Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El atentado más mortífero en el Reino Unido tras los ataques de Londres de 2005

Las medidas de seguridad en transportes y centros urbanos son exhaustivas

B. Sotillo - Miércoles, 24 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:13h

En el atentado del 7 de julio de 2005 en Londres fallecieron 56 personas.

En el atentado del 7 de julio de 2005 en Londres fallecieron 56 personas. (Foto: Efe)

Galería Noticia

En el atentado del 7 de julio de 2005 en Londres fallecieron 56 personas.

donostia- El mapa europeo del terror suma lugares y el calendario añade fechas. El atentado de Mánchester del lunes por la noche es el más mortífero desde los ataques de Londres de 2005 y se produjo exactamente cuatro años después de otro que tuvo lugar en la capital británica, en el barrio de Woolwich, pero antes y después, tanto en el Reino Unido como en otros países europeos, ha habido numerosos ataques de inspiración yihadista. Varía el número de víctimas, los lugares y los métodos son diferentes, pero el objetivo siempre es causar el máximo daño posible, generar dolor y terror. Aunque los expertos en terrorismo advierten de que no hay países ni ciudades que estén a salvo de sufrir ataques, en los últimos años algunos lugares, como el Reino Unido, han sido blanco preferente de los terroristas.

Hace solo dos meses, el 22 de marzo, los británicos vivieron otro dramático ataque que se saldó con seis muertos -incluyendo al atacante- y 29 heridos. Este atentado, realizado por un solo hombre al cumplirse un año de los ataques de Bruselas -en el aeropuerto de Zaventem y el metro de Maelbeek-, pudo ser seguido prácticamente en directo, ya que se llevó a cabo junto al Parlamento cuando se celebraba una sesión en la Cámara de los Comunes.

En esta ocasión un hombre identificado como Khalid Masood, de 52 años, nacido en Kent y residente en Birmingham, mató a cinco personas -cuatro ciudadanos y un policía- y causó decenas de heridos al arrollarlos con un todo terreno en el puente de Westminster, antes de ser abatido por la Policía. Además, este atacante solitario protagonizó un tiroteo e intentó acceder al interior del Parlamento, apuñalando a un policía que trató de desarmarle.

Y hace cuatro años, el 22 de mayo de 2013, la capital londinense fue también escenario del terror. En aquella ocasión, dos yihadistas armados con machetes sembraron el caos en el barrio londinense de Woolwich al grito de “Alá es grande”. Los atacantes -Michael Adebolajo y Michael Adebowale, dos hombres británicos de origen nigeriano convertidos al islam- asesinaron a Lee James Rigby, un soldado británico, que fue atropellado y después decapitado.

Ataques al metro de LondresAunque el Reino Unido, y Londres en especial, llevan años sin bajar la guardia y extremando las medidas de seguridad y vigilancia, las autoridades admiten que aun así no se pueden prever todas las circunstancias y evitar todos los riesgos. Sin embargo, los controles y la vigilancia en los medios de transporte son una seña de identidad del país, especialmente después de los atentados del año 2005.

Y es que en julio de 2005 Londres fue objeto de dos grandes ataques terroristas sincronizados de motivaciones yihadistas. El primer ataque tuvo lugar el día 7 cuando explotaron tres bombas en el metro de Londres con una diferencia de 50 segundos entre ellas. La primera explotó en el tren de Circle Line, que se dirigía al este, entre la estación de Liverpool Street y la de Aldgate. La segunda detonó en el metro que se dirigía hacia el oeste, en la estación de Edgware Road. Y la tercera bomba explotó en un tren de metro de la Piccadilly Line, que se dirigía hacia el sur, entre las estaciones de King’s Cross St. Pancras y Russell Square. Una hora después de las explosiones iniciales, hubo otra explosión en la Plaza Tavistock en un autobús de dos plantas operado por Stagecoach London que hacía su ruta desde Marble Arch a Hackney Wick.

En este ataque murieron 56 personas -entre ellas los cuatro terroristas suicidas que portaban las mochilas-bomba- y más de 700 resultaron heridas. Este atentado fue considerado como el más sangriento ocurrido en el país desde el de Lockerbie en 1988.

Días después, el 21 de julio, se produjeron otras cuatro explosiones en el transporte de Londres. Según la versión oficial, unos terroristas suicidas trataron de recrear los atentados del día 7. Nuevamente el atentado tuvo como objetivo el metro de Londres y un autobús, pero la sincronización de los ataques fue menos precisa que en aquella ocasión. No hubo víctimas mortales y una semana después cuatro hombres sospechosos de intentar detonar las bombas fueron detenidos: uno en Birmingham, dos en Londres y otro en Roma.

Dado que cuando se produjo el segundo atentado los terroristas que portaban las bombas pudieron huir, se generó un clima de alarma e inseguridad en el que la prioridad de todas las fuerzas policiales era localizar a los sospechosos y evitar ataques. Durante ese periodo de aumento de la seguridad en el metro de Londres, un hombre llamado Jean Charles de Menezes falleció en la estación Stockwell por disparos de policías armados que le habían confundido con un sospechoso terrorista. Tiempo después la Policía tuvo que reconocer que Menezes no estuvo implicado en los ataques, ni llevaba explosivos o armas.

Cronología de ataques terroristas en Europa

2004

Madrid. El 11 de marzo se produjeron diez explosiones en cadena en cuatro trenes de cercanías que causaron 191 muertos y más de 1.600 heridos. Estos atentados se atribuyeron las Brigadas Abu Hafs al Masri, vinculadas a Al Qaeda.

2005

Londres. El 7 de julio de 2005, las 8.50 horas, cuatro explosiones colapsaron el transporte público de Londres en plena hora punta. Tres bombas estallaron en el interior del metro de Londres;la cuarta, una hora después en un autobús. Murieron 56 personas, incluyendo los cuatro terroristas suicidas, y más de 700 resultaron heridas.

Londres. Días después, el 21 de julio, se produjeron otras cuatro explosiones en el transporte londinense, pero sin víctimas mortales. Los terroristas no llegaron a inmolarse y tan solo consiguieron hacer explotar los detonadores.

2007

Glasgow. El 28 de junio dos terroristas colocan dos coches bomba cargados con bombonas de gas, gasolina y clavos en el centro de Londres, que no llegaron a estallar por un fallo. Al día siguiente, estos terroristas estrellaron un vehículo en llamas contra la terminal del aeropuerto de Glasgow.

2010

Estocolmo. El 12 de diciembre, la explosión de un coche bomba en Estocolmo causó heridas leves a dos personas. El autor del atentado, que actuó al parecer para castigar la presencia sueca en Afganistán, se inmoló posteriormente.

2012

Bulgaria. Nueve personas murieron, siete de ellas turistas israelíes, en un atentado cometido el 18 de julio en el aeropuerto de Burgas, en el este de Bulgaria.

2013

Londres. El 22 de mayo dos hombres mataron con un machete a un soldado en Londres al grito de “Alá es grande”.

2015

París. Entre el 7 y el 9 de enero la capital de Francia registró varios ataques mortales. Doce personas murieron en el asalto a la redacción del semanario Charlie Hebdo. Al día siguiente, una policía municipal falleció en un tiroteo cerca de la Puerta de Châtillon. Y el 9 de enero otras siete personas murieron: cuatro eran rehenes en el supermercado Hyper Cacher y las otras tres eran los hermanos Kouachi, autores del tiroteo en la revista Charlie Hebdo y el asaltante del establecimiento comercial.

Copenhague. El 14 de febrero, dos personas murieron y cinco resultaron heridas en dos ataques cometidos por un presunto yihadista en un centro cultural de Copenhague. Al día siguiente, el atacante fue abatido por la Policía.

París. El 13 de noviembre varios atentados casi simultáneos en París dejaron 130 muertos (89 en la sala de fiestas Bataclán) y más de 300 heridos.

2016

Bruselas. El 22 de marzo dos atentados yihadistas contra el aeropuerto y la línea de metro de Bruselas causaron 32 muertos y 300 heridos. Todas las explosiones se debieron a ataques suicidas.

París. El 13 de junio una pareja de policías fue asesinada en su domicilio de Magnanville, a unos 50 kilómetros al noroeste de París, a manos de un yihadista francés.

Estambul. El 29 de junio un total de 41 personas perdieron la vida y más de 200 resultaron heridas como consecuencia del atentado perpetrado por tres terroristas suicidas en el aeropuerto internacional Atatürk de Estambul.

Niza. El 14 de julio el tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel arrolló con un camión a las personas que estaban en el principal paseo de Niza durante la Fiesta Nacional de Francia y causó 84 muertos y más de un centenar de heridos.

Múnich. El 22 de julio un tiroteo en Múnich desató el caos y el pánico. Solo hubo un atacante, que mató a nueve personas y dejó a 16 heridas antes de suicidarse.

Berlín. El 19 de diciembre doce personas murieron y decenas resultaron heridas en un mercadillo navideño en Berlín, arrolladas por un camión.

2017

Londres. El pasado 22 de marzo un hombre mató a cinco personas e hirió a 31 en un ataque terrorista frente al Parlamento británico.

Estocolmo. El 7 de abril dos personas murieron y varios viandantes resultaron heridos al ser atropellados por una camioneta en Drottninggatan, la principal calle peatonal de Estocolmo

París. El 20 de abril, un policía murió en un tiroteo perpetrado en la Avenida de los Campos Elíseos de París por un individuo abatido posteriormente por la Policía. El Estado Islámico asumió a las pocas horas la autoría del ataque.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902