Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Autoridad sin criterio

La violencia que nace como respuesta a unos padres ausentes que nunca han sido una figura de apego seguro

Un reportaje de Jorge Napal - Domingo, 28 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:13h

llegan a la adolescencia y ante el desconcierto generalizado, los padres tienden a justificar el comportamiento agresivo de sus hijos por las malas compañías que frecuentan. No es tan sencillo. Basta “rascar un poco” para encontrar el motivo de ruptura entre unos y otros, que se remonta mucho tiempo atrás. “Siempre que hacemos el análisis se acaba identificando el origen del problema”. El jefe de Servicio de Protección a la Infancia y a la Adolescencia de la Diputación, Patxi Agiriano, sabe que tras esas valoraciones emergen unos adolescentes que se muestran agresivos “porque en realidad no les ven a sus padres como una figura de apego seguro. Les han querido imponer desde que eran niños unos principios de autoridad sin criterio”. Es ahí, asegura, donde realmente se produce la ruptura, algo que ocurre a edades tempranas.

Cuando se agrava la situación, puede llegar a adoptarse una medida legal de separación de la familia, que siempre tiene un carácter provisional y su duración está asociada al plazo necesario para realizar una valoración en profundidad sobre las circunstancias que han provocado la situación de desprotección.

No hay clases sociales detrás de estas complejas situaciones, aunque pueda parecerlo por las estadísticas que apuntan a un mayor número de familias de clase media baja.

Las familias más pudientes atraviesan los mismos problemas, pero tratan de evitar a toda costa que afloren esas dificultades de convivencia, por lo que utilizan otros recursos privados, según vienen observando desde la Diputación.

Las familias más pudientes atraviesan las mismas dificultades pero evitan que los problemas afloren acudiendo a la red privada

El primer mes de trabajo con los adolescentes en los centros forales suele ser duro porque se tienen que acostumbra

Con la llave al cuello

“Hay padres que se ausentan prácticamente todo el día y dejan a su hijo con la llave de casa colgando del cuello, o les apuntan a todos los cursillos habidos y por haber. O, simplemente, no les dedican tiempo en casa. Aquí se retrata todo tipo de familias”, expone a modo de ejemplo el responsable del servicio, para quien no hay ninguna ciencia exacta en la educación de los hijos. “Conozco a familias que han sido sensatas, que han sabido manejar bien a sus chavales y, sin embargo, han atravesado serias dificultades”.

Una de ellas pasa por fijar unas normas claras de convivencia, algo tan necesario que, sin embargo, no han aprendido los adolescentes que acaban en los recursos forales. “De hecho, surge el problema cuando comienzan en el centro y tienen que empezar a cumplir una rutina. Hay que levantarse a las 7 para llegar al instituto a las 8, y antes han tenido que hacer la cama. Parece una rutina de lo más normal, pero no lo es tanto para los chavales que llevan tiempo en su casa levantándose a la hora que les da la gana, que les dicen a sus padres que no les pongan horas ni les quiten el móvil porque de lo contrario les agreden”.

Lo primero es construir rutinas que estructuren y den sentido de nuevo a su forma de vida. Agiriano revela que “suele haber un choque muy potente durante los primeros compases de trabajo y, de hecho, el primer mes suele ser muy conflictivo”.

Curiosamente, una vez superado ese mes de exhaltación casi todos los chavales agradecen tener normas que cumplir y seguir esas rutinas que nunca aprendieron de pequeños.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902