Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Arnaldo Otegi

“Si el Estado reconoce que ha empleado la violencia contra el independentismo, su relato desaparece”

Txus Díez - Domingo, 28 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:13h

Arnaldo Otegi.

Arnaldo Otegi. (Txus Díez)

Galería Noticia

Arnaldo Otegi.

donostia - Dentro de poco hará un año desde que le inhabilitaron. ¿Se analizan las cosas de otra manera desde fuera delParlamento, teniendo en cuenta además que viene de pasar varios años en prisión?

-Trabajar en el Parlamento y en las instituciones es importante, pero sí me parece que a veces consumen excesivas energías y no se llega a ver el panorama político en términos reales. Por eso la cárcel te permite, dentro de la desgracia que es estar dentro, ver las cosas con una mayor serenidad. Aunque este año ha sido muy, muy intenso, sí he tenido un espacio de reflexión sobre lo que está sucediendo.

Al poco de celebrarse el congreso de Sortu se han intensificado las críticas de ATA hacia ustedes, y hacia usted en concreto. ¿Faltaron flecos por atar en ese proceso congresual?

-Creo que hicimos un proceso de debate ejemplar en el que participaron prácticamente 8.000 personas. La dirección fue avalada por casi el 90% de la militancia, todo el mundo tuvo la oportunidad de participar y de poner sus alternativas encima de la mesa, pero hay un sector que nos critica ferozmente, que nos ha convertido en su enemigo. Nosotros consideramos que, si un enemigo existe para el pueblo vasco, son los estados francés y español. No tenemos interés en debatir con ellos en público;nosotros les ofrecemos respeto mutuo y no entrar en debates estériles, esa es nuestra posición.

¿Está dispuesta Sortu a implicarse hasta las cachas en EH Bildu, como dijo el otro día Pello Urizar que hará EA?

-Sin duda, por pura coherencia con la apuesta política que hemos hecho. Desde nuestro humilde punto de vista se tiene que construir una mayoría social independentista y un Estado para proteger a la gente, y eso necesita articular grandes mayorías políticas, sociales y populares. Eso se hace desde la seducción, desde el convencimiento, desde el argumento;y el instrumento para hacer eso es EH Bildu, con los partidos y con los independientes. Luego podrá haber alianzas posteriores, por ejemplo, podría haberlas con el PNV aunque no esté en EH Bildu.

¿Le preocupa el proceso interno que vive EA?

-El hecho de que exista el debate es importante, tenemos que hacer un ejercicio de suma que se construya desde la comodidad de los que quieren estar en esa suma, siempre manteniendo las reglas del juego;no hay que vivir con excesivos dramatismos determinadas cosas. Eso sí, la coalición electoral como mera suma de partidos ya no vale porque hay miles de personas que se identifican con EH Bildu y no con EA, ni con Sortu, ni con Alternatiba ni con Aralar. Abramos las puertas y las ventanas y dejemos que entre el aire, que todo el que quiera contribuir a ese esfuerzo tenga las condiciones para hacerlo.

¿Qué papel juegan en esa contribución los sindicatos? En la negociación presupuestaria se les acusó de estar subordinados a ELA.

-Felizmente hay un sindicalismo nacional y de clase mayoritario, porque tenemos debates pendientes como la política fiscal;la OCDE está recomendando que se suba el impuesto de sociedades, que haya una renta mínima para todo el mundo, cosas que cuando EH Bildu las planteaba en Gipuzkoa eran de locos. Creo que el lehendakari tiene un problema, no le gustan los sindicatos, no le gustan los movimientos populares, no le gusta nada de lo que no controla, y eso es abanderar una revolución excesivamente conservadora. La democracia consiste en que la gente tenga libertad de acción política, y por eso creo que el sindicalismo de clase de ELA y LAB tiene que jugar un papel fundamental en el proceso soberanista.

¿Confía en que la sintonía entre PNV y PP pueda dar frutos en materia penitenciaria, como se ha insinuado desde Lehendakaritza?

-Yo creo que el PNV tiene necesidad de convencer a la ciudadanía vasca de que se van a producir avances en ciertos ámbitos porque cada vez tiene más difícil vender su pacto presupuestario con el PP. Ya no lo decimos nosotros, ese pacto lo ha rechazado la mayoría del Parlamento Vasco. Tú no puedes vender como bueno ese pacto si tu socio de gobierno considera que ese pacto no es bueno. Si se producen cambios en la política penitenciaria, y ojalá se produzcan, será porque aquí ha habido un trabajo inmenso de movilización, de trabajo organizativo y de alianzas políticas. Después del desarme ya no hay excusas, ya no es que haya que cambiar la política penitenciaria, ahora hay que empezar a hablar de construir un país sin presos, sin exiliados y sin deportados. Esa es la labor que hay que hacer en los próximos meses.

Los presos han pedido ayuda a Urkullu. ¿Cree el colectivo que el lehendakari puede conseguir algo del PP en ese sentido?

-Esa carta viene a significar que todo el mundo debe participar en resolver eso que llamamos eufemísticamente las consecuencias del conflicto, ya no hay excusas para mantenerlas intactas.

¿Cuál es el sentir en las cárceles? Se ha aceptado asumir las vías legales para salir de prisión. ¿Cabe la posibilidad de que tras el debate actual se acabe rebasando la línea ‘del arrepentimiento y la delación' que reclama el Gobierno español?

-Los presos políticos vascos siguen teniendo muy claro que ellos entraron a la cárcel para resolver un conflicto político, anteponen el proyecto a su situación personal, pero es evidente también que tienen que buscar una estrategia lo más eficaz posible para resolver esa situación personal. Vamos a esperar a ver qué dice el colectivo;nosotros aceptaremos lo que digan, lo digan en un sentido o en otro. Vamos a respetar escrupulosamente lo que decidan.

Elkarrekin Podemos planteará en la ponencia de Memoria y Convivencia que los presos asuman el daño causado, pero además que fue injusto. ¿Como recibirá EH Bildu dicha propuesta?

-Nos parece un tanto sorprendente que al final Podemos, que hablaba de la nueva política, de valores transformadores y de izquierda, en determinados aspectos repita clichés que han mantenido los partidos de la vieja política, del sistema. En cualquier caso estamos abiertos a discutir en términos que no supongan la humillación de ninguna de las partes, y existen determinadas expresiones que buscan más esa humillación que el acuerdo.

¿Como ayudaría a la convivencia, desde el punto de vista de la izquierda abertzale, que España asumiera que desde los aparatos del Estado se vulneraron derechos humanos? ¿Qué supondría?

-Nosotros dijimos hace tiempo que esta partida no la jugamos con el Estado. Cuando apostamos por una estrategia unilateral ya dijimos que, si la izquierda abertzale tiene que hacer una lectura crítica del pasado, no es porque nos la pidan ni el lehendakari ni el Estado, es porque se lo debemos a nuestro pueblo, siempre nos hemos definido como militantes revolucionarios de este pueblo, y cuando haya que hacer un ejercicio de honestidad se hará, se ha hecho en el pasado y se hará en el futuro. Nuestra posición no va a depender de lo que haga el Estado.

¿Qué supondría el reconocimiento del Estado?

-Sería muy importante, pero tiene un problema, y es que si reconoce que ha empleado la violencia para combatir el independentismo, su relato desaparece. Uno puede estar de acuerdo en que el conflicto legitime o no la lucha armada, pero lo que no se puede es hacer un relato que obvie el conflicto político, eso no responde a la realidad y a la historia del país. Tenemos la impresión, y algún dato, que nos preocupa, sobre algunas presiones para que el informe de las torturas se rebaje, porque eso pone encima de la mesa un relato que no gusta, y en este país ese relato no gusta a muchos. Nosotros ya hemos reconocido el daño causado, lo hemos pagado con cárcel si lo hemos causado, el problema es que hay otros que se mantienen impertérritos en una historia que no es real, y no vamos a compartir un relato que no es real.

¿A qué se refiere?

-El relato que reduce el conflicto a que aquí ha habido una gente que ha matado porque un día por la mañana se le ocurrió matar nos parece un fraude total a la historia política y social de este país. Lo más importante es que entre todos construyamos, más que un relato, las condiciones para que esto no vuelva a pasar.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902