jesús de la Fuente, una auténtica innovación en las aplicaciones de un nuevo material como es el grafeno, u Ori System, del joven y brillante ingeniero donostiarra Hasier Larrea, que ha aplicado la robótica al mobiliario de una vivienda de reducidas dimensiones para aumentar su superficie y hacerla más habitable, sino por el conocimiento que tiene como cliente.

Rowe tuvo que echar mano hace siete años de una empresa guipuzcoana como Salto Systems porque fue la única de todo el mundo que dio con la solución adecuada a la necesidad de seguridad que tenían los 300 despachos de emprendedores del CIC. “He de reconocer que antes de llevar a cabo la operación me vine aquí para verles, ya que les conocía de una sesión en Las Vegas, por si se trataba de tres amigos en un garaje”, recuerda Rowe al enfatizar el gran potencial tecnológico que existe en Gipuzkoa.

Y en este empeño el consejero delegado de CIC puso como referencia el papel que Tabakalera, como gran equipamiento urbano, debe jugar como centro impulsor del talento y la creatividad no solo en el terreno cultural o artístico, sino también en el mundo de la empresa. Por eso, la instalación del Basque Living, el showroom donde 22 empresas del sector del mobiliario y equipamiento exponen sus últimos diseños, puede ser la antesala de ese nuevo enfoque que debe tener esta infraestructura en lo que se refiere al emprendimiento de nuevas empresas.

Para llegar a la situación que propone Tim Rowe es muy importante disponer de recursos e inversores en startups y empresas innovadoras que hagan posible cerrar de manera adecuada el esquema ideas-talento-dinero para que el emprendimiento se convierta en un generador permanente de nuevas empresas. Aunque aquí tenemos inversores, tanto empresas como entidades, que destinan recursos para sacar adelantestartups, sin embargo todavía estamos muy lejos de contar con las capacidades de que dispone el CIC, que cuenta con quince fondos de capital riesgo que han invertido ya un total de 7.000 millones de dólares en nuevas empresas.

Esta es una asignatura pendiente de difícil solución que tenemos en este país, en donde todavía el sector público sigue renuente a poner en marcha fondos de inversión, dentro de un esquema de colaboración público-privada de apoyo a las empresas constituidas como a la de nueva creación, y que hace difícil que ese escenario que propone Rowe pueda producirse en el corto plazo.

Con el importante ecosistema de innovación compuesto por universidades, centros tecnológicos, centros de desarrollo innovador de base tecnológica como BIC Gipuzkoa, el desarrollo del intraemprendimiento, etc., que existe en el territorio, todavía no se ha resuelto de manera satisfactoria la pata financiera necesaria y vital para poner en velocidad de crucero una startup.

De casta le viene al galgo porque este emprendedor nato, que fue rechazado para trabajar en dos importantes consultoras, en una de ellas, paradójicamente, por no saber comunicar, es hijo de José Luis Larrea, el que fuera consejero de Hacienda, que en los años 90 puso en marcha la primera compañía telefónica vasca Euskaltel, compatibilizando ese reto con la dirección general de Ibermática que, de ser una moderna firma de informática al servicio de Kutxa y otras cajas de ahorro, se convirtió en uno de los líderes del Estado en el sector de las tecnologías de la información (TIC), con una importante presencia internacional.

El planteamiento que, a modo de misión, tienen los emprendedores como es el de mejorar la calidad de vida de las personas debe formar parte de manera importante de la agenda social, en un momento en que casi todos los indicadores económicos, como estamos viendo, están ofreciendo un escenario de crecimiento y expectativas cercanas a las vividas antes de la crisis, y traducirse en un aumento de los niveles salariales.

Plantear los costes laborales como un factor de competitividad es pan para hoy y hambre para mañana porque el propio sistema no puede persistir en una situación de desigualdad, en donde el consumo de las clases media y baja de la sociedad todavía no está repuntando como debiera por la situación de incertidumbre ante el futuro que todavía pervive como consecuencia de los efectos que ha tenido la Gran Recesión de 2008.

La subida de los salarios, que ya se está demandando por parte de algunos departamentos del Gobierno Vasco, se está planteando como factor de impulso económico porque está absolutamente claro que con unos salarios bajos y de alta temporalidad el crecimiento sostenible es imposible.

Una reivindicación que por mor de la crisis nos puede parecer hoy progresista cuando, paradójicamente, forma parte del planteamiento más conservador que puede existir si el capitalismo y el liberalismo pretenden subsistir en el futuro en un escenario donde el concepto derecha versus izquierda ha dado paso al de populismo de derechas, donde el estado de bienestar está en cuestión, se bajan los impuestos, y se fomenta el individualismo, con Trump y Le Pen como sus mejores exponentes, y a un populismo de izquierdas, defensor del estado de bienestar, fuerte redistribución de la riqueza y fomento del igualitarismo. Los dos tienen como consecuencia el repliegue de los Estados hacía sí mismos, el proteccionismo y el intervencionismo.

Frente a esta dicotomía, Costas propone el modelo de la globalización razonable del mercado que, sin poner en cuestión el sistema, coloca elementos correctores de redistribución de la riqueza a través de elementos de solidaridad social, lo que da lugar a la apertura económica, la integración europea, la persistencia de los mercados, la competencia y, en definitiva, a la libertad. Es en esencia el modelo que ha llevado a Enmanuel Macron a la presidencia de la República francesa y del que Costas se mostró coincidente.

Y en esta clarificación necesaria que se impone, una vez despejada la incertidumbre de la crisis, no estaría de más que el ministro de Energía, Álvaro Nadal, que mañana ofrece una conferencia en la Cámara de Gipuzkoa, diera carpetazo a la inseguridad jurídica que siguen padeciendo los productores de energía renovable del Estado.

A día de hoy desconocen cuáles van a ser los criterios de la tasa de rentabilidad razonable que percibirán para rentabilizar sus inversiones durante el quinquenio 2020-2025, cuya revisión debe estar fijada para antes del año 2019. Por no hablar del peaje eléctrico que sufren las empresas vascas por disponer de un tipo de tensión diferente a sus competidoras en el Estado y que forma parte del reciente acuerdo entre el PNV y el PP de apoyo presupuestario. Un ejemplo más de la falta de definición histórica en la que se mueve la política energética del PP.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902