Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Atroz atentado en Mánchester

El autor del ataque, un británico de origen libio

La Policía investiga si el terrorista suicida de Mánchester, Salman Abedi, contó con apoyos aunque una persona ha sido detenida
Entre los 22 muertos y 59 heridos hay muchos menores de 16 años

Guillermo Ximenis - Miércoles, 24 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:13h

Policías ayudan a una joven herida en las cercanías del Manchester Arena.

Policías ayudan a una joven herida en las cercanías del Manchester Arena.

Galería Noticia

Policías ayudan a una joven herida en las cercanías del Manchester Arena.Dos jóvenes ayudan a caminar a una chica herida.Policías asisten a un grupo de personas en las cercanías del Manchester Arena.Ciudadanos depositan flores, ayer, frente al ayuntamiento de Mánchester.Dos jóvenes de Mánchester, durante la vigilia de ayer por las víctimas. Foto: Efe
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Londres- La Policía británica investiga si Salman Abedi, el terrorista suicida de 22 años identificado como el autor del atentado en el Manchester Arena, actuó solo o contó con una red de apoyo para provocar la explosión que mató la noche del lunes a 22 personas y dejó 59 heridos. Abedi, nacido en Mánchester en una familia de origen libio, hizo estallar un artefacto de fabricación casera en una de las salidas del pabellón deportivo donde acababa de actuar la cantante estadounidense Ariana Grande.

Las fuerzas de seguridad registraron ayer dos domicilios en el sur de la ciudad inglesa y detuvieron a un joven de 23 años en relación con el ataque, que ha dejado heridos al menos a doce menores de 16 años.

Las víctimas mortales identificadas hasta ahora son una niña de ocho años, Saffie Rose Roussos, una joven estudiante de 18, Georgina Callander, y un joven de 26, John Atkinson, todos ellos británicos.

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó la autoría del ataque a través de Internet, aunque la inteligencia estadounidense señaló que el vínculo con los yihadistas todavía no está verificado. Vecinos del barrio de Fallowfield, el suburbio donde viven algunos miembros del núcleo familiar de Abedi, describieron a los medios cómo solían ondear banderas libias en ciertas ocasiones. La Policía llevó a cabo una explosión controlada a la entrada de una vivienda en ese distrito para poder acceder al domicilio alrededor de las 11.30 horas, poco después de que la primera ministra británica, Theresa May, presidiera un comité de emergencias con altos mandos de la seguridad y la inteligencia del Reino Unido. Agentes de los cuerpos de seguridad continuaron ayer trabajando en el pabellón Manchester Arena, que ha suspendido los tres conciertos que la banda Take That tenía previsto ofrecer esta semana.

El servicio de ambulancias de la región de Mánchester informó de que varios de los heridos que fueron ingresados tras la explosión están en estado muy grave. La Policía pidió a los ciudadanos que no especulen en las redes sociales sobre los nombres de las víctimas que todavía no han sido identificadas de forma oficial para evitar que trasciendan antes de que las familias hayan recibido la información.

El ataque en el Manchester Arena llevó a la Policía de Londres a rediseñar su plan de seguridad para enfrentarse a la amenaza terrorista. Scotland Yard prevé vigilar a partir de ahora todo tipo de eventos de aforo reducido que hasta el momento no contaban con presencia policial y aumentará el número de agentes armados que patrullan por la capital británica.

Tras la reunión con la cúpula de seguridad nacional esta mañana, May viajó a Mánchester para visitar el hospital infantil donde reciben tratamiento algunas de las víctimas del atentado. Un portavoz del número 10 de Downing Street, su despacho oficial en Londres, confirmó que la jefa de Gobierno acudirá, tal como estaba previsto, a las próximas reuniones previstas del G7 en Sicilia, el viernes y el sábado, y a otro encuentro previo de líderes de la OTAN en Bruselas, mañana jueves.

Tras visitar el ayuntamiento de Mánchester y firmar en el libro de condolencias que se ha habilitado en el consistorio, la primera ministra elogió el “inquebrantable espíritu” de los vecinos de la ciudad inglesa y la “inspiradora valentía” de los servicios de emergencias que hicieron frente al atentado. Hasta ahora hay tres víctimas mortales identificadas: una niña de 8 años, Saffie Rose Roussos, una joven estudiante de 18, Georgina Callander, y un joven de 26, John Atkinson.

Una ciudad costernadaMientras, los ciudadanos de Mánchester intentaron ayer volver, aunque muy consternados, a su actividad habitual tras el atentado “más atroz” en la historia de la ciudad. El ambiente que se respiraba era de tensa calma en esta urbe de unos 530.000 habitantes. La Policía mantuvo acordonados los alrededores del estadio y de la estación, donde los viandantes comenzaron a depositar ramos de flores en memoria de las víctimas.

Varias personas siguen mientras desaparecidas tras el ataque en el que, según los últimos datos, el autor, que murió en la explosión, pudo activar la bomba en el vestíbulo que conecta ese recinto cubierto con la estación de trenes de Victoria, donde ayer seguía parcialmente suspendida su actividad.

El comisario de la Policía del Gran Mánchester, Ian Hopkins, calificó el suceso como “el más atroz” que la ciudad jamás ha afrontado. El cuerpo policial puso a disposición del público un centro de atención en el estadio Etihad, para ayudar en la localización de personas extraviadas. Mientras, los residentes de Mánchester ofrecieron a través de las redes sociales alojamiento a las personas sin casa en la ciudad o que aún buscaban a seres queridos, mientras que varios hoteles ofrecían también cobijo. El recién elegido alcalde de Mánchester, Andy Burnham, dijo ayer que la ciudad “seguirá adelante unida”. “Así somos. Esto es lo que hacemos. No ganarán”, afirmó el político laborista.

Colaboración ciudadanaPor su parte, la comisaria jefa de Scotland Yard, Cressida Dick, instó ayer a la colaboración ciudadana para evitar que los terroristas “extiendan el miedo”. En una comparecencia ante los medios, Dick condenó el “terrorífico” ataque e informó de que Scotland Yard proporcionará “todo el apoyo posible mediante la red antiterrorista, mientras los investigadores trabajan sin descanso para comprender qué ha ocurrido”.

“En la capital hemos desplegado agentes extra de servicio mientras los londinenses comienzan su jornada laboral”, reveló la comisaria, a la vez que señaló que esas medidas “continuarán durante el tiempo que sea necesario” y que “la mezcla de agentes armados y desarmados estará ahí para ofrecer seguridad”. Dick añadió que mientras los terroristas “buscan extender el miedo y socavar nuestro estilo de vida”, la Policía y los ciudadanos deben “trabajar juntos para evitar que eso suceda”.

Asimismo, las medidas de seguridad y la presencia policial en las calles de Londres se incrementaron tras el atentado, dijo ayer el alcalde de la capital británica, Sadiq Khan.

Khan, que calificó de “acto cobarde” el atentado perpetrado, expresó la solidaridad de la capital británica con esa ciudad del norte de Inglaterra. “Este ha sido un acto cobarde de terrorismo que atacó un concierto al que asistieron miles de niños y jóvenes”, afirmó el primer edil de Londres. “Mi corazón está junto a las víctimas, sus familias y todos los afectados. Una vez más hemos visto el heroísmo de nuestros valientes servicios de emergencia. Ellos tienen todo nuestro apoyo”, añadió.

“Estoy en contacto permanente con la Policía Metropolitana, que está revisando las medidas de seguridad en Londres. Los londinenses verán más policías en nuestras calles”, explicó Khan.

El alcalde puntualizó que Mánchester y el resto del Reino Unido “nunca serán intimidados por el terrorismo. Los que quieren destruir nuestra forma de vida y dividirnos no lo conseguirán”.

Francia extrema la seguridadTras conocerse el ataque, el nuevo Gobierno francés de Macron dio consignas para reforzar la seguridad en los acontecimientos culturales y deportivos que se desarrollen en el país. “Hemos dado un conjunto de consignas a los organizadores de manifestaciones deportivas y culturales, que en esta época son muchas, para que la seguridad de nuestros conciudadanos sea garantizada”, indicó el ministro francés del Interior, Gérard Collomb tras haber reunido en el Ministerio a los responsables antiterroristas del país.

“El atentado de Mánchester muestra que la amenaza es elevada en todo el continente. En Francia lo sabemos bien”, dijo Collomb en referencia a la oleada de atentados yihadistas que han provocado casi 240 muertes en el país desde 2015. El ministro indicó que se ha enviado una circular a todos los prefectos del país para que se refuerce la seguridad en los eventos y que se ha intensificado la vigilancia en los aeropuertos. “En el Reino Unido, una vez más la juventud, nuestro modo de vida, ha sido atacado. No vamos a ceder ante el terrorismo”, dijo el nuevo ministro del Interior.

Los datos

Manchester Arena. A las 22.30 horas del lunes, una hora más en Euskadi, un individuo hace estallar el artefacto adosado a su cuerpo en el Manchester Arena donde unas 20.000 personas asistían al concierto de la cantante norteamericana Ariana Grande. Algunas de las personas que estaban en el concierto colgaron en la red vídeos donde se ve a la gente huyendo de la zona y gritando cuando terminaba el evento.

Explosión controlada. A la 1.30 horas (2.30 hora de Euskadi) la Policía británica llevó a cabo una “explosión controlada” en los jardines de Cathedral Gardens, frente a la estación de tren de Victoria y el Manchester Arena. Resultó ser una falsa alarma de ropa abandonada.

Solidaridad. Particulares y hoteles ofrecieron en Mánchester habitaciones a los asistentes al concierto. En Twitter, la etiqueta RoomForManchester (Habitación para Mánchester) se convirtió uno de los temas más comentados. Además, muchos taxistas ofrecieron viajes gratis a los asistentes.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902