Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
en Gipuzkoa

En tan solo cuatro meses se han abierto diligencias contra 150 conductores ebrios en Gipuzkoa

Los datos del primer cuatrimestre de este año revelan que casi la mitad de los casos judicializados en Euskadi se registran en el territorio

La elevada reincidencia introduce el debate en torno a los criterios a la hora de obtener el permiso. “No todas las personas son aptas”, subraya el RAC

Jorge Napal - Lunes, 22 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:14h

Un agente de la Ertzaintza controla el tráfico en Oiartzun durante un control de alcoholemia.

Control de alcoholemia. (Karlos Corbella)

Galería Noticia

Un agente de la Ertzaintza controla el tráfico en Oiartzun durante un control de alcoholemia.

donostia- Un conductor es arrestado cada día en Gipuzkoa por echarse a la carretera con más alcohol del que debiera. Durante el primer cuatrimestre de este año han sido detenidas e investigadas por este motivo 148 personas en el territorio. Según los datos facilitados a este periódico por el Departamento vasco de Seguridad, en el conjunto de la CAV se han abierto diligencias contra 346 conductores, cifras que hacen referencia exclusivamente a los casos más graves que han sido judicializados, ya que el número de positivos al cabo del año es infinitamente mayor.

El análisis de la estadística permite constatar que Gipuzkoa es el territorio vasco en el que más conductores ebrios acaban en los tribunales. En 2014 fueron 598 -por los 508 de Bizkaia y 96 de Araba-, 534 en 2015 (448 en el territorio vecino y 94 en Gazteiz), y 540 el año pasado, mientras que en Bizkaia se practicaron 483 arrestos y 110 en Araba.

Detrás de estos procedimientos judiciales se constatan comportamientos reincidentes. Valga como muestra el arresto conocido estos días de un vecino de Basauri, detenido cinco veces en poco más de un mes por conducir bajo influencia de fuertes intoxicaciones etílicas. La última, el pasado 14 de mayo, cuando la patrulla policial que le dio el alto tuvo que realizar una maniobra evasiva para no colisionar con su vehículo puesto que el infractor había invadido el carril contrario. Tuvieron que perseguirle y fue detenido. En las pruebas de alcoholemia se comprobó que superaba cuatro veces y media los límites legales, al igual que en cuatro detenciones previas.

La reincidencia de los delitos de alcohol y drogas al volante, con el triste telón de fondo de las víctimas mortales de las últimas semanas, plantea el debate sobre si todo el mundo es apto para disponer del permiso. Conducir es al fin y al cabo pura convivencia, compartir carretera con otros vehículos al mando de una máquina de más de mil kilos que mal utilizada puede convertirse en un arma letal.

“O hay rehabilitación, o no hay conducción”. Es algo que tiene muy claro Josean Fernández, presidente de AERGI, la Asociación de Alcohólicos y Adictos en Rehabilitación de Gipuzkoa. “Soy conductor, he conducido borracho y sé muy bien de lo que hablo. No hace falta perder el conocimiento al volante para que uno vaya mal. La psicomotricidad es la que es, y cuando tienes tóxicos en el cerebro, de ninguna manera se puede llevar una máquina peligrosa como es un automóvil”, opina.

Él también era de los que “controlaba”, aunque al día siguiente tuviera que buscar su coche porque no sabía dónde lo había aparcado. “He conducido así durante más de dos décadas y tuve suerte de que nunca me hicieran ningún control, pero he hecho escapadas de todos los colores, al igual que cualquiera que haya conducido en esas condiciones. Tener la fortuna de que no me haya llevado a nadie por delante es lo que me mantiene en pie, pero podía haber pasado. No vale decir yo controlo. Todos los que hemos conducido bajo los efectos del alcohol sabemos que podían haber ocurrido cosas que por suerte no han ocurrido. Cuando suceden, nos llevamos las manos a la cabeza, pero todos somos candidatos”.

medidas urgentesLa Dirección General de Tráfico ya ha anunciado que va a tomar medidas urgentes al respecto. Así, los conductores que hayan cometido dos o más infracciones en menos de dos años por consumo de alcohol y drogas perderán el carné de conducir. Se entiende que “no tienen aptitudes psicofísicas”, por lo que serán derivados a las autoridades sanitarias para que evalúen si padecen un problema de abuso o dependencia.

La sucesión de accidentes mortales en el Estado durante las últimas semanas, que se han cebado especialmente con los ciclistas, ha puesto sobre la mesa la necesidad de establecer una mayor comunicación entre Tráfico y Sanidad.

A este respecto, Luis Murguía, asesor de Movilidad y Seguridad Vial del RAC Vasco Navarro se muestra convencido de que no todo el mundo atesora las cualidades necesarias para hacerse acreedor del carné. “No podemos seguir mirando hacia otro lado. Conducir es un derecho, pero también una gran responsabilidad. El mensaje de si bebes no conduzcas es muy conocido por todos, pero muchos conductores no han acabado de tomárselo en serio. El derecho de conducir lo exige todo el mundo, ¿pero todo el mundo puede conducir? Mi respuesta es no. Lo tengo clarísimo. Sé que es muy difícil, pero lo ideal sería que mediante un sistema médico científico pudiésemos saber si al futuro conductor, bien por su personalidad o adicciones, le podemos dar la confianza . Sé que es muy difícil, pero es necesario detectar a esas personas antes de que se produzcan desgracias irreparables”.

El experto critica que hoy por hoy el test psicotécnico para obtener o renovar el carné de conducir es “poco menos que una maría”. “No conozco a nadie que no haya superado la prueba. El problema viene con los conductores reincidentes. La DGT ahora lo quiere dejar claro al decir que no son quiénes para decidir si una persona es apta o no. Si un conductor tiene un problema de adicción, que sea un médico el que diga que ya está rehabilitado”.

El presidente de AERGI defiende un consumo cero al volante, especialmente para los conductores profesionales. “Hay mucha gente que en cuanto toma una copa se tiene que beber dos o tres más, y una vez que empiezas es difícil de controlar si no tienes un planteamiento previo claro”.

No hay exceso de consumo si no hay una primera copa antes de coger el volante. “Es algo que tenemos más que sabido, sobre todo en nuestro ámbito de las adicciones. Partir de un consumo cero en la conducción es vital para que no ocurran todas las barbaridades que estamos conociendo”.

La DGT admitió la semana pasada la posibilidad de modificar a la baja la tasa de alcoholemia e implantar la tasa cero “al menos para conductores jóvenes y profesionales”. El portavoz de la dirección general, Gregorio Serrano, ha recalcado estos días que “en muchos países no se puede beber absolutamente nada, y el conductor no tiene dudas de si con media cerveza da positivo o no”. Actualmente la tasa para conductores noveles y profesionales es de 0,15mg/litro en aire espirado y de 0,25 para conductores en general.

El presidente de la Asociación de Alcohólicos y Adictos en Rehabilitación de Gipuzkoa recuerda que la psicomotricidad se deteriora en cuanto entra la más mínima cantidad de alcohol. “Lo de yo controlo nos los sabemos muy bien. Es la frase de todos los que se descontrolan”.

De los que, recalca, vuelven una y otra vez a las andadas sin medir las consecuencias. “Toda la gente que reincide, que pasa por juzgados y cumple condenas en beneficio de la comunidad debería reciclarse no solo desde el punto de vista vial sino sanitario”.

Fernández cree que estas personas deberían pasar por un proceso de rehabilitación que les haga despertar a las consecuencias de esos consumos. “Si no superan ese proceso, sintiéndolo mucho, no deben coger el volante, porque cuando se tiene una adicción probablemente se vuelve a recaer”. Lo peor, añade Murguía, es que “son personas inocentes las que acaban en el tanatorio”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902