Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Arantxa Hernández | vecina de lasarte-oria de 43 años. Trabajadora pobre

“No llego a fin de mes;con mi empleo vivo peor que cuando cobraba la RGI”

Arantxa Hernández, de 43 años y madre de dos hijos, pide dinero a sus amigas para llegar a fin de mes. Esta vecina de Lasarte-Oria, una de tantas trabajadoras pobres, pide recuperar el complemento de la RGI que le fue suprimido

Jorge Napal - Sábado, 3 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:13h

Arantxa Hernández, de 43 años, vecina de Lasarte-Oria, madre de dos hijos que cuenta sus apuros económicos.

Arantxa Hernández, de 43 años, vecina de Lasarte-Oria, madre de dos hijos que cuenta sus apuros económicos. (Iker Azurmendi)

Galería Noticia

Arantxa Hernández, de 43 años, vecina de Lasarte-Oria, madre de dos hijos que cuenta sus apuros económicos.

donostia- No entiende cómo es posible que con el empleo esté económicamente más desprotegida que antes. “Encuentras un trabajo, se supone que vas a estar más respaldada económicamente, y resulta que me he quedado peor que cuando me daban la prestación”, lamenta.

¿Cuesta llegar a fin de mes?

-Mucho... ahora mismo estoy lavando la ropa con el jabón de la fregadera.

¿De qué ingresos dispone?

-Suelo cobrar unos 800 euros, aunque este mes he rozado los 900. Por el piso de alquiler pago 600, de manera que cualquiera se puede imaginar con dos hijos y un solo sueldo. De hecho, más de una vez he tenido que pedir dinero.

¿A quién le pide?

-A algunas amigas. Un mes a una, otro mes a otra... en la medida que tengo se lo devuelvo.

¿Se pasa vergüenza?

-Sí, mucha. Te da apuro pero cuando no te queda más remedio hay que pedir si quieres vivir. Además, mi ex tampoco me pasa la pensión. Hace once años que nos separamos, cuando mi hija tenía dos años. Me pasó la ayuda el primer año, y desde entonces prácticamente nada. Le denuncié y ahora está en la cárcel por impago de pensión.

¿Y nunca ha percibido la RGI?

-Antes me daban lo que se llama estímulos al empleo, una especie de complemento a los bajos ingresos. Pero me lo acabaron quitando, y si encima te suprimen la ayuda al pago de vivienda, pues se convierte en un callejón sin salida. De enero a mayo estuve sin el complemento de vivienda de 250 euros. Vas haciendo cálculos de lo que hay que pagar y te pones de los nervios. Este mes ya he pedido a la empresa un adelanto de 300 euros que espero devolver el mes que viene. Es una agonía que se repite cíclicamente. Todos los meses estoy en las mismas.

¿Qué fallos percibe en el sistema?

-Vivía mejor cuando cobraba la RGI sin trabajar. No puedo entender cómo puede funcionar así el sistema. Encuentras un trabajo, se supone que vas a estar económicamente más respaldada, y resulta que estás peor que cuando me daban la prestación. A partir de ahí, si vas a Lanbide o al Ayuntamiento a pedir una ayuda al final te vuelven loca.

¿Comparte piso?

-No. He intentado acceder al programa de vivienda vacía Bizigune, que capta pisos desocupados para su puesta en alquiler protegido. Estoy apuntada desde que me separé, pero nunca me ha tocado. Pagar un piso de 250 euros cambiaría la situación radicalmente. Aunque te quiten otras ayudas, por ese precio tiras, pero así es imposible.

¿Y qué ocurre con los gastos extra? ¿Compra, por ejemplo, ropa a sus hijos?

-Qué va. En verano algún pantaloncito fresquito para los chavales pero durante el resto del año nada. A mi hija le suele dar ropa una amiga de su clase. Hace poco le dio dos pares de zapatillas que no iba a usar, un par me quedé yo y el otro para ella.

¿Su hija ha aprendido a no pedir?

-Pedir pide, pero le digo que hay que aguantar como sea de otra manera. Hace poco tuvieron una excursión en el cole. Había que llevar dos pares de zapatillas y como no tenía, la amiga le dejó el otro. Así nos arreglamos.

¿Suelen sentarse a hablar en la cena para intercambiar opiniones sobre cómo ha ido el día?

-Para cuando llego de trabajar Haizea ya está dormida. Además está en una edad muy mala y apenas contesta cuando le preguntas. Ángel sí me da el beso antes de ir a la cama. Desde que nacieron he estado trabajando fuera, y la verdad es que desde pequeños se han tenido que criar juntos.

¿De qué trabaja?

-Ahora trabajo cuidando a personas mayores. Aunque el sueldo es el que es, al menos tengo cierta estabilidad. Desde 2008 comencé a trabajar en una empresa de inserción. Los niños eran pequeños y los tenía que dejar en casa porque no tenía a nadie que pudiera hacerse cargo de ellos. El mayor, con diez años, cuidaba de su hermana pequeña, y así se han criado los dos.

¿Nunca les ha podido atender?

-He estado varios años sin parar, solo he cogido veinte días en los últimos años. De tanto estrés se me cayó hasta el pelo. Mis hijos han crecido solos. En verano les dejaba la comida preparada y ellos la calentaban. El mayor le daba de comer a la pequeña.

¿No tiene familia?

-Tengo dos hermanos con hijos, que están también recibiendo ayudas, al igual que mi madre. No hay colchón familiar.

¿Qué pediría a la Administración?

-Que no quiten los estímulos al empleo de la RGI. Es un complemento que me ayudaba muchísimo. Por pedir pediría un montón de cosas más, pero bueno.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902